Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Energía y ciencia

Tipos de contenidos: Medio ambiente

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

Tecno-árboles ecológicos

Diversos artefactos tecnológicos simulan las virtudes de los árboles para luchar contra el cambio climático y la contaminación atmosférica

Imagen: Tierra Nuestra

Absorben el contaminante dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, iluminan las calles de forma ecológica o generan electricidad gracias a la energía solar. Sus promotores les llaman "árboles", aunque en realidad de trata de una forma sugerente de denominar diversos proyectos para luchar contra el cambio climático y la contaminación del aire urbano.

La contaminación del aire, especialmente en los grandes núcleos urbanos, es una de las grandes preocupaciones medioambientales y de salud pública de la actualidad. Para tratar de contrarrestar este problema, una empresa peruana, Tierra Nuestra, propone llenar las ciudades de una máquina a la que han denominado "Purificador de Aire Urbano" (PAU-20).

Este "Superárbol", como es ya conocido popularmente, es capaz, según sus creadores, de absorber CO2 y emitir oxígeno de manera similar a 1.200 árboles reales, y filtrar elementos nocivos como polvo y microorganismos de 200.000 metros cúbicos de aire al día, la cantidad que respiran 20.000 personas.
El aparato funciona absorbiendo el aire del ambiente y fijando los elementos contaminantes en agua, de manera que lo vuelve a lanzar al exterior ya purificado. Por su parte, el agua resultante se convierte en una mezcla de líquido no potable y lodo estéril que es depositado en un desagüe, y que sirve además para monitorizar los virus presentes en el entorno.

Por el momento, el primer prototipo de este "Superárbol" se encuentra en el exterior del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Turismo, en Lima, a la espera de recibir un mayor apoyo por parte de instituciones o empresas. Asimismo, participa en los Rolex Award for Enterprise 2008, un premio internacional para proyectos innovadores.

No obstante, podría decirse que no es un sistema tan ecológico cuando para su funcionamiento consume 2,5 kilovatios de electricidad y 12 litros de agua a la hora, además de los residuos que genera. Por su parte, sus responsables matizan que su principal objetivo es el de concienciar a los ciudadanos, de manera que reduzcan el uso de combustibles fósiles. En cualquier caso, afirman, consume menos que otras propuestas similares, y recuerdan que apenas requiere un gasto de dos euros diarios.

El "Superárbol" es capaz, según sus creadores, de absorber CO2 y emitir oxígeno de manera similar a 1.200 árboles reales

En este sentido, por ejemplo, una empresa castellonense, Movigi Spain Air Filter, está trabajando en un "árbol artificial" para eliminar "de día y de noche" el CO2 de la atmósfera, según sus responsables. En el proyecto, que utiliza un proceso químico de purificación fotosintética, colabora asimismo el grupo de investigación de Química Inorgánica Medioambiental y Materiales Cerámicos de la Universitat Jaume I, de Castellón.

Árboles farola y bosques solares

El ecologismo está de moda. Hace años hubiera resultado más difícil ver a Ross Lovegrove (responsable de los diseños del walkman de Sony o del iMac de Apple) tomar parte en la creación de unos particulares "árboles solares" que han sido instalados delante del Museo de Artes Aplicadas de Viena (MAK), en el centro de la capital austriaca.

Imagen: hg.hu

En realidad se trata de unas farolas experimentales de diseño que aprovechan la luz solar y almacenan la electricidad hasta tres días, logrando una potencia lumínica de 34 vatios. Estos "árboles solares", desarrollados con el apoyo de empresas Artemide y Sharp Solar, cuentan con diez "ramas" en las que incorporan placas solares fotovoltaicas.

Y si en Viena instalaban "árboles solares", en el término onubense de Matalascañas, en pleno parque dunar de Doñana, inauguraban recientemente todo un "Bosque Solar". Promovido por la Fundación Doñana 21, se trata en este caso de un complejo de quince módulos con paneles solares (diez de cinco kW y cinco de diez kW) que imitan la forma de un árbol.

La empresa Gamesa Solar es la responsable de ejecutar el proyecto, que cuenta con una inversión de 1,2 millones de euros y permitirá, según estimaciones de Agencia Andaluza de la Energía, encender 1.600 bombillas o 400 televisores y poner en funcionamiento 558 frigoríficos.

Clonar árboles históricos

En Nueva York no tienen "árboles solares", pero pueden presumir de "árboles clónicos históricos". Se trata de parte de un proyecto que pretende plantar en diversos espacios públicos de la ciudad un millón de árboles a lo largo de la próxima década. Dentro de esta iniciativa, sus responsables quieren incluir 25 clones de árboles históricos, cinco de cada uno de los cinco condados de Nueva York.

El primero de ellos es una haya europea de un siglo de antigüedad, ubicada en el sector Cherry Hill de Central Park. Asimismo, se espera que otros árboles ilustres, como el olmo de la iglesia San Nicolás, el más viejo de la ciudad y por que se dice paseó George Washington, formen parte de la colección.

El proceso de clonación consiste en injertar ramas cortadas de los árboles originales en raíces de otros de la misma especie, y manipularlos genéticamente. De esta manera, aunque su forma puede variar, se consigue un nuevo árbol con el mismo ADN del original.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto