Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Investigación médica

Tratamiento para el Ébola: la investigación que no cesa

Los fármacos y las vacunas que hay disponibles para el Ébola son experimentales y todavía no han sido probados en personas ni están certificados por las autoridades sanitarias pertinentes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 1 octubre de 2014

Sin tratamiento ni vacuna, de momento. Esta es la realidad de la epidemia sin precedentes que provoca el virus del Ébola y que, según las autoridades sanitarias, ya ha ocasionado más de 2.400 fallecidos. Tal magnitud provoca cierto temor entre la población, sobre todo, de los países más afectados. Por ello es fácil que, ante las noticias esperanzadoras de investigaciones con fármacos y vacunas, se generen expectativas que no se adecuan a la realidad. En este artículo se describe cuál es el único tratamiento probado en la actualidad y algunos fármacos que están todavía en estudio pero que muestran resultados prometedores.

Imagen: 7th Fleet
El Ébola se ha convertido en un virus muy mediático. Prueba de ello son las múltiples noticias que salen publicadas relacionadas con el desarrollo de vacunas y fármacos experimentales. También la Organización Mundial de la Salud (OMS) se esfuerza en difundir mensajes relacionados con la prevención y el tratamiento y, a la vez, en desmentir algunas creencias que rodean a la enfermedad, como algunas prácticas sin fundamento a las que se les supone cierta capacidad protectora y que, en realidad, no es tal. De hecho, hay que lamentar ya la muerte de al menos dos personas por haber tomado una solución salina fraudulenta que supuestamente era eficaz contra el virus. Según la OMS, también se han incrementado las ventas por Internet de medicamentos y suplementos falsos que se comercializan para prevenir o tratar la enfermedad.

Fármacos: solo para los síntomas del Ébola

En un reciente comunicado, la OMS avisa que los fármacos y las vacunas en estudio, algunos de los cuales muestran indicios de ser eficaces, todavía no han sido experimentados en humanos ni están aprobados por las autoridades sanitarias pertinentes, por lo que su uso es solo compasivo. Al ser productos en fase de desarrollo, tampoco se conoce su seguridad ni los posibles efectos adversos que pueden provocar. Además, no se espera que ninguna vacuna sometida a las pruebas pertinentes esté lista antes de 2015.

El tratamiento actual está destinado a mantener el equilibrio de fluidos y electrolitos, la oxigenación y la presión arterial, y a frenar infecciones

En España, la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Mercedes Vinuesa, ha señalado que se está en contacto con instituciones internacionales para acceder a los fármacos experimentales reconocidos por la OMS, a fin de que los especialistas encargados de los pacientes afectados puedan disponer de ellos.

Así pues, de momento, el tratamiento es de soporte y sintomatológico para mantener el equilibrio de fluidos y electrolitos, la oxigenación y la presión arterial, además de intentar atajar cualquier infección que pueda surgir.

Zmapp, el suero experimental para tratar el Ébola

Zmapp es un tratamiento experimental que consiste en una combinación de tres anticuerpos monoclonales (como los utilizados en cáncer, en enfermedades autoinmunes y en alergias, entre otros) desarrollado para el tratamiento de personas infectadas, y no para prevenir la infección. Sin embargo, todavía tiene que demostrar que es seguro y efectivo, por lo que se necesita realizar un ensayo clínico aleatorizado y controlado, que compare los resultados de los pacientes con el tratamiento con los no tratados. Y esta parte todavía no se ha llevado a cabo, puesto que aún no ha superado la Fase I, la más preliminar de un ensayo clínico de estas características. El fabricante de este producto ha informado que no se puede comprar ni está disponible para uso general, y que las cantidades que estaban disponibles se han agotado.

Según información de los Centros de Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC), desde Alemania llegan también noticias esperanzadoras. Y es que se ha obtenido un suero con anticuerpos contra el Ébola de un paciente que ha superado la enfermedad, aunque esta persona también sufre hepatitis B y hay dudas sobre el riesgo que puede correr el receptor.

Otro fármaco en estudio, desarrollado en Canadá, parece que inhibe la acción de genes específicos del virus del Ébola y evita que se replique. Solo ha sido experimentado en monos, aunque con el 100% de eficacia.

Vacuna experimental contra el virus del Ébola

Los esfuerzos de la comunidad científica para lograr una vacuna que permita frenar la epidemia poco a poco van dando sus frutos, a tenor de las noticias sobre ensayos con vacunas que muestran resultados satisfactorios.

Un ejemplo es el artículo publicado en fechas recientes en la revista Science Translational Medicine, que describe cómo científicos estadounidenses han tratado con éxito el virus de Ébola en primates después de que manifestaran síntomas notables de esta enfermedad. Según los resultados, con el tratamiento en estudio denominado MB-003, el 43% de los primates infectados se recuperó tras recibirlo de 104 a 120 horas después de la infección, sin que los supervivientes mostraran efectos secundarios a su administración.

Por este motivo, y aunque son necesarios más estudios para establecer su efectividad y seguridad en humanos, el MB-003 parece ser otro buen candidato para la lucha contra la infección producida por el virus del Ébola.

Educar contra el Ébola

La mejor manera de prevenir la infección del virus del Ébola es con estrictas medidas de control que permitan detener el brote como se ha hecho con anterioridad. Según los CDC estadounidenses, para ello hay que realizar una búsqueda de los pacientes, un estricto aislamiento y cuidado, una detección de los contactos para poder frenar la transmisión del virus. Asimismo, hay que educar sobre prácticas seguras de manipulación de cadáveres incluso en los entierros y disponer de personal sanitario que siga de forma muy rigurosa el control de las infecciones en los centros de salud.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto