Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

Vivienda recorta en un punto el baremo de ayudas directas para comprar pisos protegidos

El objetivo de esta reducción es que más familias puedan acceder a una casa digna

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 23 mayo de 2005
El borrador del Plan Vivienda 2005-2008 incluye la subsidiación de préstamos para la compra de viviendas de protección oficial (VPO) a aquellas familias con ingresos brutos anuales de hasta 3,5 veces el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM), el antiguo Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Este baremo supone recortar en un punto el umbral de estas ayudas directas, que en el anterior programa plurianual se extendían a aquellos que ingresaran hasta 4,5 veces ese indicador.

Los préstamos convenidos de quienes tengan una renta anual bruta de hasta 2,5 el IPREM (16.443 euros) se beneficiarán de 82 euros al año por cada 10.000 euros de crédito por un plazo de cinco años. Pasado este tiempo, se deberá acreditar que los ingresos no han aumentado más allá de un 20% sobre los que se tenían cuando se solicitó la ayuda, para que la aportación pública se extienda otros cinco años. En el caso de que se obtenga una renta anual de entre 2,5 y 3,5 veces el IPREM (23.020,2 euros), la aportación estatal será de 48 euros al año por cada 10.000 euros de crédito.

Este sistema de subsidiación, señala el borrador, "es compatible con la obtención de la ayuda estatal directa a la entrada", en aquellos casos en los que se cumplan los criterios que marca el Ministerio.

La causa del recorte en el número de beneficiarios de estas aportaciones se inscribe en la filosofía que el Ejecutivo ha planteado para los próximos años. "No es necesario dar más ayudas sino ampliar los objetivos y el número de familias que opten a una casa digna", comentó recientemente un alto cargo de Vivienda.

Alquiler

Uno de los puntos fuertes del plan es el alquiler. Para incentivarlo, se mantienen las ayudas a los inquilinos, de entre los que se dará prevalencia a los más jóvenes. También se mantienen los 6.000 euros a fondo perdido para aquellos propietarios que pongan sus casas en el mercado controlado de arrendamiento, a través de su cesión a las distintas sociedades públicas de alquiler.

Sin embargo, el borrador introduce un ligero cambio: los propietarios no tendrán la obligación de contratar seguros contra posibles impagos y desperfectos.

Acuerdo con las comunidades

Pero muchas de estas iniciativas pasan por encontrar en las distintas comunidades -que tienen en sus manos muchas de las competencias en la materia- la máxima receptividad posible. Por ello, la ministra de Vivienda comparecerá hoy en el Senado para explicar sus iniciativas y acercar posturas.

La Sociedad Pública de Alquiler es uno de los programas que necesita de ese entendimiento. Este organismo debe contar con el aprobado autonómico, algo que hasta ahora no se ha logrado.

Otro ejemplo es el gran pacto del suelo que promueve Trujillo y que se presenta como clave para paliar el problema del acceso a la vivienda. En este caso, la ministra tendrá que lidiar con los ayuntamientos, que no quieren perder su capacidad de decisión sobre su principal fuente de ingresos.

Etiquetas:

ayudas baremo VPO

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones