Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Cremas, perfumes y medicamentos, principales responsables de las alergias solares

Las lesiones cutáneas son los síntomas más frecuentes de estas reacciones

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 5 agosto de 2002
Medicamentos, perfumes y cremas solares son los principales responsables de las alergias que genera el sol durante la época estival, según el Servicio de Alergia del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. "Antibióticos, antihistamínicos, antiinflamatorios no esteroideos, tranquilizantes y diuréticos orales son los medicamentos que con más frecuencia provocan reacciones cutáneas por la radiación solar", afirma el doctor José María Bartolomé, alergólogo del centro madrileño.

Aún así, "se trata de enfermedades poco frecuentes, no hereditarias y que no tienen preferencia por pacientes alérgicos", indica el doctor Bartolomé.

Los síntomas más frecuentes de la alergia al sol son quemaduras solares exageradas, urticarias, erupción cutánea, lesiones eczematosas y dermatitis fotoalérgica, en ocasiones acompañados por mareos. Se recomienda acudir al especialista ante cualquier tipo de reacción tras una intensa exposición solar y consultar con un médico los posibles riesgos de los medicamentos y productos utilizados.

Detección y prevención

Una reacción fotoalérgica se diagnostica con una prueba de provocación que consiste en la aplicación de la sustancia sospechosa sobre una zona de la piel. Irradiándola durante unos 15 o 30 minutos, protegiendo el resto de la piel, aparecerán las lesiones cutáneas. Pero, "la mejor prevención -dice el doctor- es disminuir la exposición incontrolada y evitar en lo posible sustancias fotosensibilizantes". Además, se recomienda evitar los baños solares entre las 11.00 y las 16.00 horas.

Por otro lado, no sólo debemos contar con la radiación solar, sino sumarle además la reflejada. Si estamos sobre la hierba la radiación del sol aumenta en un 5%, en el agua en un 10%, en la arena de la playa en un 25% y en la montaña hasta en un 80% más.

La ropa húmeda o muy ligera puede favorecer la radiación. El cristal de las casas y de las ventanillas de los coches bloquea casi toda la radiación UVB y la mitad de la UVA. Aún así, se insiste en el uso de filtros solares, con factor de protección en torno a 15.

El tratamiento de las alergias pasa por evitar la exposición al sol y por la retirada de la sustancia responsable de la misma. Pueden administrarse antihistamínicos por vía oral para el picor y corticoides tópicos, reservándose los de vía oral para casos graves.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones