Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Canelones de calabacín

Tiempo 30-40 min
Dificultad Fácil
Valor energético 412 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Remojamos los canelones en agua, siguiendo las instrucciones del envase. Una vez listos escurrimos y dejamos sobre un paño. Pelamos y picamos la cebolla; lavamos y cortamos en daditos los calabacines.

En una sartén con el aceite sofreímos los calabacines y la cebolla, con un poco de sal a fuego lento, hasta que estén tiernos.

Retiramos del fuego, escurrimos el aceite sobrante, dejamos que se enfríe un poco y mezclamos con los huevos duros picados, el queso, un poco de sal y una pizca de nuez moscada.

Rellenamos con esta mezcla los canelones, enrollamos y colocamos en una fuente de horno, cuyo fondo se habrá cubierto con una ligera capa de salsa de tomate. A la salsa bechamel añadimos el puré de piquillos, mezclamos bien y cubrimos los canelones con esta salsa. Ponemos encima queso rallado y unos pellizcos de mantequilla y gratinamos en el horno a 250 ºC durante 10 minutos o hasta que se forme una bonita costra dorada.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
412 25g 12,2g 7,4g 1g
21% 36% 61% 8% 16%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Deliciosa idea para educar el gusto por la verdura de los más pequeños. Esta receta da lugar a un plato muy equilibrado nutricionalmente, ya que están representados casi todos los grupos de alimentos. Con una ensalada variada de primero y una fruta de postre se puede disfrutar de una comida equilibrada.

La pasta combina perfectamente con el resto de ingredientes formando una armonía de sabores suaves ensalzados por el queso y los pimientos de piquillo.

El calabacín tiene múltiples aplicaciones culinarias, los ejemplares más sabrosos son los que se recogen entre julio y septiembre. Su consumo supone un aporte moderado de fibra, gran parte de su composición es agua y el resto está formado por hidratos de carbono, algunas vitaminas destacables como los folatos, pequeñas cantidades de magnesio y fósforo y un poco más de potasio.

El valor calórico de este plato hace que no esté indicado en dietas hipocalóricas, aunque sacrificando el sabor, se puede utilizar leche desnatada, quesos desnatados y margarina light, lo cual disminuiría bastante las kilocalorías de esta receta.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Hipertensión arterial
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo