Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Alquiler

Sacar partido al alquiler

El ciudadano desconoce las ventajas fiscales y económicas de formalizar y declarar el alquiler de un inmueble

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 10 febrero de 2009
Img se alquila Imagen: ME DAIS POCA

Pisos fantasma

Incluso con estos mimbres, el ciudadano medio continúa creyendo que se ahorra impuestos no notificando el alquiler, y es precisamente la falta de información el motivo principal de que no se regularice buena parte del mercado negro del alquiler existente en España. El secretario general del Grupo de Técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, explica que habitualmente el ciudadano desconoce las ventajas fiscales y económicas de formalizar y declarar el alquiler de un inmueble. Además, el inquilino, si no puede conseguir beneficios, tampoco presiona para ello: “Se quitan de problemas y logran cierta complicidad con el propietario”, señala Mollinedo, quien añade que la mayor parte de los alquileres sumergidos responden a acuerdos entre particulares.

Cifrar el parque de viviendas no declaradas en España parece tarea imposible, ya que la Administración pública no logra contabilizarlas. Para paliar esta irregularidad, el Ministerio de Vivienda ha promovido diversas campañas y espacios informativos sobre las ventajas de alquilar y hacerlo legalmente. Desde Vivienda recuerdan que declarar un alquiler permite que el propietario acceda a distintas ayudas y subvenciones para obras de reforma y da mayores garantías sobre el mantenimiento del inmueble. La Sociedad Pública de Alquiler y las webs Alquile su vivienda y Alquiler Joven disponen de información detallada sobre los requisitos y cuantías de estas ayudas.

Arbitrariedades

Hay voces que advierten del arbitrario destino de estas ayudas. “Los beneficios fiscales en el IRPF destinados a la vivienda en propiedad o alquiler son un mecanismo injusto e ineficiente que no contribuye a la política pública de vivienda”, denuncian desde uno de los más importantes sindicatos españoles, que estima que Hacienda repartirá este año 678 millones de euros, menos del 10% de los 7.872 millones de euros que repercutirán en el Estado.

Las deducciones de los alquileres con opción a compra pueden sobrepasar a las de los alquileres de curso corriente

Según señalan los discrepantes, son injustas porque benefician en mayor medida a las personas con mayor capacidad de gasto en vivienda y con mayores tipos impositivos y cuotas íntegras; y además son ineficaces, porque este tipo de deducciones, tal y como están planteadas, encarecen el coste de la vivienda y suponen una transferencia de rentas desde el Presupuesto, pagado por todos, a los propietarios que venden o alquilan las viviendas. A su vez, la deducción en el IRPF a los propietarios de la renta percibida por arrendar su vivienda sólo refleja la deducción general del 50%, pero no el aumento producido de la deducción hasta el 100% cuando los inquilinos son menores de 35 años.

Alquileres con opción a compra

Los alquileres con opción a compra no quedan al margen de las deducciones fiscales. Incluso, según aventura el sector, es posible que sobrepasen en beneficios a los de curso corriente. Ante el brusco frenazo de la compraventa de viviendas, promotores y Gobierno estudian mejorar la fiscalidad de este tipo de operaciones. Así, como asegura Eduardo Verdún, subdirector general de Impuesto sobre el Consumo de Hacienda, se piensa aprobar la norma, de modo que pueda incorporarse a la ley que regulará los REITS (Real Estate Investment Trust), para que las inversiones a gran escala en bienes inmuebles sean accesibles también a los pequeños inversores.

Actualmente, el arrendatario que goza de una opción de compra debe pagar un 16% de IVA sobre el alquiler mensual. Si finalmente el inquilino ejecuta la opción de compra, el precio de la vivienda tributa al 7%, mientras que una parte del alquiler que ha estado pagando el arrendatario y que sirve de anticipo para la adquisición lo hace al 16%. Aunque Hacienda debe devolver entonces esa diferencia, si no se ejecuta la opción a compra, el inquilino no recupera ni un euro del IVA desembolsado.

Para Alberto Monreal, socio de la firma de asesores fiscales Landwell-PwC, la actual normativa supone un peaje demasiado alto. Fulgencio García, asociado senior del área de tributación indirecta de KPMG Abogados, recuerda además que la tributación al 16% sólo se aplica en el alquiler con opción de compra de viviendas nuevas. En los pisos de segunda mano este tipo de operaciones están exentas de IVA, pero el arrendador no tiene derecho de deducción.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones