Los analistas prevén que el BCE mantenga los tipos de interés en el 3,75%

La institución monetaria esperará a junio para aplicar un nuevo incremento
Por EROSKI Consumer 10 de mayo de 2007

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidirá hoy, en su reunión de Dublín, mantener los tipos de interés para la eurozona en el 3,75%, según las previsiones que manejan la mayoría de los analistas.

Doce de sus quince miembros aconsejan que la alta institución monetaria mantenga los tipos, después de haberlos elevado 175 puntos básicos desde diciembre de 2005. No obstante, están convencidos de que Jean Claude-Trichet, presidente del BCE, adelantará en su mensaje un movimiento al alza para su reunión de junio de otros 25 puntos básicos, con sus palabras habituales de «extrema vigilancia».

Los mercados dan por hecho que la institución que dirige Jean Claude Trichet mantendrá inalterado el precio del dinero este mes y lo volverá a subir, hasta el 4%, en junio.

Opciones abiertas

Desde el banco alemán Commerzbank afirman que el BCE mostrará su disposición a subir las tasas al tiempo que hará hincapié en que sus decisiones no están predeterminadas, con lo que dejará sus opciones abiertas para el caso de que el euro continúe acumulando fuertes ganancias.

En el último mes han surgido diferentes factores que han generado las suficientes incertidumbres como para no elevar los tipos de nuevo hoy. Por un lado, la reciente apreciación del euro frente al dólar. «En estos momentos hay poca información como para mantener las subidas automáticas de los dos últimos años. Entre ellas, la subida del euro. Es pronto para saber si tendrá un impacto en el creciemiento o actuará de freno contra la inflación», explica José Luis Martínez, estratega en España de Citigroup.

Los expertos se muestran convencidos de que nuevas subidas en el corto plazo serán necesarias

Ángel Ubide, director de Análisis de Tudor Investment, coincide en que con la apreciación del euro y los aumentos acumulados de tipos de interés, «las condiciones monetarias se han endurecido de manera importante y está llegando el momento de reflexionar sobre el proceso de subidas de tipos».

Por su parte, el instituto de crédito alemán HypoVereinsbank advierte de que la evolución de los tipos de cambio no debe sobrevalorarse y destaca que un dólar más bajo abarata, por ejemplo, el precio del petróleo para la industria europea.

Los expertos de esta entidad creen que el incremento de junio no será el último, ya que los riesgos inflacionistas apuntan claramente al alza a la vez que los datos económicos y los indicadores de tendencia europeos más recientes «corroboran que el BCE puede continuar optimista para el resto del año y 2008».

El euro se ha mantenido últimamente alrededor de 1,36 dólares y a finales de abril alcanzó un nuevo máximo histórico frente al billete verde de 1,3684 dólares.