Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Web de prensa de EROSKI CONSUMER

^

Web de prensa de EROSKI CONSUMER

Para resolver cualquier duda o aclarar cualquier información ponte en contacto con nosotros en los teléfonos (+0034)946211627 o (+0034)946211847 o el email info@consumer.es.


  • Fecha de publicación: 7 de noviembre de 2008

Menús escolares: analizados, durante dos semanas consecutivas, los menús diarios de 211 colegios de 18 provincias españolas

Mejora la calidad nutricional de los menús escolares, pero uno de cada tres son mediocres o malos

Ver otras notas de prensa: A Coruña, Álava, Alicante, Asturias, Barcelona, Cantabria, Córdoba, Granada, Guipúzcoa, Madrid, Málaga, Murcia, Navarra, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vizcaya, Zaragoza

Para un millón y medio de menores españoles el centro escolar es su comedor diario de lunes a viernes. Por ello, es importante que el menú que consumen en el colegio sea equilibrado y saludable, o, lo que es casi lo mismo, que garantice la ingesta frecuente de pescado, fruta, legumbre, verdura y hortalizas, y reduzca la de precocinados y bollería

CONSUMER EROSKI ha estudiado dos menús semanales de cada uno de los 211 colegios (públicos, concertados y privados) de 18 provincias de nuestro país incluidos en el informe. La principal conclusión es que aunque la calidad nutricional de los menús escolares ha mejorado notablemente en los últimos años (se han comparado los resultados de este informe con los de uno equivalente publicado en 2004), aún son muchos los que adolecen de carencias relevantes. Entre ellas, que el 17% de los colegios no ofrecen verduras y hortalizas como mínimo un día a la semana, y que un 10% no dan pescado -fresco o congelado, pero no precocinado- a los alumnos siquiera una vez a la semana. En lo positivo, ninguno de los 211 colegios se excede en la oferta de bollería y dulces, ya que sólo se dispensan a los más pequeños y en ocasiones especiales. Las mejoras más relevantes de esta evolución han sido la incorporación de más pescado a los menús escolares (el incumplimiento ha pasado del 30% hace cuatro años al 10% actual) y otro tanto con la verdura (se pasa del 36% de 2004 al 17% actual). También hay que interpretar como valioso que el 14% de colegios sin legumbre en sus menús registrado hace cuatro años se haya convertido en el 6% actual. Sin olvidar que la reducción desde el 15% hasta el 5% de los colegios con exceso de precocinados y frituras (san jacobos, salchichas, croquetas, calamares). Esta mejora en la calidad nutricional ha venido, sin embargo, de la mano de un importante incremento en el precio del menú escolar: de los 3,8 euros diarios de media de 2004 se ha pasado a los 4,9 euros actuales, un aumento del 29%, el doble del IPC acumulado en este periodo, que es el 15%.

Se recabó información en 1.100 colegios de Madrid, Barcelona, Asturias, Cantabria, A Coruña, Alicante, Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra, Zaragoza, Valencia, Valladolid, Murcia, Sevilla, Córdoba, Granada y Málaga. Sólo uno de cada cinco de los contactados, un total de 211 centros escolares, remitieron los datos (el 71%, de titularidad pública; 27%, concertados y un 2% privados, proporción similar a la del sistema educativo español), lo que ha podido influir en los resultados.

Los requisitos mínimos que debían cumplir eran los siguientes: uso, como mínimo una vez por semana, de verdura, hortalizas, legumbre y pescado fresco o congelado no elaborado; limitar los precocinados y dulces a un máximo de dos veces en una misma semana y ofrecer fruta fresca, como mínimo, dos días por semana.

En cifras globales, 32 colegios suspenden la evaluación dietética (un 14% del total) y son hasta 143 (el 68%) los que logran un "bien" o "muy bien". El resto, 36 colegios (un 17% de los analizados) se queda en un mediocre "aceptable". Si se comparan estas calificaciones con las de 2004, la evolución ha sido positiva. Hace cuatro años, la proporción de colegios con un "bien" o "muy bien" en calidad nutricional en sus menús escolares se quedaba en un 41%, mientras que la de suspensos alcanzaba el 23%.

La preocupación de un centro escolar por la alimentación de sus alumnos también se refleja en las facilidades desplegadas cara a los niños que precisan menús especiales por circunstancias médicas o convicciones religiosas. Nueve de cada diez centros aseguraron que, además de la comida convencional, se ofrecen platos alternativos para menores con problemas de diabetes, sobrepeso, alergias y para quienes no consumen ciertos productos por motivos religiosos o culturales. Sólo 17 de los colegios analizados no disponían de esas alternativas.

La calidad dietética de los menús no registra variaciones significativas en función de la titularidad pública, privada o concertada del centro escolar. En los concertados y privados, el 87% de los menús superó el examen de CONSUMER EROSKI, aunque el 11% lo hizo con un mediocre "aceptable" de nota media. Entre los públicos, aprueban el 86%, aunque de ellos la quinta parte se quedó en un "aceptable". La proporción de suspensos también es similar (a torno al 13%).

Los resultados sí varían en función de quién elabore el menú (el propio centro, una empresa externa o ambos). A tenor de los datos, la mejor fórmula es la que combina el trabajo de los cocineros del propio colegio con el de una empresa externa (con notas de entre "bien" y "muy bien" en el 77% de los casos que se decantan por este modelo), seguido de los menús preparados por un servicio de catering, la opción escogida por más de la mitad de los centros (el 53% obtiene un "muy bien"). Por último, los peores resultados correspondieron a los menús diseñados y elaborados en exclusiva por el personal del centro escolar (casi la mitad no logran rebasar el "aceptable").

La información facilitada a los padres sobre la alimentación que reciben sus hijos en el cole ha mejorado en estos cuatro años. Todos los colegios analizados aseguran mantener al tanto a los progenitores sobre los menús de sus hijos. El medio más utilizado es el escrito, en el 87% de los casos, o la publicación en la página web del colegio (en el 13%). Esta información se hacía llegar cada mes a los padres en el 77% de los colegios, en un 17% esa frecuencia era trimestral, en un 3% de los casos era bimestral y anual en otro 3%.

Privados y concertados, más caros

Se han constatado importantes diferencias de precio entre los colegios en función de su titularidad. Así, los menús de los privados son los más caros: el precio medio asciende a 7,8 euros por día, muy por encima de los 4,5 euros de los centros públicos y también superior a los 5,7 euros de los concertados. Para un número creciente de padres, el pago mensual del comedor escolar de sus hijos supone un desembolso al que no pueden hacer frente, por eso recurren a las becas y subvenciones que se conceden. Tres de cada cuatro centros educativos del informe de la revista disponen de ayudas y la mayoría ofrece descuentos a las familias.

Defectos nutricionales de los menús escolares analizados en 211 centros escolares de todo el país*
Provincias No verdura (2) No legumbre (3) No pescado (4) Escasa fruta fresca (5) Exceso de precocinados (6) Abuso de dulces (7)
A Coruña 27% 46% 18% 18% 36% 0%
Álava 0% 0% 0% 0% 0% 0%
Alicante 30% 20% 10% 0% 0% 0%
Asturias 58% 0% 8% 17% 0% 0%
Barcelona 0% 0% 31% 0% 6% 0%
Cantabria 27% 0% 18% 0% 9% 0%
Córdoba 55% 9% 9% 0% 9% 0%
Granada 60% 0% 0% 0% 10% 0%
Guipúzcoa 9% 0% 9% 9% 9% 0%
Madrid 0% 0% 6% 0% 0% 0%
Málaga 9% 0% 0% 0% 0% 0%
Murcia 15% 23% 15% 0% 8% 0%
Navarra 0% 0% 0% 0% 0% 0%
Sevilla 0% 0% 0% 0% 0% 0%
Valencia 8% 8% 17% 0% 8% 0%
Valladolid 0% 0% 0% 0% 0% 0%
Vizcaya 0% 0% 0% 9% 0% 0%
Zaragoza 0% 8% 31% 0% 0% 0%
Total 2008 17% 6% 10% 3% 5% 0%
Total 2004 (8) 36% 14% 30% 15% 8% 3%

* Los datos se refieren exclusivamente a los menús escolares de los centros comparados: 211 en este informe de 2008, y 201 centros escolares en el de 2004.

2. Porcentaje de colegios que no incluyen verdura al menos una vez por semana en las dos semanas analizadas.

3. Id. que no incluyen legumbre al menos una vez por semana.

4. Id. que no incluyen pescado al menos una vez por semana.

5. Id. que no incluyen fruta fresca al menos dos veces por semana.

6. Id. que ponen precocinados y frituras (san jacobos, salchichas, croquetas) más de dos veces por semana.

7. Id. que ponen como postre dulces o bollería más de dos veces por semana.

8. Datos de un informe similar publicado en 2004 por CONSUMER EROSKI.

Ver el informe completo

 


Otros servicios


Buscar en