Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Problemas de salud

Tipos de contenidos: Salud

Ahora no podemos parar
Λ

Causas y efectos del ovario poliquístico

Un estudio revela que el síndrome del ovario poliquístico puede estar causado por algunas disfunciones cardiovasculares paternas

  • Autor: Por NÚRIA LLAVINA RUBIO
  • Fecha de publicación: 27 de julio de 2009
Imagen: Wikimedia

Esta disfunción ovárica la sufre cerca del 6% de la población femenina. El síndrome del ovario poliquístico afecta al ciclo menstrual, el embarazo, las hormonas, el corazón o los vasos sanguíneos. Se manifiesta con un aumento del tamaño de los ovarios, que contienen varias bolsas llenas de líquido. Las causas y efectos de esta dolencia llevan años bajo estudio. Ahora, dos trabajos presentados en el Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Asistida y Embriología aportan nueva información.

El hallazgo de que el ovario poliquístico podría surgir de ciertas disfunciones cardiovasculares paternas abre una pequeña brecha al largo misterio que subyace en el origen de este síndrome (SOP), afectación femenina que se manifiesta, sobre todo, durante la pubertad y que afecta, según la Sociedad Española de Fertilidad, entre el 6% y el 10% de las mujeres. Ésta es una de las conclusiones expuestas recientemente en el Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Asistida y Embriología, celebrado en Ámsterdam (Holanda).

Otro trabajo, llevado a cabo en la Clínica Universitaria de Endocrinología Ginecológica y Medicina Reproductiva de Innsbruck (Austria), desvela que los hermanos de las mujeres con ovario poliquístico y resistencia a la insulina son más propensos a desarrollar también resistencia a la insulina, diabetes o dislipemia (alteración de los lípidos como triglicéridos, ácidos grasos, colesterol o fosfolípidos). Este estudio que relaciona salud cardiovascular con ovario poliquístico ha sido dirigido por Michael Davies, de la Universidad de Adelaida (Australia).

Según este trabajo, determinados factores de disfunción cardiovascular que se hallan en el padre o en la madre dejan su huella durante la gestación, generando unas condiciones desfavorables para el feto que, en caso de que sea una niña, llegará a desarrollar el síndrome de ovario poliquístico. Aunque aún se desconoce cómo afecta el riesgo cardiovascular en el padre sobre la hija, el trabajo refleja que el efecto paterno es un factor independiente de otros de riesgo, como el peso de la niña al nacer, la edad y hábito tabáquico de la madre, y la situación socioeconómica.

De origen incierto

El síndrome poliquístico es una alteración hormonal que da lugar a que múltiples pequeños folículos en el ovario se acumulen. El origen se desconoce, pero el estudio austriaco se ha centrado en la relación entre ésta y la producción de insulina, ya que muchas mujeres que sufren esta enfermedad generan demasiada insulina o se da el caso de que ésta no funciona bien.

El tratamiento es complicado y su elección dependerá del tipo y la intensidad de los síntomas, y la edad de la mujer

Por este motivo, las mujeres afectadas tienden a aumentar de peso (la mitad puede sufrir problemas de obesidad) o tienen dificultad para adelgazar. También corren un riesgo mayor de padecer diabetes (sobre todo de tipo 2), presión arterial alta y enfermedades del corazón. En el síndrome del ovario poliquístico, la glándula hipófisis (que regula la mayor parte de las funciones del organismo) secreta una gran cantidad de hormona luteinizante, encargada de estimular el desarrollo de los folículos ováricos y participa en el inicio de la ovulación.

Esta hormona incrementa la producción de andrógenos y, en consecuencia, la mujer desarrolla acné y aumento del vello (hirsutismo) aproximadamente en un 70%, sobre todo, en la parte superior del labio y en la barbilla. Por lo general, todas las mujeres fabrican cantidades normales de andrógenos. Es la cantidad excesiva la que puede detener la ovulación y provocar hirsutismo.

Síntomas y tratamiento

De forma habitual, los síntomas aparecen durante la pubertad, antes o después de la primera regla. Entre ellos destacan la obesidad y el aumento del vello del cuerpo, así como la dificultad para concebir. En ocasiones, el aumento de andrógenos confiere a la mujer cierto aspecto varonil, sobre todo, en el pecho y la cara. También puede producirse hemorragia vaginal irregular y abundante sin que aumente el peso o el vello corporal. Las alteraciones menstruales se manifiestan con ciclos de 40 días o más y, en ocasiones, puede desaparecer la menstruación en meses.

El diagnóstico se establece de forma sencilla, mediante la medida de los valores de hormonas masculinas en sangre y una ecografía de los ovarios. En ésta se pueden observar ovarios más grandes de lo normal (entre 2 y 9 mm de diámetro) y una cantidad anormal de folículos. El tratamiento es ya más complicado y su elección dependerá del tipo y la intensidad de los síntomas, la edad de la mujer y sus deseos de quedar embarazada.

Por lo habitual, el tratamiento está orientado a aliviar los síntomas y suelen incluir el uso de hormonas. Como es una enfermedad crónica, puede ser necesario seguir un tratamiento a largo plazo para evitar otras enfermedades como cáncer del endometrio, diabetes y enfermedades del corazón. Es muy importante la prevención en el cáncer de endometrio. Cuando el síndrome no se trata, algunos de los andrógenos fabricados se convierten en estrógenos (hormonas sexuales femeninas), y unos valores altos de manera crónica pueden aumentar el riesgo de cáncer del revestimiento interno del útero, cáncer de endometrio.

Practicar ejercicio unos 30 minutos diarios es un buen tratamiento ya que mejora la capacidad del cuerpo para usar insulina y puede aliviar los síntomas de la dolencia. En ocasiones, cuando se adelgaza, también se reducen los niveles de insulina lo suficiente como para permitir la ovulación e, incluso, puede retrasar el crecimiento de vello. En el tratamiento farmacológico se incluye la progesterona (u otras hormonas) o píldoras anticonceptivas para normalizar el sangrado menstrual.

Las mujeres que desean quedarse embarazadas pueden recibir medicamentos para ayudar a la ovulación. Los niveles de insulina también pueden reducirse mediante ciertos medicamentos. Por otro lado, Elisabet Stener-Victorin, de la Universidad de Gotemburgo en Suecia, acaba de publicar un artículo en el que recomienda la acupuntura como terapia.

OVARIO POLIQUÍSTICO Y EMBARAZO

Los problemas para que una mujer se quede embarazada son una de las principales consecuencias del síndrome del ovario poliquístico. Generalmente disminuyen las posibilidades de lograr un embarazo de la manera tradicional, lo que hace requerir tratamientos médicos para regular el ciclo reproductivo, así como procedimientos de fertilidad asistida. Para lograr un embarazo, la ayuda y guía de un médico especializado en el síndrome es clave, ya que antes de intentar la gestación, es necesario controlar varios de sus síntomas, como el sobrepeso.

Se realizan también exámenes para detectar los períodos de ovulación con el fin de aumentar las posibilidades de lograr la concepción. Si los medios tradicionales fracasan, siempre se puede recurrir a tratamientos de fertilidad asistida, que en los últimos años han avanzando en su variedad y tasa de efectividad. Lo habitual es que se prepare a la mujer a través de la inyección de hormonas estimulantes para la ovulación. En casos más complicados se procede a la fertilización "in vitro".

Aunque el síndrome no tiene por qué causar problemas de infertilidad, ésta tiende a relacionarse con embarazos de alto riesgo. Una mujer con ovarios poliquísticos tiene mayores posibilidades de pérdidas, desarrollo de diabetes gestacional y alzas de presión sanguínea.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto