Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La ingravided afecta al cerebro y a la reproducción, afirman científicos españoles

Un experimento con ratas desveló cambios permanentes en los circuitos neuronales y en la conducta materna

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 14 septiembre de 2002
La ausencia de gravidez terrestre produce serios cambios en los circuitos neuronales y sistemas hormonales del cerebro, que incluso pervierten la conducta materna, según un experimento pionero de un grupo de científicos españoles que participaron en el proyecto de la NASA Neurolab.

Los resultados se basan en el estudio de once ratas, de sólo 14 días de edad, que permanecieron durante 16 en el espacio, explicaron ayer sus autores, Javier de Felipe y Luis Miguel García-Segura, ambos del Instituto Cajal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Los animales, junto a otras once ratas control en la Tierra, fueron sacrificados en dos turnos, el primero cuatro horas después de regresar a Tierra -para conocer el "efecto agudo del vuelo espacial"-, y el segundo al cabo de cuatro meses -y así poder averiguar si los trastornos en el cerebro son transitorios o permanentes-.

Tras el vuelo espacial se observaron en el cerebro de las ratas "cambios permanentes en la conectividad de las neuronas y, por tanto, el procesamiento de la información alterado", señaló De Felipe. "Desconocemos si estas alteraciones son patológicas o suponen una mejor adaptación del cerebro al espacio, pero esos trastornos pueden resultar perjudiciales al regresar al planeta", añadió.

También se detectaron importantes modificaciones en el funcionamiento del hipotálamo. El desequilibrio del sistema hormonal provoca no sólo cambios permanentes que impiden la readaptación a las condiciones normales de gravedad terrestre, sino que, "sorprendentemente", hizo que las ratas madre espaciales no prestaran atención a sus crías, muchas de las cuales murieron.

Este comportamiento "aberrante" fue atribuido a la segregación anormal de la hormona de la oxitocina, esencial para la producción de la leche materna, para el parto y para la relación entre madres e hijos.

Estos resultados, coincidieron en resaltar ambos científicos del CSIC, hacen replantearse la posibilidad de que los seres humanos puedan tener hijos en futuras colonias espaciales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones