Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Salud > Vacunas y enfermedades

Tipos de contenidos: Mascotas

Consumo de leche y otros productos lácteos
^
Tu canal de Mascotas

¿De qué grupo sanguíneo es mi perro?

La sangre de perros y personas es distinta, los canes tienen ocho grupos sanguíneos propios y diferentes a los humanos

Imagen: Hipnos

Las diferencias entre perros y humanos son evidentes. También en lo que se refiere a la sangre. Lejos del sistema de grupos sanguíneos A, B, O, positivos y negativos de las personas, los canes tienen su propio método. Este artículo distingue los ocho grupos sanguíneos del perro, explica cómo determinarlo, ofrece claves para entender por qué un cachorro no tiene defensas para protegerse de sangre distinta a la suya durante una transfusión, algo de lo que sí somos capaces los humanos, y precisa cuándo necesita sangre un perro.

Ocho grupos sanguíneos caninos

Como las personas, los perros también tienen distintos grupos sanguíneos. Estos, sin embargo, poco tienen que ver con la clasificación habitual utilizada en los humanos: A, B, O, positivo, negativo...

Los canes cuentan con un sistema propio para clasificar su sangre: el DEA (dog erythrocyte antigen o antígenos de los eritrocitos del perro), que distingue ocho grupos sanguíneos.

La diferencia entre una sangre canina y otra hay que buscarla en las membranas que envuelven las células sanguíneas del perro, es decir, en las cubiertas de los denominados eritrocitos, conocidos como glóbulos rojos en los humanos. Estos son unas células esenciales para el perro: transportan las moléculas de oxígeno por su cuerpo.

Determinar el grupo sanguíneo del perro

Los perros tienen ocho grupos sanguíneos y son diferentes a los humanos

El envoltorio (membranas) de los glóbulos rojos caninos tiene una serie de moléculas o proteínas, también llamadas antígenos. Estas proteínas varían en función del grupo sanguíneo del can y son ellas "las que determinan a qué grupo sanguíneo pertenece un perro", explica la veterinaria Irene Moñiz, del banco de sangre del Hospital Veterinario de Montjuïc.

Para conocer el grupo, es preciso realizar un análisis de sangre. De esta forma, los veterinarios diferencian entre el grupo DEA 1, DEA 2, DEA 3... Y así hasta ocho.

El primer grupo sanguíneo (DEA 1) es el más frecuente entre los perros. "Cerca de la mitad de los canes pertenecen a él", indica Luis Viñals, director del Centro de Transfusión Veterinario y que ha estudiado los grupos sanguíneos en galgos.

El centro que dirige realiza unas 1.200 extracciones sanguíneas cada año. Sus donantes son perros y gatos con dueños solidarios, que ayudan a salvar las vidas de otros animales que necesitan este preciado plasma.

Sangres de perros que se atacan y destruyen

Imagen: Nieve44/Luz

¿Qué sucede cuando se mezclan dos grupos distintos de sangre canina, como puede ocurrir durante una transfusión? Moñiz lo describe de un modo muy gráfico: "Los glóbulos rojos distintos se atacan y se destruyen".

Las defensas del cuerpo del perro que recibe la sangre diferente se ponen a trabajar: su sistema inmunitario se rebela contra la sangre que no es suya y trata de destruirla. "Ello explica que lo apropiado sea que cada perro reciba sangre de su propio grupo sanguíneo, en caso de necesitarla", apunta Viñals.

Los cachorros no tienen defensas en la sangre

Las diferencias entre la sangre de los perros y las personas no acaban en sus grupos sanguíneos. Otro contraste llamativo es que, "el perro no nace con anticuerpos capaces de destruir otros glóbulos rojos distintos a los suyos", señala Viñals.

Los cachorros, a diferencia de las personas, no nacen con anticuerpos para atacar la sangre distinta

Estos anticuerpos son una especie de soldados naturales, con la función de derribar sangre de distinto tipo al suyo. Pero los cachorros de perro, a diferencia de los humanos, e incluso de los felinos, nacen sin esta defensa natural.

Esta carencia podría parecer una debilidad. Sin embargo, supone una ventaja de peso para los perros: "La primera vez que reciben sangre de otro can es muy difícil que la rechacen o tengan una reacción adversa".

Este tipo de reacciones incompatibles sí ocurren en las personas y en gatos, en ambos casos, desde su nacimiento.

El sistema inmunitario de un can, sin embargo, aprende pronto a responder ante la presencia de sangre ajena no compatible: al cabo de cinco o siete días, los anticuerpos del perro reaccionan.

Por ello, en caso de necesitar una segunda transfusión, habría que recurrir, de forma exclusiva, a la sangre de un perro donante que sí fuera compatible.

¿Cuándo necesita sangre un perro?

La veterinaria Irene Moñiz, del Hospital Veterinario de Montjuïc, explica que la sangre canina puede ser "esencial para salvar la vida de otro perro".

"Cualquier tipo de anemia en el can precisa recurrir a la sangre de un perro donante", explica. Los tumores, las enfermedades de riñón, así como los preoperatorios, antes de que el perro entre al quirófano, son situaciones veterinarias urgentes en las que se precisa sangre.

Además, en este hospital catalán es muy habitual necesitar plasmas para salvar a perros que han sufrido un accidente grave o atropellos.

En España hay cinco grandes bancos de sangre veterinarios: el Hospital Veterinario de la Universidad Complutense de Madrid y el del Hospital Veterinario de la Universidad Autónoma de Barcelona, el Banco de Sangre Canina de Valencia, el Centro de Transfusión Veterinario de Madrid y el Hospital Veterinario del Maresme.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto