Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La ONU advierte de que crece la desigualdad entre países ricos y pobres

Un informe de este organismo revela que el desarrollo económico no soluciona la pobreza

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 26 agosto de 2005
A pesar del crecimiento sin precedentes y la mejora de las condiciones de vida que han experimentado muchos países del mundo, la brecha entre ricos y pobres ha aumentado en la última década. Así lo pone de manifiesto el informe de la ONU "La Situación Social Mundial de 2005", que fue presentado ayer.

Este trabajo se centra en el abismo que existe entre la economía formal y la informal, entre los trabajadores cualificados y los que no lo son, así como en el acceso a la salud, la educación y las oportunidades de participación. La conclusión es que el crecimiento de los ingresos no sólo no es suficiente para evitar el traspaso de la pobreza entre generaciones, sino que puede conducir a la acumulación de riqueza en unos pocos.

Como fruto de la globalización, las desigualdades se han mantenido tanto entre los países como dentro de las economías nacionales, lo que se observa en áreas como el empleo, la seguridad en el trabajo y los salarios, indica el informe. En muchos países, el desempleo sigue siendo muy alto y afecta con mayor intensidad a la población juvenil, por lo que un 47% del total de los 186 millones de desempleados en el mundo son jóvenes. También se sostiene que un cuarto de la población trabajadora no puede mantener a sus familias por obtener ingresos de un dólar al día.

Además, la gran mayoría de los trabajadores pobres pertenecen a la "economía sumergida", y las disparidades salariales entre los empleados capacitados y los que no lo son han aumentado.

La ONU presenta el caso de China y la India que, pese a experimentar un crecimiento económico, las diferencias entre los trabajadores son más elevadas. Éste no es un problema del mundo en desarrollo, sino también de los países industrializados, dado que las diferencias más pronunciadas entre los salarios se producen en EE.UU., Reino Unido y Canadá.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones