Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Hospital de Sant Joan de Déu logra el primer embarazo en el mundo de una paciente oncológica sin ovarios

Ello ha sido posible gracias al autotrasplante de tejido ovárico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 19 diciembre de 2011
Una paciente que se quedó sin ovarios a causa de dos tumores ha quedado embarazada gracias al autotrasplante de tejido ovárico, lo que supone el primer caso que se da en el mundo con estas características. Este logro se ha conseguido en el Hospital de Sant Joan de Déu, situado en Esplugues de Llobregat (Barcelona).

La paciente es una mujer de 31 años que en los últimos años ha padecido tumores en ambos ovarios que requirieron de su extirpación total, aunque en el caso del ovario derecho los médicos pudieron extraerle una pequeña parte de tejido ovárico sano que se ha conservado congelado hasta este verano, cuando la mujer solicitó un autotrasplante para intentar quedarse embarazada.

El tejido ovárico, al que los médicos incorporaron unos factores de crecimiento extraídos de la sangre de la paciente para favorecer su revascularización, se introdujo en una zona próxima a la ubicación natural de los ovarios y al cabo de cuatro meses, la mujer empezó a tener actividad ovárica y a generar óvulos. Los profesionales del servicio de Ginecología iniciaron entonces un proceso de fecundación "in vitro" que ha tenido éxito y la paciente está embarazada y espera un bebé para el próximo verano.

Esta es la primera vez que se consigue un embarazo mediante autotrasplante de tejido ovárico con una mujer que había perdido los dos ovarios, señaló el jefe de Ginecología de Sant Joan de Déu, Justo Callejo. En el resto de casos, las pacientes conservaban alguno de sus ovarios parcial o totalmente, aunque con sus funciones afectadas por el tratamiento de quimioterapia o radioterapia.

Callejo aseguró que se abre una puerta a la "esperanza" para las mujeres que, antes de iniciar un proceso oncológico, han entrado a un quirófano para quitarse tejido ovárico ya que "ahora les podemos decir que "tenemos un protocolo en el que hemos tenido un resultado exitoso".

El Hospital Sant Joan de Déu conserva tejido ovárico congelado de 173 mujeres de entre seis y 38 años, en su mayoría afectadas por cáncer de mama, linfoma de Hodgkin y osteosarcoma, con el objetivo de preservar su fertilidad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones