Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

Los expertos del BCE, divididos ante el próximo aumento de tipos de interés

En la reunión del jueves se acordará previsiblemente una subida de un cuarto de punto, hasta el 2,25%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 29 noviembre de 2005
Los observadores del Banco Central Europeo (BCE) están divididos ante la próxima subida de tipos de interés que aplicará esta entidad y sus repercusiones sobre el desempleo y la recuperación económica en la eurozona. El denominado "consejo de gobierno del BCE en la sombra", compuesto por 18 expertos, académicos y economistas jefes de bancos, rechazó ayer en Francfort, por diez votos en contra y ocho a favor, la anunciada alza de las tasas por el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet.

Un punto en el que coincidieron los analistas fue el de criticar la política de comunicación del BCE y la justificación que dio Trichet para elevar el precio del dinero, que será posiblemente de un 0,25%, hasta el 2,25%, en la reunión del 1 de diciembre, la primera subida desde octubre del año 2000.

La decisión que tomarán los miembros del consejo del BCE no será tan unánime como se quiere hacer llegar a la opinión pública

La obsesión por combatir la inflación en Europa fue rebatida por economistas de fuera de Alemania, mientras que el analista Thomas Mayer, del Deutsche Bank, rompió una lanza por el estricto seguimiento de la evolución de los precios, que en octubre bajó una décima, hasta el 2,5%. El BCE incumplirá, por sexto año consecutivo, su propio objetivo de mantener la inflación «por debajo, pero muy cerca del 2%», que se impuso para garantizar la estabilidad de los precios.

La validez de las proyecciones, tanto del BCE como de otros organismos, para enjuiciar la política monetaria fue puesta en entredicho por expertos como José Luis Escrivá, economista jefe del BBVA, quien se pronunció en contra de un alza de las tasas.

Tras poner en duda la validez de los datos que aporta la medición de la masa monetaria en la zona euro, Escrivá apuntó que en el mundo globalizado actual existen factores que influyen también en el movimiento del flujo de capitales y que se escapan de las estadísticas. Citó como ejemplo la adquisición de viviendas en España por ciudadanos del Reino Unido y otros países comunitarios.

Burbuja inmobiliaria

La posible formación de una burbuja en el mercado inmobiliario europeo y su posible explosión durante 2006 fue citada como argumento por Agnés Quéré, del Centro de Estudios Prospectivos de París, para subir los tipos. En este contexto, Thomas Mayer explicó que las subidas masivas de los precios de activos, como los inmobiliarios, son difíciles de evaluar, dado que la concesión de créditos se extiende a varios años, lo que dificulta su seguimiento.

Por el contrario, sí hubo consenso generalizado en que la recuperación económica está en marcha, pero algunos participantes dudaron sobre su robustez y la supuesta necesidad de incrementar ahora las tasas, cuando aún no se ha determinado qué rumbo tomará la economía de la zona euro.

Desequilibrios globales

La economía europea se enfrenta a la aparición de diversos desequilibrios globales, como el enorme déficit presupuestario y por cuenta corriente acumulado por EE.UU. y la volatilidad de los mercados de divisas, que dificultan la elaboración de proyecciones fiables.

La entidad emisora divulgará tras la reunión de su consejo de gobierno del 1 de diciembre las proyecciones trimestrales internas, en las que los expertos reunidos en Fráncfort calculan que establecerá el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en torno al 2% para 2006 y la inflación, también por encima del 2%.

La débil demanda del consumo y las repercusiones de la escalda del precio del petróleo fueron dos factores que citó Charles Wyplosz, del Instituto Graduado de Estudio Internacionales de Ginebra, en contra del alza de los tipos. Pero advirtió a renglón seguido que un aumento del 0,25% de los intereses, hasta el 2,25%, no cambiará significativamente las condiciones de crecimiento económico.

Por su parte, Julian Callow, economista jefe de Barclays Capital Europa, situó la posición "neutral" de los tipos en la zona euro en el 3,5%, un porcentaje de valor académico que los demás asistentes habían evitado mencionar.

La división entre los 18 miembros de este consejo en la sombra revela, que, con toda probabilidad, esta decisión de política monetaria que tomarán los 18 miembros del consejo del BCE tampoco será tan unánime como se quiere transferir a la opinión pública.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones