Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

El desplome de la bolsa

La mayor caída en la historia del 'Ibex' provoca pánico y desánimo entre los pequeños y medianos inversores, que se debaten entre vender sus posiciones de renta variable o aguantar el chaparrón bursátil

Nuevo lunes negro

Los inversores que hayan entrado en Bolsa a primeros de este año se están encontrando con la desagradable sorpresa de que sus ahorros han disminuido en apenas un mes nada menos que un 20%. Quien haya realizado una inversión de 30.000 euros habrá perdido en este período la friolera cifra de 6.000 euros; quienes hayan sido menos agresivos y hayan invertido 15.000 euros tendrán 3.000 euros menos; para inversiones de 5.000 euros, las pérdidas son de 1.000 euros; y los más conservadores, quienes únicamente invirtieran 1.000 euros, ahora contabilizarán 200 euros menos en sus cuentas. Esta caída, que no se recordaba desde los atentados de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, ha logrado que se hable de un nuevo 'lunes negro', y ha desatado el pánico entre los numerosos pequeños y medianos inversores que no saben qué hacer con sus inversiones.

La caída del pasado lunes de un 7,5% en el 'Ibex 35' hizo perder a algunos de los valores del selectivo las ganancias acumuladas a lo largo de los dos últimos ejercicios, acercando su valor a los mínimos, e incluso bajando de éstos en más de alguna compañía cotizada. Ha afectado a todos los sectores y a todos los valores sin excepción, en esta ocasión no ha habido valores refugio a los que llevar el dinero para protegerse del vendaval vendedor. Tan sólo se salvó de la catástrofe general la inmobiliaria Colonial, que está inmersa en un proceso corporativo. La peor parada fue Iberdrola que descendió en su cotización casi un 13%. Otros valores también tuvieron pérdidas por encima de los dos dígitos: Sacyr-Vallehermoso (11%) y Gamesa (10%). Entre los 'blue-chips' la sangría también fue generalizada: Repsol, Telefónica y Endesa tuvieron descensos en sus cotizaciones del 9,7%, 6,8% y 7,7%, respectivamente. Los grandes bancos tampoco permanecieron al margen de las caídas, que fueron elevadas en el Santander (9%) y BBVA (6,6%).

Pero los grandes valores no han sido los únicos afectados por este desplome bursátil, ya que todos los sectores han quedado "tocados". De esta forma, el 'Ibex Medium Cap' (valores de mediana capitalización) registró un descenso del 5,1% y el 'Ibex Small Cap' (valores de pequeña capitalización) del 6,1%. El comportamiento de los valores pertenecientes a estos índices ha sido ligeramente mejor que el mostrado por los "pesos pesados" del Mercado Continuo, pero es importante aclarar que éstos llevan desde diciembre con caídas acumuladas de hasta el 30% en algunos casos, de ahí la explicación de su comportamiento menos agresivo durante la jornada del último 'lunes negro'. A nivel internacional, las cosas no han ido mejor: El 'Eurostoxx-50' perdía el 6,7%; el 'Dax' de Frankfort, el 7,2%; el 'FTSE' londinense, el 5,5%, y así sucesivamente por todos los mercados financieros de Europa, Asia y América Latina.

El 20% de los hogares españoles tienen inversiones en renta variable, un 11,4% a través de la Bolsa, mientras que otro 8,7% cuenta con fondos de inversión

En la sesión posterior, la del martes, la volatilidad fue la gran protagonista de la jornada, y tras grandes pérdidas durante toda la mañana en la renta variable europea, la decisión de la Fed (Reserva Federal Norteamericana) de recortar el precio del dinero en tres cuartos de punto hasta situarlo en el 3,5% fue el bálsamo para calmar momentáneamente a estos mercados. La rápida decisión del banco central estadounidense se dejó notar en Europa, que rebotó para cerrar en positivo en todas las plazas europeas, excepto la alemana. De esta manera, el Ibex rebotó un 1,7%, Londres un 2,9%, y el 'Eurostoxx' un 1,8%. Aunque ello se inscribe "dentro de los rebotes técnicos que pueden darse en momentos de inestabilidad bursátil como el actual", como apunta Juan Ramón Caridad, director de productos de Atlas Capital. Durante las últimas semanas ya se venía alertando sobre lo que podría acontecer, y en lo que va de año el índice nacional ha perdido cerca del 20%, lo que significa la pérdida de todas las ganancias obtenidas durante el año 2007.

¿A cuántos inversores puede afectar este desplome bursátil? Si nos atenemos a los últimos datos proporcionados por el Banco de España son ya un 11,4% los hogares españoles que tienen el dinero invertido en la renta variable, a los que habría que sumar otro 8,7% que cuenta con fondos de inversión. Esto significa que un porcentaje bastante elevado de los hogares españoles, casi un 20%, tiene contratado un producto financiero relacionado con la bolsa, y, por ende, expuesto a la repercusión que puede tener este movimiento en la renta variable. ¿Qué estrategia deben seguir para paliar pérdidas y evitar otras mayores?

La mayor caída en la historia del 'Ibex'

La caída del Ibex-35 del 7,5% el pasado lunes 21 de enero ha supuesto la mayor registrada en toda su historia, de ahí la incertidumbre por la que están atravesando los muchos inversores que tienen depositados sus ahorros en la renta variable. Para conocer una caída de tal calibre hay que remontarse a septiembre de 1.998, cuando el índice bursátil nacional perdió el 7,1%, para pocos días después volver a perder un nuevo 5,5%, tras una crisis bursátil internacional.

Pero existen otros precedentes de este desplome del 'lunes negro': Basta recordar que tras los atentados de Atocha el 11-M el Ibex-35 se dejó el 2,2%, mientras que el 11 de septiembre, cuando se produjeron los atentados de las Torres Gemelas en Nueva Cork, se dejó otro 5,8%. Además, durante el último semestre del pasado ejercicio las bolsas internacionales ya dieron varios avisos importantes de lo que podía pasar en un futuro no muy lejano, al calor de la crisis hipotecaria en Estados Unidos, que llevó al Ibex a sufrir sendas caídas del 3,7%, 2,6% y 2,4% durante el mes de agosto.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto