Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La ola de calor podría indicar la aceleración del cambio climático, afirma un profesor británico

Asegura que las rachas tan calurosas que estamos padeciendo se esperaban para dentro de 20 ó 30 años

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 8 agosto de 2003
John Schellnhuber, uno de los más destacados expertos en clima de Europa, vaticina que la actual ola de calor que se extiende en estos momentos por 30 países del Hemisferio Norte, podría indicar que se está acelerando el cambio climático. "Existe una pequeña probabilidad de que el cambio climático achacable al hombre avance con una rapidez y una fuerza mucho mayores de lo esperado", afirma Schellnhuber, que en estos momentos dirige el equipo más importante de científicos expertos en clima que hay en Gran Bretaña, el del centro Tyndall.

Según este experto, el calor abrasador que estamos experimentando "podría guardar relación con la peor de las expectativas (la del calentamiento global) que nadie querría que llegará a hacerse realidad". Precisó que serán necesarios varios meses de investigación para analizar los datos de todas las partes del mundo, antes de que los científicos estén en condiciones de explicar por qué las olas de calor están teniendo este año tanta intensidad.

"Lo que estamos viendo es absolutamente insólito. Sabemos que el recalentamiento de la tierra avanza a gran velocidad, pero la mayoría creíamos que habrían de pasar 20 ó 30 años antes de ver rachas tan calurosas. El problema es que se están registrando ahora. En el futuro se multiplicarán los casos de clima extremo", comenta Schellnhuber.

Para Michael Knobelsdorf, meteorólogo de los servicios alemanes de meteorología, lo que más llama la atención es que estas temperaturas extremas se estén registrando a intervalos tan cortos de tiempo, lo que indica que el clima está desequilibrado. "El año pasado, en Alemania estábamos anegados por las inundaciones. Ahora, en cambio, padecemos una de las más severas sequías que se recuerdan", señala.

Fuera del viejo continente, el calor también está haciendo estragos. Concretamente en algunas regiones de La India, las temperaturas han alcanzado entre 45 y 49 grados, lo que ha dado como resultado la muerte de más de 1.500 personas. Asimismo, en Canadá, Estados Unidos, Hawai, China y en ciertas zonas de Rusia y Alaska se han alcanzado temperaturas iguales a las más altas jamás registradas.

El mes pasado, la Organización Meteorológica Internacional (OMI) ya advirtió de que los casos de clima extremo serán cada vez más frecuentes. "El mundo está asistiendo a un cambio de las condiciones generales y de las extremas. Ahora tratamos de averiguar si ese cambio se está acelerando", indicó ayer mismo Ken Davidson, director del programa de clima de la OMI.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones