Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Gobierno niega haber propuesto aumentar a 25 años el periodo para calcular las pensiones

Asegura que era "un ejemplo" que se ha eliminado porque "puede inducir una interpretación errónea"

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 3 febrero de 2010
El Ejecutivo central ha remitido a Bruselas una corrección a la "Actualización del Programa de Estabilidad 2009-2013" para eliminar "un ejemplo" relativo al ahorro que supondría para la Seguridad Social ampliar el periodo de cálculo de las pensiones de 15 a 25 años, pues podría "inducir a una interpretación errónea", según ha informado el Ministerio de Economía y Hacienda en un comunicado.

En el Programa se incluye un apartado final sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo que incorpora una proyección sobre el resultado hipotético de un retraso en la edad de jubilación y del alargamiento del periodo de cómputo de las pensiones. "Dado que dicha simulación ha podido interpretarse como una propuesta concreta, se ha eliminado el ejemplo del documento, y así se ha comunicado a la Comisión Europea", ha explicado Economía.

El párrafo al que se hace mención señalaba que si "cada año que se retrasa la edad legal de jubilación se reduce en un punto del PIB el gasto en pensiones; cada año que se amplía el número mínimo de años para obtener una pensión se obtiene una reducción adicional de 0,2 puntos porcentuales. Por tanto, si a lo largo de la década de 2020 se elevan en dos años estos parámetros y si, además, se aumenta en una década el número de años considerados para calcular la pensión, el recorte total del gasto en pensiones podría alcanzar casi 4 puntos porcentuales sobre el PIB a partir de 2030...".

Con la corrección realizada por el Gobierno, el párrafo queda redactado como sigue: "De acuerdo con los estudios disponibles para España, el impacto de estas medidas en las proyecciones de gasto asociado al envejecimiento puede ser muy importante. En concreto, cada año que se retrase la edad legal de jubilación se reduciría en un punto del PIB el gasto en pensiones; cada año que se amplíe el número de años para el cómputo de la pensión se podría obtener una reducción adicional de 0,2 puntos porcentuales. Ello supondría una mejora muy sustancial del indicador de sostenibilidad (S2) que elabora la Comisión Europea".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones