Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Web de prensa

Web de prensa de EROSKI CONSUMER

Para resolver cualquier duda o aclarar cualquier información ponte en contacto con nosotros en los teléfonos (+0034)946211627 o (+0034)946211847 o el email info@consumer.es.


Seguros médicos privados: analizados precios y coberturas de diez compañías aseguradoras tras solicitar 480 presupuestos

El precio medio de una póliza básica puede variar de una aseguradora a otra más de un 50%

  • En 10 ocasiones no aseguraban a una mujer embarazada de 35 años y en 4 tampoco a una diabética de 60 años

Una joven de 35 años embarazada de un mes desea contratar un seguro médico privado con el fin de asegurarse una asistencia sanitaria eficaz durante el embarazo y el parto. Pide 120 presupuestos a diez compañías aseguradoras distintas y se encuentra con que en diez ocasiones no le aseguran. Puede parecer un error pero no lo es. El motivo es precisamente estar embarazada. Curiosamente, cuando sí la admiten como cliente, las compañías analizadas le aplican un periodo de carencia (sin cobertura médica) de un mínimo de 8 meses y de un máximo de 24, según la entidad. En todos los casos, la mujer corre el más que razonable riesgo de que el seguro privado no cubra el alumbramiento del hijo que espera, pero sí de los futuros (si los hay).

Así lo ha comprobado EROSKI CONSUMER tras solicitar en seis ciudades españolas (A Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla y Valencia) 480 presupuestos de pólizas de seguros médicos privados en diez compañías diferentes: Adeslas, Allianz, Aresa, Asisa, Axa Winterthur Salud, Caser, DKV Seguros, FIATC, Mapfre Caja Salud y Sanitas. Para recopilar la información, se crearon cuatro perfiles de clientes con características diferentes. Por una parte, se escogió a dos solteros de 35 años de distinto sexo y con diferentes condiciones familiares: mientras él no tenía pareja ni tampoco hijos, ella estaba embarazada de un mes, sin pareja. Los otros dos perfiles son dos matrimonios bien distintos: uno, lo forman una mujer con diabetes y un hombre sin ninguna enfermedad de 60 y 62 años, respectivamente; y el otro, es una pareja joven (de 37 años ella y 40 años él) con dos hijos pequeños de entre 5 y 9 años. En cada una de las ciudades escogidas, los técnicos de la revista actuaron como clientes potenciales interesados en conocer los precios que les ofrecía cada entidad para asegurar su asistencia sanitaria. Concretamente, querían saber cuánto les costaría la póliza más básica en cobertura y cuánto la más completa. De los 480 presupuestos solicitados telefónicamente, en 10 de ellos las compañías no aseguraban a la mujer embarazada, en 8 al matrimonio mayor y en otros 4 a la mujer diabética. Asimismo, en 34 ocasiones la compañía no contaba con una póliza básica y otra completa, sino que solo ofrecía un tipo de seguro con un único precio.

Además de lo ocurrido a la mujer embarazada, también se ha encontrado otra peculiaridad: una mujer de 60 años tampoco puede contratar una póliza de salud junto a su marido en cuatro ocasiones en las que solicita un presupuesto. ¿La razón? Sufre diabetes.

Tan diferentes, ¿por qué?

En líneas generales, las diferencias en los precios entre las aseguradoras tienen que ver con el número de prestaciones que cada una ofrece al contratar una póliza. Aun así, se ha comprobado que las pólizas más completas incluyen en los cuatro perfiles las prestaciones más básicas (a elegir entre medicina primaria, pediatría, especialidades médicas, hospitalización, urgencias y pruebas diagnósticas), mientras que la tendencia de la mayoría de las compañías en los seguros más básicos es la de no incluir la hospitalización. Con todo, EROSKI CONSUMER comprobó que las compañías más caras son Axa Winterthur Salud (con los precios mensuales medios más caros en tres de los cuatro perfiles) y DKV Seguros (donde la prima mensual media es más onerosa para la familia). Por el contrario, Caser y Fiatc cuentan con los costes medios mensuales más económicos.

Y es que el sexo, la edad, la salud, el lugar de residencia y el tipo de póliza que se contrate condicionan el precio final de un seguro médico privado. Pero también influye mucho la compañía con la que se contrate la póliza. La tarifa media del seguro más básico puede variar entre un 48% y un 58% en función de la aseguradora que se elija. Por ejemplo: la mujer embarazada que contrate la póliza más básica puede pagar, de media, una prima de 34 euros en Asisa y de 81 en Axa Winterthur Salud.

EROSKI CONSUMER ha comprobado que mientras un soltero de 35 años paga una prima mensual media de 46 euros al mes, este coste aumenta hasta los 65 euros en el caso de una mujer de 35 años embarazada. Asimismo, la prima también se incrementa cuando se rondan los 60 años, puesto que un matrimonio de esta edad puede pagar una media de casi 90 euros por persona al mes.

Por ciudades, las tarifas mensuales medias más competitivas se hallaron en A Coruña (ofrece una de las medias más asequibles en los perfiles correspondientes a la mujer joven embarazada y al matrimonio mayor) y Sevilla (con las primas medias más económicas para el soltero y la familia). Al contrario que en Barcelona, Bilbao (dos ciudades donde se facilitaron las mensualidades más caras para la mujer joven y la pareja de mayores), Valencia (con el coste más alto para el soltero) y Madrid (donde es más caro contratar un seguro de salud para una familia).

El copago, un término que no se puede obviar

Quien asegura su salud no solo paga una prima y se olvida, sino que en muchas ocasiones tiene que sufragar un coste añadido cada vez que visita al médico o llama a una ambulancia. Es el copago, es decir, una pequeña cantidad de dinero que el asegurado abona por determinados servicios médicos. En el estudio, dos de las diez compañías analizadas no exigía en ningún caso esta franquicia: fueron Allianz y Fiatc. Asimismo, Axa solo la requería en las pólizas ofrecidas a la familia, a diferencia de Aresa que exigía un copago en todos los perfiles, excepto en los seguros dirigidos a la embarazada de 35 años.

El copago medio más económico corresponde a una consulta de enfermería (unos 2 euros), mientras que los servicios más onerosos son la preparación al parto (10 euros por consulta en caso de la mujer joven embarazada) y urgencias (entre 6 y 7 euros en los otros tres perfiles seleccionados en la muestra). Por compañías, en los perfiles de los dos jóvenes, Adeslas ofrece los copagos más elevados mientras que para los dos matrimonios, es Asisa a la que corresponden los precios menos económicos. Por el contrario, Mapfre es la compañía aseguradora que establece los copagos más económicos en los cuatro perfiles, cuando los hay.

Asegurados sí, pero con límites

Al contratar una póliza de salud, el asegurado no puede hacer uso al instante de todas las coberturas que ha contratado, sino que tiene que esperar unos meses: son los periodos de carencia. Las compañías los establecen porque calculan las primas basándose en las probabilidades de que las personas sanas contraigan enfermedades. EROSKI CONSUMER quiso saber cuánto tiempo tendrían que esperar los cuatro perfiles seleccionados para utilizar las siguientes prestaciones: intervención quirúrgica con y sin hospitalización, ingreso en el hospital para un tratamiento médico y la asistencia al parto. En líneas generales, los cuatro asegurados debían esperar entre 6 y 7 meses para acceder a la cobertura por hospitalización (con y sin intervención quirúrgica) y las mujeres, entre 9 y 10 meses para la asistencia al parto. Por eso, antes de contratar un seguro es fundamental leer detalladamente las condiciones de la póliza, puesto que el futuro asegurado puede llevarse algunas sorpresas. Al solicitar un presupuesto, las compañías de seguros no suelen ofrecer la información completa y se limitan a dar el precio de la prima y a enumerar los servicios más importantes que se cubren. Sin embargo, el ciudadano ha de saber que establecen unos límites en las prestaciones que se contratan e, incluso no cubren algunas enfermedades, como por ejemplo la enfermedad por VIH, la drogodependencia y el alcoholismo. En caso de guerras y epidemias declaradas oficialmente, daños nucleares o radiactivos, las aseguradoras también eximen su responsabilidad, y si se producen daños físicos en la práctica de deportes tampoco cubren la asistencia sanitaria. Del mismo modo, no se hacen cargo de gastos médicos provenientes de terremotos e inundaciones declaradas como catástrofe nacional.

Para demostrar los límites en las coberturas contratadas bastan dos ejemplos: en la asistencia en el extranjero, en la que se impone un límite económico entre 10.000 y 15.000 euros; y en la hospitalización. En la prueba telefónica, casi todas las compañías insistían en que ésta era ilimitada. Sin embargo, en diez presupuestos ofrecidos por Asisa, se indicaba que cubrían la hospitalización 30 días al año; y en una ocasión respectivamente en Adeslas, Fiatc y DKV aseguraban que la cubrían 50, 90 y 180 días, respectivamente. Por último, en Caser afirmaron en uno de los supuestos que pedían un copago (4 euros) el primer día de hospitalización.

Por último, antes de aceptar un cliente, la entidad aseguradora le exige rellenar un cuestionario para evaluar su estado de salud. Si sospechan que puede tener complicaciones de salud en un futuro inmediato, podrían rechazarle. Es más, si el futuro cliente declara tener una enfermedad, pueden excluir la cobertura sanitaria de esa dolencia explícitamente o no aceptarle como asegurado. Es el caso de la mujer diabética de 60 años y la embarazada de 35 años (dos de los cuatro perfiles propuestos por EROSKI CONSUMER).


PRIMAS MENSUALES MEDIAS (en euros) DEL SEGURO MÁS BÁSICO, SEGÚN EL PERFIL DEL ASEGURADO Y LA COMPAÑÍA EN LA QUE SE CONTRATE

Datos de seis ciudades (A Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla y Valencia) obtenidos en la prueba realizada por EROSKI CONSUMER

COMPAÑÍASoltero(1)Embarazada(2)Matrimonio mayor(3)Familia(4)
Adeslas38,238,1126,1125,6
Allianz46,155,9158,8184,4
Aresa27,662,8142,489,6
Asisa34,733,8116,1101,0
Axa Winterthur Salud50,681,3203,0162,4
Caser26,140,097,891,9
DKV Seguros34,159,5126,2109,0
FIATC33,935,5137,8127,4
Mapfre Caja Salud28,963,8124,8114,1
Sanitas37,462,1142,5177,2
MEDIA35,653,4133,9130,1

(1) Joven de 35 años, soltero, sin pareja ni tampoco hijos.

(2) Mujer de 35 años, soltera y embarazada de un mes.

(3) Matrimonio de 60 y 62 años. Ella tiene diabetes.

(4) Matrimonio de 37 y 40 años con dos hijos de entre 5 y 9 años.



PRIMAS MENSUALES MEDIAS (en euros) DEL SEGURO MÁS COMPLETO, SEGÚN EL PERFIL DEL ASEGURADO Y LA COMPAÑÍA EN LA QUE SE CONTRATE

Datos de seis ciudades (A Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla y Valencia) obtenidos en la prueba realizada por EROSKI CONSUMER

COMPAÑÍASoltero(1)Embarazada(2)Matrimonio mayor(3)Familia(4)
Adeslas64,873,5222,1270,1
Allianz62,868,9178,7235,4
Aresa60,294,2277,9273,0
Asisa59,160,4163,9164,3
Axa Winterthur Salud62,397,9329,6190,3
Caser41,663,4167,5177,7
DKV Seguros57,479,0233,5465,3
FIATC44,447,8181,7158,2
Mapfre Caja Salud49,385,5193,4217,7
Sanitas56,285,0249,2224,3
MEDIA55,476,2219,1>245,5

(1) Joven de 35 años, soltero, sin pareja ni tampoco hijos. Trabaja como policía municipal.

(2) Mujer de 35 años, soltera y embarazada de un mes. En breve, necesitará acudir al ginecólogo, y preparase para el parto.

(3) Matrimonio de 60 y 62 años. Ella tiene diabetes. Desean una atención sanitaria eficaz y rápida para los dos.

(4) Matrimonio de 37 y 40 años con dos hijos de entre 5 y 9 años. Buscan especialmente una buena atención sanitaria para sus hijos.


Ver el informe completo

Miniatura de la portada impresa de revista de febreo 2011

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones