Cómo elegir las bisagras para los muebles

Las bisagras al ras son las más sencillas de colocar
Por mediatrader 2 de mayo de 2006

Primeramente, se debe comprobar que el funcionamiento de la bisagra es el correcto colocándola de manera provisional, ya que si se utilizan bisagras planas es necesario rebajar la madera en el lugar en el que vayan a ser insertadas.

De esta manera, se logrará incrustarlas en la madera, lo que permitirá que las puertas encajen y cierren correctamente.

Este es un proceso complicado si no se tiene la suficiente experiencia, por lo que es recomendable utilizar bisagras al ras, que simplemente atornilladas sobre la madera cumplen con su función. No obstante, su principal inconveniente es que no pueden sujetar puertas demasiado pesadas.

Para las puertas de madera maciza o de gran tamaño, es recomendable emplear bisagras fabricadas con materiales de mayor resistencia, como el acero, que generalmente suelen ser encajadas, aunque también las hay para colocar al ras.