Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

El hambre y la mortalidad infantil siguen creciendo en Asia y África, advierte la OMS

La agencia de la ONU afirma que los Objetivos del Milenio no serán alcanzados en 2015 si se mantienen las tendencias actuales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 23 agosto de 2005
La Organización Mundial de la Salud (OMS)ha advertido de que la malnutrición y la tasa de mortalidad infantil siguen aumentando en las regiones más pobres de Asia y África, pese a los esfuerzos de la comunidad internacional por remediar estos problemas. De continuar esta situación, los Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados por la ONU no serán alcanzados en 2015.

"Aunque se han realizado progresos, hay muchos países -en particular los más desposeídos- que sufren un retraso en materia de salud", subraya en un informe el director general de la OMS, Lee Jong-Wook. El objetivo número uno fijado por la ONU, la reducción a la mitad del número de personas que pasan hambre, se encuentra lejos de ser alcanzado, debido a que los países pobres sufren problemas crónicos de abastecimiento de alimentos, indica el informe.

Entre 1990 y 2002, el número de personas que sufrieron desnutrición aumentó en 34 millones en el África subsahariana y 15 millones en el sur de Asia. La proporción de niños desnutridos entre menores de cinco años que viven en el sur, sudeste y este de Asia pasó de un 6% a un 9%, mientras que esta tasa varió muy poco en África y se sitúa en torno al 32%.

Más de la mitad de los niños del sur de Asia padecen malnutrición. "El crecimiento demográfico y una pobre productividad agrícola son las principales causas de la penuria alimentaria en estas regiones", señala el informe. "El hambre tiende a concentrarse en el ámbito rural donde viven los sin tierra o los granjeros, cuyas parcelas son muy pequeñas para satisfacer sus necesidades", añade el texto.

Por otra parte, tampoco se cumplen los objetivos previstos para hacer disminuir la mortalidad infantil. El índice aumentó considerablemente en el sur de Asia entre 1999 y 2003, pasando de 90 a 126 muertes por cada 1.000 nacimientos.

Ocho objetivos

En el año 2000, la ONU impulsó la adopción de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio. Con ello se trata de erradicar la extrema pobreza y el hambre, lograr la educación primaria universal, promover la igualdad de género, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, combatir el sida, la tuberculosis y el paludismo, entre otras enfermedades, asegurar el sostenimiento del medio ambiente y fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones