Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Tipos de contenidos: Viajes

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

Formas de transportar la mascota en viajes aéreos

Para realizar un viaje en avión con un animal doméstico es necesario cumplir una serie de requisitos en cuanto a acondicionamiento del animal y lugar en el que debe viajar. Así y todo, cada aerolínea tiene sus propias normas.

  • Última actualización: 22 de agosto de 2005

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) especifica dos sistemas para viajar con animales domésticos que son: como equipaje en la bodega del avión o en cabina junto al pasajero. Las compañías aéreas no tienen por qué aceptar este último sistema, dado que no están obligadas a transportar animales vivos en la cabina de pasaje. Sin embargo, existen algunas compañías que permiten este servicio, normalmente cuando se trata de perros y gatos.

Como norma general, estos animales se facturarán y transportarán en la bodega del avión, donde irán colocados en un recipiente o contenedor adecuado para que resista el viaje. El embalaje será provisto por el propio pasajero, aunque en ocasiones se pueden adquirir en el aeropuerto. Es aconsejable comprar estas jaulas con una o dos semanas de anticipación al viaje para ir familiarizando al animal con ellas.

El cajón debe reunir ciertas condiciones de calidad y seguridad para el animal. Básicamente, debe ser lo suficientemente grande como para que la mascota pueda estar de pie, girarse y tumbarse cómodamente en él. Además de contar con unas dimensiones adecuadas a la talla del animal debe ser de material resistente, con fondo impermeable y tener una buena ventilación. Es importante agregar al cajón una inscripción que diga "animal vivo" con unas flechas indicando la posición correcta y los datos personales de los responsables del animal que permita facilitar su localización.

Para poder viajar en la bodega del avión como exceso de equipaje el peso total del animal y su contenedor no deben superar los 45 kilogramos. Si excede de esta cantidad, la mayoría de las compañías aéreas portearán a la mascota como carga. Cuando esto sucede el pasajero no tiene la garantía de que su mascota viaje en el mismo vuelo que él. Esto no proporciona ninguna seguridad para el dueño y supone una de las formas más peligrosas de transportar a un animal.

La otra opción, que en algunas ocasiones permiten las compañías, consiste en que el animal doméstico acompañe a su dueño en la cabina siempre que no se produzcan molestias a los demás pasajeros. Este sistema alternativo de transporte debe solicitarlo el cliente y realizar una autorización previa de reserva.

Además de unas normas básicas deben cumplirse una serie de condiciones para transportar a la mascota como equipaje de mano. Son las siguientes:

- El peso máximo del animal más su recipiente debe ser inferior a 6 kilogramos.

- El contenedor en el que se transporta al animal también tiene que estar dentro de unas medidas admitidas. Estas son como máximo 45 cm. de largo, 35 cm. de ancho y 25 cm. de profundidad.

- El animal deberá ser transportado en su respectiva jaula bien a los pies del pasajero, sobre él o bajo su propio asiento. No se permite que este tipo de clientes con mascotas se coloquen en butacas situadas en las filas correspondientes a las salidas de emergencia.

- Usualmente se limita a dos el número de animales domésticos que viajan en cabina. Aunque este número orientativo puede variar según el tipo de avión.

- En caso de trasladar animales de reducido tamaño, como por ejemplo pájaros, puede admitirse que varios de la misma especie compartan una misma jaula.

- El dueño de la mascota tiene que preocuparse de su cuidado durante el vuelo y en ningún caso podrá sacar al animal de su cajón en el interior de la cabina.

Para este sistema de viaje debe hacerse la reserva con mucha antelación y avisar de la incidencia, mientras que si el animal va a viajar en la bodega basta con entregarlo en la terminal de carga del avión tres horas antes de la salida del vuelo.

Con respecto al coste de viaje de la mascota, variará según la aerolínea con la que contrate el servicio. Generalmente se establece en función del peso del animal, así como del lugar donde serán transportado. En cualquier caso, es obligatorio tasar la mascota con la tarifa de exceso de equipaje.

Etiquetas:

mascota, viaje, viajero


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en