Pinceladas marineras para decorar el cuarto de baño

Decorar el marco del espejo como un salvavidas contagiará la casa de ambiente litoral
Por mediatrader 1 de diciembre de 2003

La afición por el mar y los gustos decorativos relacionados con los barcos y con las viviendas rústicas del litoral pueden influir a la hora de habilitar ciertos espacios de la casa. Así, para aportar un toque de distinción y de originalidad se puede recurrir al empleo de diferentes elementos de ambientes marinos. Sobre todo en habitáculos como el cuarto de baño, donde la presencia constante de agua hace que estos objetos queden perfectamente integrados.

Para lograrlo se puede optar por enmarcar un espejo con una placa de madera y decorarla como si se tratará de un salvavidas. Después se puede añadir adornos marineros como conchas, maquetas de faros o veleros, colgar redes de pesca o realizar cuadros de nudos marineros para conseguir esa atmósfera marinera, que permita ofrecer un toque personal al baño, sin realizar un gran desembolso.

Para construir un «espejo salvavidas» se necesitará una luna circular, que se podrá adquirir en cualquier centro de bricolaje, fontanería o cristalería, donde podrá solicitar que se ajuste al espacio disponible sobre el lavabo. Si, por ejemplo, el espejo dispone de 60 centímetros de diámetro se requerirá una plancha de DM de 77×77 centímetros sobre la que deberá trazar dos círculos concéntricos; uno de 76 centímetros, y otro de 56 centímetros. Por el otro lado de la tabla, y centrado respecto a los círculos que se acaban de marcar, se dibujará el borde del espejo.

Se cortará el «salvavidas» siguiendo las líneas de los círculos de 76 y 56 centímetros de diámetro, y se dispondrá de un círculo de 20 centímetros de ancho que se podrá pintar de blanco y decorar con franjas rojas y una cuerda, aunque antes de empezar a pintar será recomendable lijar la madera.

Se colocará el espejo en su ubicación. A continuación se cortarán unas maderitas de forma rectangular y se atornillarán uno de sus extremos cerca de la zona de unión entre el salvavidas y el espejo de forma que se sujeten. Se deberá colocar al menos cuatro tablillas enfrentadas, dos a dos, aunque, dependiendo del grosor, peso y tamaño del espejo, podría ser necesario instalar un número mayor.

También hay que tener en cuenta que las medidas otorgadas son orientativas y que se puede realizar un marco marinero para el espejo de mayor o menor tamaño. Todo dependerá del espacio disponible sobre el lavabo.

Original y particular portarrollos de papel

Otro detalle marinero para acentuar la atmósfera marinera del cuarto de baño se centra en confeccionar un faro en el que guardar los rollos de papel higiénico. El pequeño complemento aportará un toque de originalidad a un elemento tan convencional como suele ser el que sirve de emplazamiento para este tipo de papel.

Para crear un diseño propio de este utensilio tan básico en el baño tan sólo se necesitará una tubería de PVC, unas escuadras y una base de DM.

Para empezar se recorta el hueco inferior, que simulará la puerta del original faro, y por la que tienen que salir los diferentes rollos de papel. Se lujará bien los bordes y se aplicará una mano de pintura selladora sintética. Es aconsejable pintar el color de base del faro con un aerosol, y dibujar los detalles como ventanas, puerta o diversos ladrillos con un pincel fino y pintura acrílica. A continuación se juntará la base con la tubería, ayudándose de unas escuadras metálicas y unos tornillos.

Así de fácil resulta el procedimiento para crear un original y personal portarrollos con un toque marinero para el realzar el estilo decorativo del cuarto de baño.