Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Atención sanitaria

Tipos de contenidos: Salud

^

Tecnologías para controlar la dislexia y TDAH

Los niños y adultos afectados por estos trastornos encuentran en las nuevas tecnologías un gran apoyo para sus capacidades cognitivas

  • Autor: Por CLARA BASSI
  • Última actualización: 31 de marzo de 2009
Imagen: ttarasiuk

El aprendizaje con dislexia o con el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) puede convertirse en una auténtica tortura para quienes padecen estas alteraciones del sistema nervioso. El apoyo con ayudas técnicas, que permiten el aprendizaje multisensorial, no sólo puede disminuir los casos de fracaso escolar entre estos niños, sino también mejorar su desarrollo y su salud, además de contribuir a la mejora del bienestar familiar.

Nuevas tecnologías, nuevas ayudas

Los niños con dislexia y los afectados por un trastorno con déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tienen problemas para seguir el ritmo escolar normal debido a las alteraciones que padecen. Proporcionarles ayudas técnicas es fundamental para paliar sus déficits e, incluso, puede repercutir beneficiosamente en su salud, según señalan los especialistas. La dislexia es un trastorno de aprendizaje de origen neurobiológico que se manifiesta por una dificultad de identificar, entender y reproducir los símbolos escritos del lenguaje, de forma que los niños que la sufren tienen problemas de comprensión y velocidad lectora, y les ocurre lo mismo en lo que concierne a la escritura.

Este trastorno se manifiesta a una edad temprana, cuando el niño se inicia en la lectoescritura, y es independiente de cualquier causa intelectual, cultural o emocional. Tanto en la escuela como en su domicilio, las tareas escolares pueden resultar a los afectados arduas y pesadas y, por lo tanto, aumentar su frustración y rechazo. Por esta razón, las ayudas técnicas que un niño disléxico necesita son aquéllas que le facilitan el aprendizaje multisensorial. Es decir, si tiene dificultades para entender lo escrito, lo convertimos en sonido para que pueda oírlo, ayudándole en su comprensión, explica Sandra López, logopeda de Rehasoft, empresa de origen sueco que trabaja en la producción de tecnologías para niños y adultos disléxicos y con TDAH.

En TDAH, las ayudas técnicas pueden contribuir a disminuir la medicación que se necesita para controlar el trastorno

En cambio, los niños con TDAH tienen problemas de memoria, concentración y comprensión, de modo que necesitan ayudas para estimular estas capacidades cognitivas. "El ordenador es una herramienta interactiva que les facilita esa concentración y memoria a corto plazo. Usamos el ordenador para que el niño realice ejercicios para mejorarla; y trabajando la concentración y la memoria operativa estamos mejorando también, al mismo tiempo, su comprensión", declara López.

Ayudas técnicas y salud

Se estima que entre el 10% y el 15% de los niños españoles tienen dislexia, y su aprendizaje con los métodos habituales de la escuela puede ser difícil en extremo. "Todos los profesionales que trabajan con estos niños -los psicólogos, los médicos y los neurobiólogos, entre otros- y entienden su problemática defienden el uso de las nuevas tecnologías", afirma López. ¿Cuáles son los motivos? Tanto en los niños disléxicos como en los afectados por el TDAH, contribuyen a que el niño mejore en numerosos aspectos relacionados con la salud y el desarrollo.

Gracias a estas ayudas, "pueden aprender al mismo ritmo del aula, lo que hace que su evolución se produzca a un ritmo normal, evitando así problemas de baja autoestima, frustración y, en definitiva, el fracaso escolar", expone la logopeda.

En el caso de los niños con TDAH, las ayudas técnicas pueden contribuir a disminuir la medicación que necesitan para controlar su trastorno. "Trabajando con ayudas técnicas, conseguimos en el niño un mayor grado de concentración y, por tanto, podremos reducir la medicación. Al igual que con el niño disléxico, así conseguimos un aumento de su autoestima, al tiempo que evitamos un más que posible fracaso escolar", declara López. También cabe decir que la mayoría de las familias en las que hay un miembro con TDAH están afectadas psicológicamente, puesto que son niños bastante problemáticos. Si con las ayudas técnicas ayudamos al niño, también estaremos ayudando a mejorar la salud familiar, según la experta.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto