Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Salud > Esterilización

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

Esterilizar o castrar: diferencias y ventajas

Con la esterilización se mantiene intacta la sexualidad del perro, pero con la castración el animal no puede mantener relaciones sexuales

Los dueños de animales no siempre tienen clara la diferencia entre esterilizar y castrar, sin embargo entre ambas opciones hay diferencias notables. Según los resultados que se quieran conseguir, habrá que elegir una opción u otra, en función de lo que el veterinario recomiende. En el caso de la esterilización la conducta sexual del animal queda intacta y con la castración se consigue la ausencia de actividad sexual.

Si la opción elegida es la castración, se extirpan, con técnicas quirúrgicas, las glándulas sexuales. Es decir, los testículos en el caso de los machos y los ovarios en las hembras. De esta manera, se consigue la esterilidad y la ausencia de actividad sexual. Sin embargo, con la esterilización se evita la fertilidad del perro, pero se mantiene una conducta sexual normalizada.

La técnica de la castración es más drástica e invasiva que en el caso de la esterilización, pero también tiene sus ventajas como: controlar el carácter en los casos en que hay problemas concretos de convivencia (agresividad, escapadas), así como todas las ventajas asociadas a la esterilización: prevención de enfermedades relacionadas con el útero o las mamas, en el caso de las hembras, y cuando se trata de un macho, prevenir enfermedades de próstata. Hay que tener en cuenta que tanto la esterilización como la castración son opciones adecuadas para evitar la procreación, y por lo tanto las camadas indeseadas.

La castración

La castración tiene como consecuencia la reducción del número de hormonas y ayuda a controlar los problemas en los que la reducción de la cantidad de hormonas sexuales tiene una repercusión directa sobre la conducta, como en el caso del comportamiento sexual o de ciertos tipos de agresión.

Si la opción elegida es la castración, se extirpan, con técnicas quirúrgicas, las glándulas sexuales

Sin embargo, la castración no tiene ningún efecto terapeútico sobre problemas como la hiperactividad, la ansiedad por separación, los problemas emocionales o los que están derivados de una educación incorrecta.

La modificación de la conducta es mucho más notable en el caso de los machos que en el de las hembras. En el caso de los machos, la castración ayuda en el tratamiento de determinados tipos de agresividad, es decir reduce la combatividad frente a otros perros y, según Manuel Lázaro, veterinario de la clínica Mirasierra de Madrid, "resultan más fáciles de educar, pero son igual de cariñosos, juguetones y tienen el mismo buen carácter que antes de la operación". Por el contrario, en el caso de las hembras la castración no resulta efectiva para casos de control de agresividad.

Aumento de peso

La castración conlleva ciertos cambios hormonales que conducen a una mayor tendencia al sobrepeso, debido a que el ritmo del metabolismo disminuye y aumenta el apetito del perro. Sin embargo con una estrategia alimenticia adecuada supervisada por el veterinario no tiene por qué suponer un problema. Hay soluciones como al aporte de alimentos menos calóricos y al aumento de actividad del perro, para compensar el aumento de peso.

La esterilización

Al igual que en el caso de la castración, la esterilización tiene un importante carácter preventivo con respecto a ciertas enfermedades.

Al igual que en el caso de la castración, la esterilización tiene un carácter preventivo con respecto a ciertas enfermedades

Con ella se consigue reducir el riesgo de infecciones uterinas, tumores de mama, quistes ováricos y se evitan las complicaciones postparto, así como los embarazos psicológicos y los cambios de carácter en la perra cuando está en celo .

La esterilización consiste en una intervención quirúrgica, que se realiza con anestesia. Su finalidad es evitar definitivamente la reproducción y el celo del animal. Pero la actividad sexual se mantiene intacta.

En el caso de los machos, se evitan preocupaciones en la época del celo: escapadas, nerviosismo, agresividad, peleas. Y por otro lado, ayuda a prevenir de manera eficaz los problemas de próstata.

La recuperación de la intervención quirúrgica es rápida. En el caso de los machos, la convalecencia dura tres días y en el de las hembras una semana. Hay que tener en cuenta que la intervención no implica riesgo para la vida del perro y se puede practicar a cualquier edad.

Esterilizar no conlleva contraindicaciones o secuelas. El aumento de peso, no se produce en todos los casos. Si ocurre, con una dieta adecuada, se puede corregir el sobrepeso.

Consejos

  • El veterinario es quien mejor puede informar sobre la opción más adecuada para cada animal.

  • Las perras no necesitan parir una vez en la vida. No ocurre nada si no tienen descendencia.

  • La decisión de tener una camada de cachorros, debe ser tomada desde la reflexión. No es fácil colocar varios perros con familias responsables.

  • Si no se puede asumir la llegada de los cachorros es mejor no tener camadas indeseadas.

Etiquetas:

castrar, esterilizar, perro


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto