Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Corea del Norte precisa ayuda internacional para paliar el hambre que amenaza a miles de personas

Las cosechas han sido buenas, pero insuficientes para cubrir las necesidades básicas, según un informe de la FAO y el PAM

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 2 agosto de 2002
Corea del Norte necesita urgentemente ayuda internacional para corregir el déficit alimentario que amenaza a millones de personas. Según un informe conjunto de la Organización de ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PAM), las cosechas han sido buenas pero insuficientes para cubrir las necesidades básicas de la población del país asiático.

Los sectores más vulnerables -los niños, las mujeres y los ancianos- son los que más están sufriendo la escasez de alimentos, y precisan ayuda antes de las principales cosechas de septiembre y octubre para que no se tengan que enfrentar a una grave falta de alimentos en los próximos meses, advierten las agencias de Naciones Unidas.

Desde hace años, Corea del Norte sufre una escasez de alimentos debido a la falta de terrenos cultivables y por el empobrecimiento de los suelos, así como por la ausencia de infraestructuras, y se ha visto empeorada por los desastres naturales, las inundaciones y las sequías. No obstante, el informe apunta que gracias al incremento del rendimiento y también al relativo buen tiempo, la producción de trigo, centeno y patatas de invierno y primavera, alcanzó las 441.000 toneladas de cereales, lo que equivale a dos veces y medio el volumen de la producción del pasado año, y representa un 34% más que el promedio de los cuatro años anteriores, que fue de 328.000 toneladas.

La FAO y el PAM prevén que el total de la producción interna en el año comercial 2001/2002 (noviembre/octubre) sea de 3,66 millones de toneladas de cereales, lo que supone un 42% más que el volumen registrado en 2000/2001. Además, las raciones de comida que reparte el Sistema de Distribución Pública, dirigido por el Gobierno, entre 15 millones de consumidores no agrícolas han aumentado este año un 48%, y hay más alimentos disponibles en los mercados en la mayor parte del país.

Sin embargo, pese a estos buenos datos, la producción interna del país sigue estando muy por debajo de las necesidades mínimas de consumo, su capacidad para importar es muy reducida y las ayudas internacionales siguen llegando muy lentamente. Todo esto hace que Corea del Norte se enfrente a un déficit alimentario de 382.000 toneladas durante el período de julio a octubre, indica el informe.

Las agencias de la ONU también muestran su preocupación por las desigualdades en el acceso a los alimentos. En este sentido, señalan que la población urbana, los habitantes de las zonas con déficit de alimentos del norte y el nordeste, y algunos grupos vulnerables como niños, mujeres embarazadas, madres lactantes y ancianos son los que más dificultades tienen para conseguir comida. Además, la disminución de las contribuciones de ayuda alimentaria ha provocado un incremento de estas desigualdades, añaden.

El informe relata que en mayo el PAM no pudo distribuir ayudas de la temporada de carestía a las personas ancianas y tuvo que recortar las distribuciones a los alumnos de las escuelas secundarias y a los profesores en las escuelas de las seis provincias más inseguras desde el punto de vista alimentario. Esto hizo que más de un millón de personas, de los 6,4 millones de beneficiarios de la ayuda del PAM, se vieran afectadas.

El informe advierte que si la comunidad de donantes no emprende una acción inmediata para movilizar recursos adicionales, será inevitable una reducción posterior del programa de ayuda. Por ello, el PAM pide una partida adicional de 127,518 toneladas de alimentos para llevar a cabo su programa en lo que queda de año.

Por último, el informe incide sobre el hecho de que las bajas temperaturas y la insuficiente disponibilidad de agua pueden afectar a los principales cultivos de maíz y arroz, y subraya que el volumen de estas cosechas depende en buena parte de las lluvias de julio y agosto, la temporada principal de precipitaciones.

Etiquetas:

ayuda hambre paliar

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones