Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

^

Cómo ahorrar dinero mientras se navega por Internet

Los expertos calculan que se despilfarran unos 500 euros al año en luz por un mal uso del ordenador

Imagen: DimaKozitsyn

El 25% de la electricidad y un 20% de la energía que se utiliza en España se consume en casa, según el Instituto para la Diversificación de la Energía (IDAE). La ONG australiana GreenIT ha calculado la energía que gasta un ordenador medio, mientras su usuario navega por Internet: 868 kWh de electricidad al año. Y no solo eso. Además, se desaprovecha mucha energía con gestos tan comunes como dejar el equipo encendido sin emplearse: cerca 7.000 kWh de energía por cada ordenador al año, según la Climate Savers Computing Initiative (CSCI). Todos estos gestos se traducen en dinero: cerca de más de 500 euros malgastados. Pero se puede hacer algo para terminar con este derroche de dinero y gasto inútil en luz. Estos nueve consejos servirán para ello.

1. Reduzca el brillo de la pantalla

Un ordenador encendido cuando no se usa desaprovecha unos 7.000 kWh de energía al año, calcula la Climate Savers Computing Initiative

El solo hecho de ajustar el brillo de la pantalla para situarlo en un nivel medio puede lograr disminuir el gasto de energía entre un 15 % y un 20 %, según la 'Guía de Buenas Prácticas Ambientales para el Usuario de las TIC', elaborada por el proyecto LIFE Green TIC de la Comisión Europea. "Los ordenadores portátiles, además, suelen reducir el brillo cuando funcionan con la batería en lugar de estar conectados a la red, un sencillo gesto que permite ahorros de hasta un 40 %", aseguran los expertos de este programa.

2. Cuestión de colores

Una página oscura consume hasta un 25 % menos de electricidad que una clara durante su carga. Esto explica por qué conviene escoger fotografías con colores oscuros en lugar de brillantes.

3. Apague el monitor

La asociación ecologista Guía para una Vida Verde añade otro sencillo gesto para ahorrar: "Recuerde apagar el monitor cuando no esté usando el ordenador, ya que conseguirá reducir su gasto de energía".

4. ¿Aún usa el salvapantallas?

"El salvapantallas era recomendable en los antiguos monitores de rayos catódicos, ya que podían quemarse. Sin embargo, estos monitores ya prácticamente no existen, porque han sido sustituidos por monitores de cristal líquido o LED. Sin embargo, consumen energía", dicen los especialistas. ¿La opción más ahorradora? Utilice el modo sleep del ordenador o escoja una pantalla en negro para salvaguardar su intimidad cuando no esté frente a su equipo informático.

Imagen: Jéshoots

5. Ponga su ordenador a dormir

Los ordenadores permiten definir el tiempo de inactividad a partir del cual se activan los distintos modos de ahorro de energía: suspensión, hibernado o apagado. "El consumo medio de un ordenador en reposo ronda los 50 W, mientras que en el modo suspensión se reduce a solo 2 W y hasta 1 W cuando el aparato está apagado", comentan los expertos.

Energy Star, organismo de eficiencia energética reconocido internacionalmente, recomienda programar la suspensión o hibernado del ordenador cuando hayan transcurrido entre 15 minutos y un máximo de 30 minutos de inactividad. El modo suspensión interrumpe el suministro de energía en todos los elementos, salvo en la memoria RAM: deja seguir descargando información y ejecutar programas activos.

6. Apague el ordenador cuando no esté delante

Otro factor muy importante para gastar menos dinero es apagar el ordenador cuando no se tenga la intención de usarlo durante una hora o más. Para hacerlo más fácil, se puede programar su apagado automático.

7. Adiós vampiros...

¿Dejar los aparatos eléctricos apagados en modo espera (stand-by) supone un gasto de 231 kWh al año de los hogares, según el IDAE. Este consumo vampiro es casi tanto como el gasto medio anual del lavavajillas (246 kWh). Como recoge un estudio de la Universidad de Berkeley (EE.UU.), los electrodomésticos que están sin utilizar o en stand-by pueden suponer entre un 10 % y un 20 % de la energía que se invierte en casa.

Para evitarlo basta con desenchufar el ordenador de la fuente de alimentación. Otra opción sencilla es emplear una regleta o un enchufe inteligente que permita cortar el suministro al equipo.

8. Vacíe el lector de DVD

La unidad de DVD consume una gran cantidad de energía. Dejar un disco en el lector, incluso cuando no se esté usando, aumenta el gasto de energía del ordenador, advierten los expertos. ¿El motivo? El equipo normalmente activa la función de lectura de su contenido al realizar otras funciones, como abrir el explorador de Windows.

9. Cierre los programas que no usa

Para no pagar dinero de más, es recomendable cerrar los programas que no se usan: si se dejan abiertos, el ordenador no pasará a modo de reposo o suspensión y continuará consumiendo energía. También hay que desconectar los dispositivos externos (tarjetas de memoria, memorias USB...) que no se estén utilizando, ya que conectados consumen energía de forma innecesaria.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en