Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Cosméticos ecológicos

Los cosméticos ecológicos son cada vez más demandados, pero la falta de criterios claros puede confundir al consumidor

Imagen: City Tree

Los cosméticos ecológicos están elaborados de forma respetuosa con el medio ambiente y sin sustancias irritantes ni tóxicas, según sus defensores. Aunque todavía resultan difíciles de encontrar, son cada vez más demandados por los consumidores, al igual que los demás productos ecológicos. Pero a la hora de adquirirlos, conviene saber unas pautas para elegirlos de forma adecuada. Este artículo explica por qué comprar cosméticos ecológicos y cómo conseguirlos.

Por qué comprar cosméticos ecológicos

Los cosméticos ecológicos no contienen colorantes, conservantes ni fragancias de síntesis, parafinas u otros productos derivados del petróleo, ni materias primas derivadas de animales sacrificados y tampoco han sido probados sobre animales.

Los cosméticos ecológicos prescinden de aditivos como los parabenos o el triclosán

En este sentido, los cosméticos ecológicos, además de su valor social y medioambiental, prescinden de aditivos como los parabenos o el triclosán, cuyo uso en la cosmética convencional ha generado una gran controversia entre los consumidores.

Desde la Asociación Vida Sana señalan que los auténticos "eco-cosméticos" tienen en común los siguientes elementos:

  • Un porcentaje mínimo de ingredientes de origen biológico certificado que puede llegar hasta el 90% sobre el peso seco.
  • Un listado negativo de ingredientes no permitidos que incluye los de síntesis química más problemáticos y la posibilidad de incorporar un nuevo ingrediente permitido.

Cómo conseguir cosméticos ecológicos

En la actualidad hay pocos fabricantes y comerciantes que produzcan y vendan en España cosméticos ecológicos, aunque su demanda es cada vez mayor, según sus impulsores.

Los responsables de la Asociación Vida Sana explican que se trata de pequeñas empresas casi artesanales, y citan a los países europeos como Alemania, Francia, Italia e Inglaterra como los principales productores de cosmética ecológica, al igual que Estados Unidos (EE.UU.).

Los ciudadanos que deseen adquirir cosméticos ecológicos pueden seguir los siguientes consejos. Los interesados pueden solicitarlos en los comercios especializados y establecimientos comerciales a los que habitualmente acuden. De esta manera, si no los tienen pero sus responsables observan el interés de sus clientes, comenzarán a ofrecerlos junto al resto de productos.

Internet también puede dar información sobre productores y contactos de empresas con cosmética ecológica. En la web Biocultura de la Asociación Vida Sana se puede hallar un listado de expositores.

Los cosméticos ecológicos más habituales que pueden encontrarse son productos para la higiene diaria, como champús, geles de baño, cremas corporales o dentífricos; los productos de tratamiento facial, como leche limpiadora, tónicos, peeling, cremas hidratantes, así como los colorantes capilares de origen vegetal; y los productos específicos para el cuidado de bebés.

En cuanto a los precios, los responsables de Vida Sana aseguran que no resultan más caros que los convencionales.

Cuidado con los falsos cosméticos ecológicos

Algunos productores y vendedores de cosméticos han detectado el creciente interés de los productos ecológicos, y utilizan diversas estrategias para ofrecer a los consumidores productos que aparentan ser ecológicos. Para evitarlos, sugieren desde Vida Sana, hay que desconfiar de las descripciones de envases que aluden a sus principios activos naturales. En el caso de un champú o crema cuya etiqueta diga que es "de aloe vera, manzanilla o té verde", esto no garantiza que sea natural ni ecológico. El principio activo natural puede ser un componente muy minoritario y la base del producto ingredientes de tipo industrial.

El consumidor también puede exigir en el punto de venta productos con certificado ecológico, como el BDIH de la industria de cosmética natural en Alemania; el AIAB italiano, el Soil Association de Inglaterra o la Ecocert de Francia de productos ecológicos; o el label Cosmebio de una asociación de empresarios galos de cosmética ecológica. Sin embargo, la diversidad y falta de unanimidad de los logotipos pueden llegar a confundir.

Además del contenido, el continente también puede ser ecológico. En EE.UU., las principales empresas de este sector, como Benefit, empaquetan casi todos sus envases con cartón reciclado. La empresa brasileña Natura Cosmetics, que lanza al año una media de 200 productos nuevos, fabrica su paquetería pensando en la reducción de materias primas y en su posterior reutilización.

Etiquetas:

cosméticos, ecológicos


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto