Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Cuestiones-legales > Temas jurídicos

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

Recoger los excrementos del perro de la calle: multas para quien incumple

La mayoría de las ciudades sancionan a los dueños que no recogen de forma adecuada los excrementos de sus perros de la vía pública, con multas de hasta 3.000 euros

Imagen: Martyn Hutchby

La recogida de los excrementos de nuestro perro en la calle es una asignatura pendiente para la mayoría de los españoles. El estudio Gestión de Residuos y Limpieza Viaria, realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en 2011, revela que las urbes españolas suspenden cuando se trata de mantener la ciudad limpia. Y entre los puntos débiles de los ciudadanos está la recogida de los excrementos de sus mascotas de las calles. Excepto Oviedo y Pamplona, todas las ciudades suspenden en este apartado.

"Se trata de un problema que se mantiene en el tiempo y, aunque todas las ciudades que nos facilitaron información cuentan con ordenanzas que sancionan estas conductas incívicas, sorprende la ausencia de sanciones", indica el estudio de la OCU, realizado en 62 grandes poblaciones de nuestro país.

Cada ciudad aprueba sus normas para mantener las calles limpias, que incluyen la prohibición de dejar las heces del perro en la vía pública

"Valga el ejemplo de ciudades como Madrid y Valencia que no multaron a nadie por esta causa durante todo el año 2009", señala el informe sobre limpieza urbana y recogida de residuos de la OCU.

En el extremo opuesto, se encuentran ciudades como Elche y La Coruña, que son las más estrictas cuando se trata de vigilar estas conductas insalubres de los dueños de perros; y en consecuencia, fueron los ayuntamientos que "más sancionaron" a sus vecinos por estas prácticas.

Tener perro implica muchas responsabilidades, una de ellas es mantener la vía pública limpia de los restos que depone el animal.

Sanciones para quienes dejan las heces de perro en la calle

No existe una única norma con rango de ley que regule, y castigue, la no recogida de las heces del perro en todo el territorio nacional. Existen normativas municipales que prohíben y sancionan ensuciar la calle. Los excrementos caninos se consideran un residuo urbano (como los envases tetra-brick, la basura orgánica o el papel que usamos en nuestros hogares) y, como tal, su gestión corresponde a los ayuntamientos.

Los consistorios son los que aprueban las normas (ordenanzas) para mantener las vías públicas de su ciudad limpias. Estas normas de limpieza viaria y gestión de residuos incluyen las sanciones que deben aplicarse a los dueños que incumplen con sus obligaciones, y no recogen los excrementos de sus perros de la calle.

La Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y de Gestión de Residuos de Madrid, aprobada en 2008, recoge como infracción grave "incumplir la obligación de recogida inmediata de las deyecciones de perros".

Las multas por no recoger los excrementos del perro varían en cada municipio: desde los 60 euros hasta los 1.500 e incluso 3.000 euros en Barakaldo

Las multas en la capital por esta conducta oscilan entre los 751 y los 1.500 euros. La norma contempla las sanciones más elevadas en casos de que exista "reiteración".

No obstante, el área de Medio Ambiente de Madrid solo ha iniciado ocho expedientes sancionadores por no recogida de excrementos desde 2007. A pesar de que el Ayuntamiento admite que en las calles de la capital existe, de media, un excremento de perro abandonado cada 500 metros. La ciudad es un ejemplo de que la existencia de la norma no siempre asegura que los infractores que abandonan tras de sí los excrementos de su perro en la vía pública sean castigados.

Las sanciones para evitar que las calles se llenen de heces caninas varían en función de la ciudad, ya que es cada ayuntamiento el que decide. Así, mientras que en Barakaldo existen multas de hasta 3.000 euros, en Alicante las penas rondan los 200 euros, y en Alcobendas, en la provincia de Madrid, se reduce a 60 euros.

Recoger las heces, una responsabilidad del dueño.

El perro no puede recoger sus excrementos, así que es responsabilidad del dueño comportarse de forma cívica y llevar una bolsa para no dejar las heces de la mascota en la calle. Las heces abandonadas en la vía pública pueden causar accidentes además de ser un foco insalubre de enfermedades e infecciones. Viajan en los zapatos y en las ruedas de coches, y llegan a las casas: son un foco de bacterias que amenaza la salud de personas y animales.

En las ciudades se han habilitado expendedores de bolsas para la recogida de excrementos del perro y contenedores donde depositar los restos. Es necesario su uso por el beneficio de todos.

Consejos

  • Los perros necesitan los juegos y paseos al aire libre. Es responsabilidad del dueño acompañar a su animal y vigilar que hace sus necesidades en los sitios indicados para ello.

  • Ate en la correa varias bolsas de recogida de excrementos. Le ayudará en caso de que el expendedor esté vacío.

  • Recuerde que es obligatorio recoger las heces del animal. En caso contrario puede ser sancionado.

  • Los excrementos del perro deben depositarse en un contenedor de basura orgánica o recipiente especial para este tipo de residuos. No en una papelera.

  • Vigile que su mascota no olfatee o lama las heces de otros animales: son un foco de enfermedades.

  • Respete las zonas de recreo infantil. No están indicadas para que su perro haga sus necesidades en ellas.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en