Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La energía solar reflejada por la Tierra hacia el espacio aporta nuevos datos sobre el cambio climático

Un estudio de científicos españoles revela que el nivel de luz solar rebotada disminuyó desde 1983 hasta hace sólo tres años

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 28 mayo de 2004
La revista "Science" publica hoy un estudio de los científicos españoles Enric Pallé y Pilar Montañés-Rodríguez, del Observatorio Solar Big Bear de California, que avivará el debate en EE.UU. sobre la influencia humana en el calentamiento del planeta, cuestionada por la Casa Blanca para justificar su rechazo al Protocolo de Kioto.

Este trabajo es el primero que evalúa los cambios a largo plazo en la cantidad de energía solar reflejada por la Tierra hacia el espacio. Para sorpresa de la comunidad científica, el nivel de luz solar rebotada disminuyó desde 1983 hasta hace sólo tres años, cuando esa tendencia comenzó a invertirse. Para medir este fenómeno, denominado "albedo terrestre", los científicos españoles recurrieron a un método peculiar pero fiable: la observación nocturna del brillo de la Tierra reflejada en el lado oscuro de la Luna. Es la luz solar que se proyecta en nuestro satélite tras rebotar en las nubes terrestres, las partículas lanzadas por los volcanes y las emitidas a la atmósfera por actividades humanas contaminantes.

La teoría de Da Vinci

En el siglo XVI, Leonardo da Vinci, fascinado por el brillo nocturno de los océanos, explicó la causa de ese enigmático fenómeno: la porción iluminada de la Luna recibe directamente luz del Sol; el débil resplandor en el lado oscuro es el brillo de la Tierra, la luz solar que nuestro planeta rebota.

Con la observación de ese fenómeno durante ocho años a través de un telescopio en California, combinado con datos de satélites sobre las nubes del planeta durante veinte años, Pallé y Montañés-Rodríguez constataron el descenso de la energía solar reflejada al espacio, lo que empezó a cambiar completamente en 2001. Según los investigadores, la causa de esa drástica fluctuación de la intensidad del "albedo" no está clara, aunque guardaría relación con la variabilidad natural de las nubes.

Esta incógnita es crítica para analizar el cambio climático. Pallé explica que el factor fundamental que gobierna el clima terrestre es la cantidad de energía recibida del Sol, que puede variar si nuestra estrella aumenta su brillo o si cambia la cantidad de nubes que reflejan esa energía hacia el espacio.

Etiquetas:

energía luna tierra

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones