Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El diagnóstico de tumores malignos a través de imágenes abre nuevas posibilidades en la lucha contra el cáncer

De esta forma se puede controlar el crecimiento de vasos sanguíneos que alimentan al tumor

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 9 marzo de 2004
La representación en imágenes del crecimiento de tumores malignos abre nuevas posibilidades de combatir el cáncer mediante el control del crecimiento de vasos sanguíneos que lo alimentan, según se dijo ayer en el Congreso Europeo de Radiólogos que se celebra hasta hoy martes en Viena, con la participación de más de 13.000 expertos.

Según explicó el francés Charles A. Cuenod, la angiogénesis, o formación de vasos sanguíneos en torno a un tumor, se ha convertido en uno de los pilares básicos de la oncología. En la angiogénesis desempeñan un papel principal las células que revisten los vasos sanguíneos por dentro; éstas deben crecer para desarrollar toda una red de vasos y permitir así a la célula cancerígena destruir el organismo que la nutre.

Para la medicina es decisivo poder hacer visibles estos procesos, puesto que así podrá ayudar en la búsqueda de sustancias eficientes que bloqueen la angiogénesis y hagan "morir de hambre" al tejido maligno, en vista de que éste no puede adquirir un tamaño mayor de uno o dos milímetros sin vasos sanguíneos nuevos.

Tomografía y resonancia

Hasta ahora, dichos procesos sólo se podían examinar mediante pruebas de tejido, lo que para el paciente era muy molesto, sin que además se lograse reflejar resultados objetivos. Ahora, los radiólogos llegan a hacer visible la angiogénesis sin tener que tomar pruebas de tejido.

La tecnología más frecuente para ello es la tomografía computerizada que, según Ken Miles, de la Universidad de Sussex (Gran Bretaña), examina la concentración de un medio de contraste en torno al tumor: cuanto más fuerte la concentración, lo más probable es que haya tejido maligno.

Este método ha ayudado ya a enfermos de determinadas formas de linfoma después de la quimioterapia para distinguir si en el cuerpo del paciente sigue habiendo tumores o tan sólo quedan "cicatrices" de tejido inactivo.

Adquiere también importancia la resonancia magnética que se usa para enjuiciar el crecimiento de tumores cerebrales o también contra los carcinomas de mama, subrayó el experto británico Anuar Padhani.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones