Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Tasmania destinará unos tres millones de euros a compensar a los aborígenes separados de sus familias entre 1910 y 1970

Un informe del Parlamento australiano definió estas políticas como de "genocidio y asimilación forzosa"

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 19 octubre de 2006
Entre 1910 y 1970, 100.000 niños y jóvenes aborígenes de Tasmania fueron separados a la fuerza de sus familias. Son las víctimas de la llamada "generación robada", que ahora serán compensadas por este estado australiano con unos tres millones de euros.

Todo comenzó con una promesa electoral del máximo mandatario de esta isla del sur de Australia, Paul Lennon, que se comprometió a hacer de Tasmania un ejemplo de la reconciliación con los aborígenes. Así, la propuesta para compensar a las víctimas directas y a sus descendientes ha sido ya presentada a la comunidad aborigen.

Lo ocurrido con la "generación robada", formada por más de 100.000 niños y jóvenes aborígenes arrancados de sus familias entre 1910 y 1970, fue investigado en 1997 por un comité parlamentario que publicó sus conclusiones en un informe titulado "Devolverlos a casa". El informe recomendaba al Gobierno australiano compensar económicamente a los afectados por las políticas de "genocidio y asimilación forzosa" que sufrieron los niños de la "generación robada" cuando fueron puestos bajo la tutela de órdenes religiosas y familias blancas con el pretexto de protegerlos y darles educación. Sin embargo, el primer ministro, John Howard, rechazó la posibilidad de compensaciones por considerarlo "imposible de llevar a la práctica".

La decisión del Gobierno de Tasmania, que presentará la nueva ley al Parlamento a finales de octubre, fue bien acogida por Michael Mansell, asesor legal del Centro Aborigen de Tasmania, que no obstante lamentó que el dinero no pueda compensar el sufrimiento de las víctimas. "Se les impidió crecer dentro de sus familias y estar cerca de su comunidad durante 10 o 20 años, ni el dinero ni el perdón puede devolverles lo que perdieron", aseguró.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones