Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Eduardo Palacio, director comercial de ecoBosques

Al invertir en árboles, los consumidores ganan dinero y luchan contra la deforestación mundial

Imagen: ecoBosques

Invertir en árboles es un buen negocio económico y ecológico para los consumidores: se traduce en intereses de hasta el 14% anual y ayuda a mejorar el medio ambiente y los países en vías de desarrollo. Así lo señala Eduardo Palacio, director comercial de ecoBosques. Su empresa gestiona sus propias fincas en Argentina y Costa Rica, que cultivan árboles para su posterior venta. Palacio asegura que es un negocio que supone una alternativa imprescindible para resolver el grave problema de la deforestación mundial y, por lo tanto, tiene un gran potencial de crecimiento. En pleno Año Internacional de los Bosques, sostiene que los consumidores pueden hacer mucho más de lo que piensan por los árboles y contra la deforestación mundial.

¿Qué beneficios económicos y medioambientales logra un consumidor al invertir en ecoBosques?

“En el momento de la venta se obtiene entre cinco y siete veces el importe comprado”En el momento de la venta, que puede llegar a los 16 años, se obtiene entre cinco y siete veces el importe comprado. En intereses, entre el 12% y el 14% anual. Los beneficios medioambientales se reflejan en las funciones de los árboles, como la transformación del dióxido de carbono (CO2) en oxígeno, la captación del carbono, la provisión de agua, la producción de alimentos, el mantenimiento de la tierra, el hogar de seres vivos, etc. El colegio de ingenieros de Montes de Madrid lo ha valorado en el caso de España en 13.500 millones de euros anuales. Además, contribuimos a la mejora de las condiciones económicas, laborales y educativas de países en vías de desarrollo.

¿Cómo es el proceso de inversión?

Primero explicamos al interesado qué hacemos. Luego le preguntamos por qué quiere comprar árboles y qué sabe del mundo forestal, para comprobar si le encaja o no, y se le ofrece la opción que se adapta mejor a su situación económica y personal. La relación es entre ocho y dieciséis años vista, según el periodo de crecimiento de los árboles. El consumidor tiene que asumir que no va a necesitar el dinero de la compra a medio-largo plazo, ya que el retorno lo recibirá cuando se venda la madera. Una vez que el árbol ha alcanzado el tamaño adecuado y las condiciones de venta son idóneas, se reciben ofertas de diferentes empresas. A partir de ahí, el cliente decide quedarse la madera, venderla él o hacerlo con nosotros.

Hace unos años hubo alguna empresa de inversión en plantaciones madereras relacionada con acciones fraudulentas.

“Los bosques en España ofrecen unos beneficios ambientales valorados en 13.500 millones de euros anuales”A raíz del escándalo de Fórum Filatélico y Afinsa, en 2005-2006, dada la relación familiar entre Francisco Briones (presidente de Fórum Filatélico), Ángel Briones (presidente de Bosques Naturales), las inversiones cruzadas entre los dos hermanos y sus diferentes empresas, hubo muchas informaciones confusas que crearon desconcierto. Las empresas filatélicas vendían sellos y ofrecían un interés anual y un valor de recompra asegurados como si fuesen productos financieros garantizados, en un mercado que depende de la oferta y demanda de coleccionistas (mercado de escasez). Hoy la gente tiene claro que un árbol y el mercado de la madera no tienen nada que ver con el mercado filatélico. Por ello, no hay razones para dudar de las inversiones en árboles, y en concreto en ecoBosques. Nosotros no garantizamos ninguna retribución anual ni valor de recompra. El beneficio se obtiene al final del proceso con la venta de los árboles.

¿Cómo detectar una propuesta fraudulenta de inversión?

Es importante diferenciar fraude y riesgo. Todas las inversiones tienen un riesgo que puede ser mayor o menor y no por ello son un fraude. Las propuestas fraudulentas se detectan cuando se contrasta y comprueba sin prisas la información de la empresa, del producto y de sus gestores. En ecoBosques, los socios tienen una trayectoria empresarial y agrícola muy amplia y seria, los árboles están plantados en un terreno concreto escriturado que se puede visitar, se puede pedir información, etc. Además, co-invertimos junto a nuestros clientes: por cada árbol que nos compran plantamos otro por si le pasara algo.

¿Qué riesgo hay?

“El retorno de la inversión se recibe cuando se vende la madera, entre 8 y 16 años después”El riesgo depende en gran medida de la trazabilidad del producto desde el principio al final. Comprar árboles es menos arriesgado que muchos productos financieros que la gente adquiere, donde comprobar su trazabilidad es casi imposible. El factor más relevante con los árboles es el tiempo que tardan en desarrollarse. Sin embargo, los consumidores ya compramos productos a largo o muy largo plazo cuando pensamos en nuestra jubilación.

¿Qué datos destacaría de este sector?


  • La madera es la segunda materia prima con más volumen de transacciones, por detrás del petróleo.

  • En los últimos años es un producto deficitario, en torno a 500.000 m3 anuales, y la tendencia indica que aumentará su consumo de una forma similar o superior al crecimiento de la población.

  • En la actualidad, solo el 7% de la madera consumida proviene de plantaciones.

  • Los bosques primarios disminuyen de forma alarmante y la comunidad internacional tiene el firme propósito de frenar esta situación.

¿Podría destacar alguna otra iniciativa similar a la de ecoBosques?

“El mercado de la madera no tienen nada que ver con el mercado filatélico”En España no hay empresas como nosotros con plantaciones en Argentina y Costa Rica. Fuera de nuestro país hay mucha tradición en EE.UU., Holanda (Terra Vitales, Flores teca), Inglaterra (Oxigen invest) o Suecia (For Wood). Es un sector con posibilidades importantes de crecimiento dentro del futuro de la economía sostenible.

2011 es el Año Internacional de los Bosques. ¿Cuál es su situación?

Hace 8.000 años había 6.000 millones de hectáreas de cubierta forestal. En la actualidad, en torno a 3.200 millones, casi una reducción del 50%. La mitad de esta destrucción se ha registrado en los últimos 80 años. Según los últimos datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en la última década se han deforestado 13 millones de hectáreas anuales, una superficie similar a una cuarta parte de la península Ibérica. Las zonas que lo sufren son América del sur, África y Sudeste asiático. En el resto, se ha conseguido frenar o invertir la tendencia.

¿Somos conscientes de la importancia de los bosques?

“Por cada árbol que nos compran plantamos otro por si le pasara algo”Desde que nacemos, nos enseñan la importancia de los árboles. Sin embargo, la mayor parte de la población mundial vive en ciudades y no es consciente del deterioro de su entorno (y no digo nada a miles de kilómetros, como el Amazonas, África austral o Indonesia). Al mismo tiempo, no sabemos cómo nos afecta.

¿Cómo nos afecta la deforestación?

Implica la erosión del suelo y desestabilización de las capas freáticas. A su vez, provoca inundaciones o sequías, alteraciones climáticas y reducción de la biodiversidad.

¿Y qué pueden hacer los consumidores?

“Comprar árboles es menos arriesgado que muchos productos financieros que la gente adquiere”Volver a disfrutar al máximo de la naturaleza. Cuando algo se realiza con intensidad, es muy duro perderlo y puede que se le dé su verdadero valor. Por otro lado, hay que utilizar productos que tengan en cuenta el medio ambiente. Hay opciones interesantes, como las energías alternativas, las bombillas de bajo consumo, el aislamiento, los productos reciclados, etc. que repercuten de forma positiva en nuestro bienestar, en el medio ambiental en general y en el de los bosques en particular. Y se puede participar en plantaciones y conservaciones de una forma permanente o comprar árboles. Si no, nosotros o nuestros hijos pagaremos precios muy altos por el aire que respiramos, la basura que echamos, el mar que ensuciamos, etc.

¿Cuáles son las principales amenazas que sufren los bosques?

Por orden de mayor a menor importancia, son:


  • La tala incontrolada para extraer la madera.

  • La generación de mayores extensiones de tierra para la agricultura y la ganadería.

  • Los incendios: más de un 95% tienen causas humanas y gran parte, para transformarlos en zonas agrícolas, ganaderas o urbanas.

  • La construcción de más espacios urbanos y rurales.

  • Las plagas y enfermedades de los árboles.

¿Los países toman medidas efectivas?

“La madera es la segunda materia prima con más volumen de transacciones, por detrás del petróleo”Muchos países del centro y sur de América han desarrollado legislaciones medioambientales que han implicado a las poblaciones en la conservación de los bosques. Varios países europeos se han comprometido a aportar fondos económicos para que los pueblos desarrollen actividades económicas (Perú, Colombia, etc.) sin destruir los árboles. Se ha creado un mercado sobre compensaciones de CO2 con el programa REDD+, que proporciona recursos económicos por la absorción de CO2 de estos bosques. Y hay otra serie de medidas dirigidas a evitar el comercio de maderas extraídas de forma ilegal, que exigen certificaciones de origen, como FSC o similares.

¿Cómo habría que enfocar este problema?

Naciones Unidas y los gobiernos implicados enfocan el tema por dos caminos: conservación de bosques primarios y reforestación de zonas deforestadas. Se realizan acciones directas sobre el terreno, en especial en las zonas tropicales y subtropicales de Sudamérica, África y Sudeste asiático. Los bosques primarios suponen un 36% de la superficie forestal y, en términos generales, se localizan en las zonas de poblaciones más pobres y necesitadas del planeta, que son parte de la causa de la deforestación.

No obstante, no puede pasar solo por la iniciativa pública. Deben emprenderse multitud de iniciativas privadas que se dediquen a conservar y mejorar las cosas para que, de esta forma, podamos disfrutar de lo que la naturaleza nos daba gratis y en abundancia, pero dejará de hacerlo porque no le damos tiempo a regenerarse. Hay que hacer ver a la gente que todos tenemos parte de la responsabilidad y de la solución y que tenemos que pasar a la acción.

¿Cuál es la situación de los bosques en España?

“Hace 8.000 años había 6.000 millones de hectáreas de cubierta forestal, en la actualidad, en torno a 3.200 millones”Cuentan con buena salud, gracias a muchos años de buen trabajo. Pero hay que mejorar, en especial en el problema de los incendios. El año pasado hubo pocos incendios, gracias a la prevención y al mayor control del factor humano. A ver si este año se mejoran las cifras.

Principales datos sobre ecoBosques

EcoBosques es una empresa forestal que invierte en fincas donde cultivan árboles tropicales y subtropicales de diferentes tipos de maderas, entre ellas nobles. Los árboles se venden a particulares, empresas españolas, extranjeras y SIPP (planes de jubilación británicos). Tiene más de 350 clientes repartidos en Canadá, Reino Unido, Irlanda, Austria, Italia, Israel, Portugal y España.

EcoBosques cuenta con más de 1.000 hectáreas en propiedad, entre bosques primarios y terreno reforestado, mas de 300.000 árboles plantados de Teca, Paraíso, Grevillea Robusta y Eucaliptus grandis. En 2005, arrancó con 10 millones de euros en árboles plantados y en 2009 alcanzó 16 millones de euros.

EcoBosques dispone de un equipo humano de 30 personas en España, Argentina y Costa Rica. Sus fincas se encuentran en Corrientes (Norte de Argentina), en el acuífero del Guaraní (zona subtropical de Sudamérica) y en Alajuela (Costa Rica), donde la climatología posibilita a los árboles crecer todos los días del año.


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones