Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El MARM informa al sector sobre la nueva normativa comunitaria de subproductos animales

Se pretende que sea una norma más clara y que establezca requisitos proporcionales a los riesgos reales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 18 septiembre de 2009
Los sectores relacionados con la aplicación de la norma sobre subproductos animales no destinados al consumo humano (SANDACH) asistieron esta semana a una reunión organizada por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM). El propósito del encuentro era informar sobre el nuevo reglamento comunitario aprobado el pasado 7 de septiembre por el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE).

El nuevo reglamento tiene como objetivos conseguir una norma más clara y fácil de aplicar, establecer requisitos proporcionales a los riesgos reales, así como aclarar la interacción de la normativa de subproductos animales con otros marcos legislativos.

Al encuentro acudieron representantes de los sectores ganaderos, organizaciones profesionales agrarias, detallistas de alimentación, producción y distribución de carne, pescado y productos pesqueros, industria láctea, sector del huevo, fabricantes de alimentos para animales de compañía, Seo-Birdlife, plantas de transformación, taxidermistas, así como representantes en la Secretaría de la Comisión Nacional SANDACH de los diversos departamentos de la Administración. Tras la exposición, el MARM invitó a los participantes a hacer llegar a la Secretaría de la Comisión Nacional SANDACH su postura ante la norma.

La nueva normativa, que aún no ha sido publicada en el Diario Oficial de la UE, aspira a conseguir mayor claridad y facilidad de aplicación, en especial en lo que se refiere a determinados productos que han alcanzado ya un grado concreto de transformación. También pretende establecer requisitos proporcionales a los riesgos reales para la salud pública o la sanidad animal derivados de los subproductos animales. Además, busca aclarar la interacción de la normativa de subproductos animales con otros marcos legislativos, como la normativa medioambiental o la de higiene alimentaria. Todo ello sin perder el mismo nivel de garantía para la salud pública y la sanidad animal, y en particular para la seguridad de la cadena alimentaria humana y animal, que garantiza el reglamento vigente en la actualidad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones