Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Tipos de contenidos: Salud

Aperitivos para llevar al campo o la playa
Λ

Manchas en la piel y cremas aclaradoras

Muy utilizadas para eliminar las manchas oscuras de la cara, las manos o el escote, es importante que el dermatólogo analice el origen de la mancha

  • Autor: Por AZUCENA GARCÍA
  • Fecha de publicación: 2 de agosto de 2006
Imagen: girlfactor/Flickr

Las manchas en la piel pueden aparecer por el efecto del sol, cambios hormonales y el paso de los años. Las razones son variadas y, en función de ellas, las manchas pueden ser muy diversas. Sobre todo por motivos estéticos, en la actualidad las cremas aclaradoras se han hecho un hueco importante en el mercado y su composición es empleada en cosméticos para combatir el envejecimiento de la piel. Su principal logro es el de aclarar las zonas oscurecidas y conseguir una tonalidad uniforme, especialmente en la cara, el cuello y las manos, las zonas más expuestas al sol. Respecto a la eficacia de estos productos, farmacéuticos y dermatólogos aseguran que son efectivos, pero insisten en que hay que tener paciencia. Los resultados se hacen esperar, por lo menos, un año.

Con el paso de los años pueden aparecer en la piel manchas de color oscuro. Se trata de una patología denominada hiperpigmentación, más común entre las mujeres que entre los hombres y cuyo origen se debe a diferentes causas. Pueden aparecer manchas después de la exposición al sol, debido a cambios hormonales -como los ocurridos durante el embarazo, la menopausia o la toma de la píldora-, cambios físicos, medicamentos, enfermedades endocrinas o pueden ser, simplemente, manchas propiciadas por el paso de los años. Las principales partes del cuerpo en las que surgen son las manos, la cara y el escote, zonas en las que éstas se combaten con la aplicación de cremas aclaradoras. No obstante, en estos casos hay que ser muy prudente: aunque algunas de estas cremas se pueden adquirir en la farmacia y sin receta médica, conviene acudir al dermatólogo para que determine el origen y tipo de mancha, y aconseje la crema o el tratamiento más adecuados. Según la Academia Española de Dermatología y Venereología, cada año la incidencia de cáncer de piel aumenta casi un 10%, por lo que hay que examinar cualquier mancha sospechosa. Además, recuerda que la piel tiene un «daño acumulado», cuyos signos pueden ser pecas y lentigos solares oscuros sobre los que aparecen «unas pequeñas manchas hipopigmentadas o blanquecinas».

«Primero hay que saber por qué se produce una mancha», puntualiza Montserrat Pérez, médico del servicio de Dermatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, especializada en la aparición de manchas cutáneas. «Normalmente», prosigue, «se producen en las mujeres, por una alteración hormonal, por el sol o porque la piel se ha pigmentado tras la aplicación de otro producto que, en combinación con la luz solar puede manchar la piel, como es el caso de las colonias». Las diferentes tonalidades en la piel son la mejor señal de que algo ocurre. Las manchas deben ser consideradas como una patología por la que hay que consultar al dermatólogo para que sea él quien determine «su causa y el tratamiento más adecuado». La experta añade que lo más importante es saber a qué nivel de la piel se encuentra la pigmentación. «Si es un pigmento superficial, será fácil de retirar, y si es un pigmento más profundo, podrá ser mucho más difícil», aclara Pérez.

Las cremas aclaradoras tienen como función conseguir una disminución del pigmento responsable del color moreno de la piel

Respecto al color de las manchas, éstas pueden ser pálidas o blancas. Se trata de un desorden de pigmentación denominado vitíligo cuyos pacientes recurren a la aplicación de cremas aclaradoras en los bordes de la mancha para conseguir un tono similar al del resto de la piel. «Las cremas aclaradoras no están indicadas en los casos de vitíligo, cuando falta pigmentación en la piel, sino que esta patología se trata con maquillajes correctores o autobronceadores. Sí que hay gente que las usa en los bordes, pero la función de las cremas aclaradoras es la de aclarar las manchas más oscuras respecto al resto de la piel», explica la vocal de Dermofarmacia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Ana Aliaga. En el caso de pecas y lunares, Pérez reconoce que los dermatólogos no son partidarios de eliminarlos mediante sustancias de este tipo, «porque hay pecas que pueden ser de diferentes orígenes y con diferente evolución», por lo que reitera la necesidad de consultar primero a un especialista. «Sobre todo -apostilla Ana Aliaga- no deben aplicarse sobre nebus, que en general son más elevados que las pecas, con un aspecto simétrico y un color pardo».

Cómo actúan en la piel

Las cremas aclaradoras están compuestas por diversas sustancias, en diferente concentración. Algunas de éstas son la hidroquinona, muy efectiva para tratar las manchas en la cara; ácido kógico, que es un derivado de una levadura; ácido azelaico; vitamina C; alfahidroxiácidos, muy empleados para combatir el envejecimiento; y extractos de plantas como la milenrama, regaliz, aloe, romero, té verde o manzanilla. «Cuando se emplean en cosméticos, van mezclados para potenciar el efecto aclarador», apunta Aliaga, que señala cómo las marcas de cosméticos han encontrado en las cremas aclaradoras un filón y recurren a su composición para combinarla con la de las cremas antienvejecimiento y potenciar su efecto. «Existe una tendencia a que todas las cremas antienvejecimiento e incluso hidratantes incluyan estas sustancias aclaradoras en su composición, sobre todo, para el cuello, la zona de la cara y la parte de las manos, para que a la larga se vayan reduciendo las manchas», apunta.

En cuanto a la manera de actuar en la piel, las cremas aclaradoras tienen como función conseguir una disminución de la producción de la melanina, el pigmento responsable del color moreno de la piel. Mediante un proceso de melanogénesis, unas células llamadas melanocitos elaboran la melanina a partir de la tirosina. Si se interfiere en esa reacción química, se consigue frenar la producción de melanina y que la mancha se vuelva más blanquecina. Según explica Aliaga, estas cremas actúan, sobre todo, a nivel enzimático, es decir, inhiben las enzimas que tienen que ver en el proceso de la melanogénesis. Se utilizan complementariamente con los alfahidroxiácidos, que aceleran la renovación celular de la epidermis, ayudan a eliminar las células muertas y contribuyen a que la piel se vea más uniforme en el color.

Pero ¿Se pueden utilizar en todo el cuerpo, de manera general, o es preferible aplicarlas sólo sobre la mancha que se desea aclarar? «Hay que ir con mucho cuidado cuando se aplica en toda la superficie de la piel porque, por ejemplo, en la cara suele haber zonas que responden muy bien y se hipopigmentan mucho mejor, y otras donde realmente hay patología y es mucho más difícil aclarar, con lo que el contraste puede ser mayor que en origen», advierte Pérez. Por su parte, Aliaga asegura que se pueden utilizar por todo el cuerpo, aunque matiza que «normalmente la persona que acude a una farmacia para buscar una solución al problema de una mancha, lo que quiere es despigmentar sólo esa mancha».

RESULTADOS A LARGO PLAZO

Imagen: drtchock/Flickr

Ante todo, la regla de oro con estas cremas (además de la precaución) es la paciencia. Según el tipo de piel, de mancha y de crema, las zonas oscurecidas se pueden llegar a aclarar bastante pero, precisa Aliaga, «para conseguir buenos resultados, las cremas se tienen que aplicar de manera constante, hay que tener paciencia y esperar, por lo menos un año». Ayuda a obtener mejores resultados una exfoliación de la piel ,que puede ser una vez a la semana, puesto que así se eliminan las células muertas. «Y lo más importante es la prevención, como la utilización de fotoprotectores», añade Aliaga. Especialmente en el caso de manchas que aparecen por efecto del sol, los fotoprotectores eluden la acción de los rayos UVA, causantes de las manchas, por lo que es recomendable su uso diario para aquellas personas con mayor tendencia a presentar manchas.

«La patología de las manchas, sobre todo en la cara, es muy común. Hoy en día, entre el 5% y el 10% de las consultas dermatológicas responden a la preocupación por este tipo de manchas», subraya Pérez, que indica que, por este motivo, las cremas aclaradoras son usadas, «principalmente, por mujeres jóvenes en edad fértil, que tiene mayor sensibilidad a padecer estas manchas, ya sea por la alteración que a veces se produce durante el embarazo o por otras razones hormonales». De la elección de una buena crema dependerán los resultados, así como de la concentración de productos hipopigmentantes. «A veces, lo único que hacemos es conseguir la desaparición del pigmento, esto es, que sólo cambie la hiperpigmentación por hipopigmentación, una macha de color oscuro por una mancha blanca. Por ello, siempre deben usarse bajo el consejo de un dermatólogo», repite Pérez, tras recordar que muchas de estas cremas se pueden comprar sin receta médica, «pero no todas van a ser útiles en el momento en el que las necesitemos». «Es imprescindible un buen diagnóstico del dermatólogo, que indique la concentración a la que debemos utilizar las sustancias despigmentantes», defiende. «Es beneficioso utilizar durante el día una crema despigmentante para toda la cara, que tenga fotoprotección, y de noche una crema más local para la zona de la mancha», describe Aliaga. Sobre posibles efectos secundarios o contraindicaciones, reconoce que en alguna ocasión se pueden producir pequeñas irritaciones, aunque afirma que no es lo habitual.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto