Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Naturaleza

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Espacios naturales protegidos con Q de calidad

Siete parques españoles cuentan con este certificado que garantiza el óptimo estado de sus equipamientos y servicios

Los espacios naturales protegidos españoles se han convertido en uno de los destinos turísticos más populares. Millones de personas los visitan todos los años, como señala la Guía de Parques Naturales y Nacionales de EROSKI CONSUMER. Para disponer de un elemento de valor añadido que atraiga a más turistas, siete de estos parques han realizado un esfuerzo para lograr la Q de calidad. Este certificado garantiza que los visitantes se encuentran en un lugar que cuida los detalles y dispone de mayores comodidades y contenidos informativos y divulgativos.

Los responsables del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), el organismo que gestiona la Q de calidad, aseguran que los espacios naturales protegidos son "destinos turísticos de primer orden". Por ello, dentro de su programa de actuaciones, se encuadra la implantación de un sistema de calidad específico para estas áreas con un atractivo medioambiental especial.

En la actualidad, seis parques naturales y un parque nacional han conseguido la Q de calidad. Este sistema se refiere a los equipamientos y servicios de uso público que ofrecen los parques, bien de forma directa o bien a través de entidades concesionarias.

La Q de calidad garantiza que se cuidan los detalles y se cuenta con mayores comodidades y contenidos informativos y divulgativos

Para lograr el distintivo Q de calidad, el espacio natural protegido debe disponer de un sistema de gestión de la calidad documentado y actualizado que cubra y demuestre los requisitos contemplados por el ICTE.

La dirección del parque debe realizar un análisis de la situación de los equipamientos de uso público del espacio natural protegido y definir las medidas más oportunas para mejorar su gestión ambiental. De forma periódica, sus responsables deben revisar el nivel de cumplimiento de dichas medidas o buenas prácticas y redefinir las que no se hayan alcanzado.

Los distintos equipamientos que puede tener un parque con Q de calidad, como un centro de visitantes, un ecomuseo, un aula de naturaleza, miradores, un punto de información o un centro de documentación, deben estar debidamente señalizados, adaptados y acondicionados. En estos equipamientos se debe garantizar que no se sobrepasará un número máximo de personas, de forma que los visitantes reciban un trato adecuado. Los gestores del parque deben preocuparse de que estos equipamientos y el resto de la zona natural se mantengan en condiciones óptimas de funcionamiento.

La información es otro de los elementos imprescindibles en un sistema de calidad. El visitante debe disponer de datos exactos y objetivos sobre las reglas de uso público, la localización de los equipamientos, los horarios, los valores naturales del espacio protegido, el teléfono de emergencia, y un sistema de tratamiento de quejas y sugerencias. El espacio natural protegido debe contar con un programa de educación ambiental y de interpretación del patrimonio que pueda presentarse en conjunto o por separado a los visitantes.

Parques con Q de calidad

Así son los siete parques españoles que cuentan con la Q de calidad:

Parque Nacional de la Caldera de Taburiente (La Palma): en sus ocho kilómetros de diámetro en forma de caldera se ha formado a lo largo de miles de años un singular paisaje volcánico con casi 2.000 metros de desnivel. En él se pueden encontrar cientos de especies vegetales y animales, la gran mayoría endémicas de Canarias, como el pino canario o el murciélago orejudo.

Parque Natural de la Font Roja (Alicante): es una buena representación del bosque mediterráneo de media montaña. En él se pueden contemplar bosques de caducifolios compuestos por el quejigo, el fresno, el arce o el tejo. Gracias a la buena conservación de estos bosques, pueden vivir especies animales como el jabalí, el gato montés, la jineta, el tejón, el gavilán o el azor.

Parque Natural de la Garrotxa (Girona): es el mejor exponente del paisaje volcánico de la península Ibérica y uno de los más interesantes de Europa. Contiene unos cuarenta conos volcánicos y más de veinte coladas de lavas basálticas con morfologías singulares. Los diferentes ambientes que pueden encontrarse dan pie a una fauna y flora de gran diversidad. Se han catalogado más de 280 especies de vertebrados, y unas 1.100 especies de plantas superiores. La riqueza de su suelo volcánico permite en la actualidad que una cuarta parte de su extensión se dedique a cultivos.

Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén): su relieve escarpado y sus paredes rocosas, con picos como el de Empanadas y Cabañas con más de 2.000 metros de altitud, ofrecen unas vistas espectaculares. Su extensa red hidrográfica permite disfrutar de una gran variedad de flora y fauna, y realizar numerosas actividades, como paseos en barca, senderismo o contemplar el salto de agua de Chorro Gil. En su territorio viven algunas especies llamativas, como el águila real, o el buitre leonado, y exclusivas, como la violeta de Cazorla o la lagartija de Valverde.

Parque Natural de Montseny (Barcelona y Girona): gracias a su diversidad de ambientes, este espacio protegido tiene representadas las principales regiones biogeográficas de la Europa Occidental. A medida que se gana altura, aparecen especies típicas de varios ambientes, que condicionan a los diferentes animales que habitan allí. La fauna de influencia centroeuropea le confiere al parque un carácter singular, sin olvidar especies que pueden encontrarse como jabalís, zorros, azores, petirrojos y varias especies de anfibios, reptiles y peces.

Parque Natural del Cabo de Gata-Nijar (Almería): fue el primer espacio marítimo-terrestre protegido de Andalucía. Es también Reserva de la Biosfera, gracias a su contraste entre los diferentes espacios marinos y terrestres y las numerosas especies exclusivas que alberga. También resulta muy peculiar por su ausencia de invierno climático y su diversidad geológica, que permite un paisaje singular.

Parque Natural del Señorío de Bertiz (Navarra): ubicado en el término municipal de Bertizarana, este parque permite visitar un jardín botánico único y dar unos agradables paseos por sus distintos itinerarios. Tiene varios micro ambientes, si bien destacan los bosques de hayas. En su centro de interpretación se puede disfrutar de diversos contenidos audiovisuales.

Qué es la Q de calidad

Los consumidores son cada vez más exigentes, y el sector turístico no es una excepción. Un valor añadido que puede atraer a los turistas a un destino y conservarles para próximas visitas es la calidad. Por ello, la Secretaría de Estado de Turismo creó el Sistema de Calidad Turística Española (SCTE), para lograr que los destinos turísticos españoles sean más competitivos y permitan a sus visitantes disfrutar y estar más a gusto en ellos.

El SCTE cuenta con un organismo, el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), para gestionar e impulsar la implantación de equipamientos y servicios que permitan mejorar las posibilidades de un destino turístico. Cuando uno de ellos cumple los requisitos exigidos por esta institución, recibe la Q de calidad. Gracias a esta etiqueta, los visitantes saben que se encuentran en un lugar que cuida los detalles y ofrece los mejores servicios.




Otros servicios


Buscar en