Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Reproducción y cría > Cachorros

Tipos de contenidos: Mascotas

Haces compras por la Red?
Λ
Tu canal de Mascotas

Cuidar de un cachorro prematuro en casa, ¿cómo se hace?

Los cachorros prematuros nacen antes de que concluya todo el periodo de gestación, por lo que conocer sus carencias y debilidades les ayudará a sobrevivir

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Fecha de publicación: 23 de febrero de 2012
Imagen: Kevin Timothy

El embarazo en las hembras de perro dura, por lo general, entre 58 y 69 días, aunque en ocasiones, una perra se pone antes de parto: son los cachorros prematuros. Por su desarrollo insuficiente, estos son muy propensos a nacer con algunos problemas que pueden poner en peligro su vida. La supervivencia de un cachorro prematuro podría depender de la capacidad que tengamos para reconocer y tratar esos posibles problemas que puede padecer por un nacimiento temprano.

A los cachorros que nacen antes de que finalice el período de gestación se les denomina prematuros. Si este acontecimiento ocurre más de cinco días antes de que se cumpla todo el ciclo de embarazo, rara vez sobreviven, mientras que si faltan un par de días para la fecha de vencimiento, lo más probable es que estos cachorros nazcan con menor tamaño y sean, por lo tanto, más débiles y con menor instinto de succión y capacidad para ello. Además, los cachorros prematuros padecen a menudo serios problemas respiratorios.

Los cachorros prematuros nacen antes de que finalice el período de gestación

Algunos consejos pueden ser de gran ayuda en caso de no tener más remedio que enfrentarse a un parto prematuro. Eso sí, si está en nuestras manos, hemos de intentar que se ocupe de ello un veterinario.

Inspeccionar bien a los cachorros prematuros

Es lo primero y más urgente. Se debe comprobar a fondo a los cachorros. Si alguno de ellos no respira o el sonido de su respiración es o parece congestionado, hay que frotar a cada cachorro con suavidad, pero de manera firme, con una toalla caliente y áspera mientras se dibuja un arco amplio, como si se "amasara". Esto ayudará a desplazar la mucosa acumulada en el tracto respiratorio y contribuirá a poner a trabajar sus delicados pulmones. Es necesario que el cachorro sea capaz de respirar lo antes posible, de ahí lo urgente de esta estimulación.

Si el cordón umbilical de alguno de los cachorros sangrase en exceso, se debe limpiar bien el cordón con yodo y atar la base con hilo dental.

Practicar al cachorro la respiración asistida

Si fuera necesario, se debe practicar la respiración asistida al cachorro prematuro. Esto no solo es aconsejable, sino que incluso puede ser necesario. Para ello, hay que tomar al pequeño entre las manos e introducir aire en sus pulmones mientras se sopla con suavidad por sus conductos nasales. Cada vez que se realice esta acción, hay que presionar levemente con los dedos el pecho del cachorro después de cada bocanada de aire que se le proporcione. Combinar ambas técnicas, la respiración asistida y la estimulación pulmonar, ayuda al animal a respirar por sí solo.

La importancia de la temperatura en el cachorro

La temperatura corporal de los cachorros al nacer oscila entre 34,5ºC y 36ºC y, durante al menos las dos primeras semanas, ha de mantenerse estable entre 36ºC y 37ºC. Por ello, los cachorros prematuros deben mantenerse calientes.

La temperatura corporal de los cachorros ha de mantenerse estable entre 36ºC y 37ºC

Si fuese necesario, habría que elevar la temperatura de la habitación y asegurarse de que los cachorros están, en todo momento, cerca de su madre. Si esto no fuese posible por incapacidad de la hembra, tendrá que hacerse un nido de mantas calientes y utilizar una lámpara de calor.

La baja temperatura (hipotermia) afecta de modo muy negativo a las crías prematuras de perro y, en especial, a su sistema inmunitario y a su proceso digestivo. Los cachorros con temperaturas corporales por debajo de los 35ºC han de calentarse con cuidado antes de alimentarles. Hay que mantener un grado de humedad ambiental, como mínimo del 60%, para evitar la deshidratación del cachorro.

El joven sistema digestivo del cachorro

En un cachorro prematuro, por lo general, el sistema digestivo no está bien formado. Por ello, no puede digerir con normalidad la leche de su madre. No será extraño que se tenga que alimentar al cachorro con un biberón en el caso de que la madre sufra algún tipo de indisposición como consecuencia de complicaciones posparto. Si este fuese el caso, es posible adquirir fórmulas preparadas para la alimentación de cachorros huérfanos. Hay que evitar la leche de cabra.

Será necesario también, con toda probabilidad, que tenga que ayudar a los pequeños a defecar, dada su inmadurez fisiológica. Para ello, se puede empapar un algodón con agua caliente y frotar con suavidad en torno a la zona anal, de manera que se estimule la relajación del esfínter. Se puede combinar esta inducción con un leve masaje del vientre de los cachorros.

Cuidados para la perra después del parto

Es igual de importante valorar el estado de la madre, que ha de estar relajada y con sus cachorros, a ser posible, agrupados en torno a ella para no crearle estrés. Al igual que los pequeños cachorros inmaduros, un veterinario debe explorar a la perra lo antes posible.

Consejos

  • Inspeccione bien a los cachorros. Estimule sus pulmones y trate de desplazar la mucosa acumulada en el tracto respiratorio.

  • Si el cordón umbilical de alguno de los cachorros sangrase en exceso, limpie bien el cordón con yodo y ate la base con hilo dental.

  • Realice una respiración asistida: tome al cachorro entre sus manos e introduzca aire en sus pulmones mientras sopla con suavidad por sus conductos nasales.

  • Asegúrese de que la temperatura ambiente y corporal de los cachorros es la adecuada para evitar hipotermias.

  • La inmadurez fisiológica de los pequeños tal vez le obligue a ayudarles a defecar. Empape un algodón con agua caliente y frote con suavidad en torno al ano para relajar el esfínter.

  • Lo más importante es contar cuanto antes con la asistencia de un veterinario.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto