Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

Las administraciones perderán al menos 3.300 millones de euros por el desplome de la construcción

Los ayuntamientos serán los más perjudicados en un proceso que será mucho más intenso en 2009, según el BBVA

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 4 agosto de 2008
El desplome de la actividad constructora e inmobiliaria provocará un importante recorte en los ingresos fiscales de las administraciones públicas. Sólo la pérdida directa ascenderá este año a algo más de 3.300 millones de euros, según un informe realizado por el Servicio de Estudios del BBVA. La merma para las arcas públicas será mucho mayor si se toman en cuenta todos los tributos relacionados con los beneficios empresariales, la creación de empleo y la masa salarial, apunta la entidad, que advierte de que los ayuntamientos serán los más perjudicados en un proceso que será mucho más intenso en 2009.

Imagen: CONSUMER EROSKI

De manera directa, la construcción y la vivienda soportan impuestos tan variados como el IRPF, el IVA, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), el de Actos Jurídicos Documentados (AJD), cargas locales como el ICIO, el IVTNU o el IBI, y los ingresos procedentes de las contribuciones especiales, la venta de terrenos y las rentas de inmuebles.

Los ingresos no financieros de las administraciones públicas en los seis primeros meses de este año han retrocedido un 4,8% respecto al mismo periodo de 2007, según los datos del Ministerio de Economía. Esta caída ha sido más intensa en lo que se refiere al IVA (21%) y al Impuesto de Sociedades (26%). Según el BBVA, este desplome no tiene su origen sólo en las rebajas impositivas y los cambios de calendario respecto al año anterior, sino también, y de forma especial, "en la contracción de la actividad económica, especialmente acusada en la actividad inmobiliaria y de la construcción".

Descenso del 17% en 2007

El año pasado todos los impuestos relacionados con la vivienda reportaron una recaudación de 24.831 millones de euros, lo que ya supuso un descenso del 17%. Las previsiones que maneja el Servicio de Estudios del BBVA para 2008 contemplan un mayor ajuste, que tendrá como consecuencia un descenso de la recaudación hasta 21.500 millones de euros (3,331 millones menos), lo que supone un 2% del Producto Interior Bruto (PIB), cuatro décimas menos que en 2007.

Si a esto se añaden los efectos indirectos, el recorte es mayor. Según las cuentas de la entidad financiera, en 2008 "se producirá una reducción de estos recursos de aproximadamente dos décimas porcentuales, hasta situarse en el 2,5% del PIB a finales de año".

Desaceleración generalizada

El informe del BBVA asegura que el sector inmobiliario se está desacelerando de manera generalizada en todo el mundo tras una década de subidas ininterrumpidas de precios de las viviendas y de expansión de la actividad inmobiliaria.

Según la entidad financiera, la subida de los tipos de interés oficiales (variable fundamental en muchos ciclos inmobiliarios), junto a la fuerte desaceleración en Estados Unidos y en algunos países europeos y, sobre todo, la crisis financiera desencadenada en el verano de 2007 a causa de las hipotecas «subprime», «han sido factores que han dado un vuelco a las expectativas en un sector que ya estaba maduro para el cambio, dada la larga duración del ciclo alcista y la sensación clara de que los niveles de precios y ‘stock’ inmobiliario habían sobrepasado largamente los niveles de equilibrio».

En España, el ajuste de la actividad constructora se está acentuando desde el segundo semestre de 2007, tal y como muestra el Indicador Sintético de Actividad Constructora del BBVA. Los visados de obra nueva residencial se vienen desacelerando desde septiembre de 2006, para reflejar una caída del 47% en mayo pasado con respecto al mismo mes del año anterior. Para este año, el informe prevé que los visados de obra nueva se situarán entre 336.000 y 456.000; y para 2009, entre 270.000 y 385.000.

En cuanto a los precios, el ajuste de los fuertes crecimientos observado durante los primeros años de la década se inició a principios de 2005, cuando las tasas de aumento de los precios generales de la vivienda se redujeron hasta niveles inferiores al 15%. La dinámica de crecimiento moderado ha continuado hasta la actualidad, de tal forma que el último dato disponible, correspondiente a junio pasado, arroja un crecimiento del 2% interanual.

El banco añade que la tendencia a la baja también se registra en las transacciones de compraventa de viviendas, indicador del pulso de la demanda. Los últimos datos, correspondientes a marzo de 2008, muestran caídas del 32% para la vivienda usada y del 13% para la nueva.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto