Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Convivencia y psicología > Adiestramiento

Tipos de contenidos: Mascotas

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^
Tu canal de Mascotas

Perros agresivos con las personas: ocho consejos para frenarles

Los perros pueden morder a una persona u otro animal cuando sienten miedo o nos perciben como amenaza

Perros que gruñen, enseñan los dientes de forma violenta y canes que, incluso, pueden llegar a morder a personas u otros animales. Estos gestos caninos muestran un comportamiento agresivo del perro, que pueden tener consecuencias nefastas. En este artículo se explica qué causa la agresividad del perro (miedo, territorialidad, dominancia), por qué hay que tener especial cuidado con los niños y ocho consejos para frenar la conducta violencia en canes a tiempo.

Perros agresivos con las personas: gruñidos y mordiscos

Seis de cada diez perros han mostrado conductas agresivas hacia personas desconocidas alguna vez

Un perro que gruñe cuando alguien pasa cerca, que enseña los dientes cuando una situación le desagrada o que, incluso, muerde. Estos mensajes caninos muestran un comportamiento agresivo del perro, que puede expresarlo frente a otros congéneres pero, también, ante las personas.

"La agresividad del perro incluye cualquier tipo de conducta que implique la intimidación o el daño hacia una persona u otro animal", concluye un estudio realizado por la Universidad Veterinaria de Illinois, en EE.UU.

Un perro desarrolla un comportamiento agresivo por distintos motivos, no siempre evidentes. Estas razones pueden incluir un comportamiento canino dominante, una experiencia de maltrato hacia el perro previa e incluso es posible que surja como consecuencia de una enfermedad, que cause dolor al animal.

Perros que muerden a personas desconocidas

Imagen: xlordashx

Las conductas agresivas (gruñidos, mostrar los dientes, mordiscos...) son mensajes que forman parte de las herramientas de comunicación canina; reconocibles entre perros pero no tanto entre los ciudadanos no familiarizadas con el lenguaje del animal. Sin embargo, sus consecuencias pueden ser peligrosas, ya que incluyen heridas de mayor o menor gravedad en las personas o animales que lo sufren.

El comportamiento agresivo de perros hacia personas de su entorno, sin embargo, son extraños; aunque sí son más frecuentes cuando se trata de gente ajena a su círculo habitual. Alrededor del 60% de los canes ha ladrado de modo poco amigable o mostrado comportamiento combativo antes desconocidos alguna vez, según un estudio de la Sociedad de Lucha contra la Crueldad hacia los Animales (ASPCA, por sus siglas en inglés)

La posible gravedad de un ataque canino explica que sea recomendable entender estas conductas agresivas del perro, comprender por qué se producen y, ante todo, tratar de frenarlas a tiempo. En este sentido, la ayuda de un profesional en comportamiento animal o un educador canino puede ser esencial.

Agresiones de perros a personas, ¿por qué se producen?

"Las agresiones de perros hacia personas u otros animales es el problema de comportamiento canino más común, y también el que motiva un mayor número de consultas profesionales", explica la Sociedad de Lucha contra la Crueldad hacia los Animales.

Un perro puede desarrollar un sentimiento territorial entre el año y los tres años de edad, y tratará de defender su área de la entrada de intrusos

Pero, ¿a qué se deben estos, en ocasiones, peligrosos ataques caninos? La primera razón que apuntan los expertos es el sentimiento de dominancia en el perro, que puede tornarse excesivo. Los canes son animales sociales, que viven en una manada, de la que forma parte su familia humana, así como el resto de animales con los que convive.

Cuando el perro ve peligrar su posición jerárquica en esta manada puede reaccionar con un comportamiento violento. "Si el can siente que ocupa una posición jerárquica superior a la nuestra no es extraño que trate de desafiarnos en determinadas ocasiones", añaden los investigadores.

Un perro, además, posee un comportamiento territorial heredado de sus ancestros los lobos. Un can que desarrolle este sentimiento defenderá el área que considere suya frente a la entrada de intrusos (casa, su zona de paseo habitual, etc.). Estos conductas territoriales en canes son muy extraños en cachorros, pero sí pueden surgir durante la etapa de juventud del can, en torno al año y los tres años de edad.

Perros que muerden a una persona por miedo

El miedo o el temor del perro es otra causa frecuente de ataques de canes a personas. La situación de violencia surge entonces cuando el animal se siente amenazado por nosotros o cree que alguien tiene intención de causarle daño. Este ataque responde, en consecuencia, a una actitud defensiva por parte del perro.

Un perro que echa las orejas hacia atrás puede estar avisando de que siente amenazado, y que tratará de defenderse

No siempre es fácil interpretar el miedo del can, y sus posibles nefastas consecuencias. "Un perro que echa las orejas para atrás y abre mucho sus ojos mientras que mira hacia arriba está diciendo con su cuerpo algo como: 'ni se te ocurra acercarte, como te aproximes tendré que defenderme', y es probable que muerda a quien tiene delante", añade Karen Pryor, etóloga animal y autora de 'No lo mates... ¡enséñale'! (Kns, 2012), libro de referencia en el mundo de la educación canina.

Los malentendidos no son, sin embargo, exclusivos de las personas. Es decir, los perros también tienen dificultades, en ocasiones, a la hora de comprender la intención de nuestros gestos. Por ello, no es extraño que un comportamiento de juego con el perro, como alzar el brazo para lanzar la pelota, pueda ser descifrado por el can de un modo erróneo. El animal puede interpretar que va a ser golpeado y es posible que trate de defenderse con un ataque.

El distinto lenguaje corporal utilizado por perros y personas explica que haya que extremar las precauciones en caso de bebés. El can no siempre entenderá las inocentes intenciones del niño, y puede tratar de morder si se siente amenazado por el pequeño.

Perros que muerden a personas: ocho consejos para frenarles

1. La agresividad del perro puede ser peligrosa, por lo que conviene contactar con un profesional o experto en educación canina para trabajarla y frenarla de forma positiva.

2. El dolor en el perro puede ser la razón de algunos comportamientos agresivos caninos. Por ello, conviene consultar con el veterinario para desechar enfermedades que puedan ser el origen de la conducta violenta.

3. Evitar al perro situaciones estresantes, que despierten su agresividad. El miedo, un exceso de ruido o las reuniones caninas multitudinarias (en caso de un perro tímido) pueden desatar sus temores y provocar conductas combativas.

4. Un perro puede desarrollar conductas agresivas cuando se le priva de un objeto (zapato, cuerda, juguetes caninos) por el que siente un fuerte apego. Si se trata de artículos personales (ropa de la familia) conviene ofrecerle al animal un premio más atractivo (comida) a cambio de la prenda sustraída.

5. La esterilización del perro suele rebajar su comportamiento violento, así como el nivel de ansiedad por lograr un compañero sexual.

6. Los castigos no frenan la agresividad del perro. De hecho, las represalias (así como las reprimendas físicas, crueles y poco efectivas) suelen acrecentar el miedo del can y, con él, sus reacciones violentas de defensa.

7. Las represalias tampoco son útiles para corregir el comportamiento territorial canino. El perro entenderá que su espacio es amenazado y puede acrecentarse su impulso de defenderlo.

8. No hay que despertar la agresividad del perro. Algunos juegos caninos pueden incitar aún más el comportamiento dominante del can. Este es el caso de propuestas como el tira y afloja, que implica tirar de una cuerda agarrada de un extremo por el dueño y, del otro, por el can.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto