Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Antes del embarazo

Tipos de contenidos: Bebé

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

El reparto de tareas en casa mejora la natalidad

Investigaciones recientes señalan una relación positiva entre la participación del hombre en las labores domésticas y el número de embarazos

Imagen: Zoe

¿Por qué las mujeres nórdicas están más dispuestas a formar una familia con su pareja que las españolas? Según investigaciones recientes, la mayor participación del hombre en las labores domésticas en estos países es uno de los factores que afecta a esta predisposición a vivir en pareja y tener descendencia. En este artículo se explica el descenso de la natalidad en España, cómo es el reparto de tareas en nuestro país y de qué manera influye la participación del hombre en el hogar en la natalidad.

Baja natalidad en España: causas

En España, cada vez hay menos niños. Según el Instituto Nacional de Estadística, el número de nacimientos se ha reducido casi en un 13% en los últimos cuatro años y la media de hijos de las mujeres españolas ha descendido hasta 1,28 niños. Pero las perspectivas no son halagüeñas. El informe 'Proyección de la Población a Corto Plazo' (2013-2023) estima que en diez años la cifra anual de nacimientos se rebajará un 25% más. Y a partir de 2017, las defunciones superarán a los neonatos.

El desigual reparto de tareas en casa entre hombres y mujeres reduce el número de embarazos, afirma una investigación

La crisis económica, así como los problemas de fertilidad por el acceso de las mujeres a la maternidad a una edad más tardía son algunas de las causas que explican este descenso de la natalidad. Pero no las únicas.

Otros factores sociales parecen afectar también al descenso de la población infantil. Uno de ellos está relacionado con el desigual reparto de tareas en el hogar entre hombres y mujeres.

La presencia de las mujeres en el mercado laboral es cada vez mayor. Sin embargo, este incremento en la actividad profesional femenina no tiene el mismo efecto sobre lo que ocurre después dentro de las paredes de la casa de la pareja. En este contexto la mujer es aún la que más trabaja, concluye el informe '¿Cómo es la vida?', de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Según este estudio, España es uno de los países europeos donde existe una mayor desigualdad en el reparto de tareas del hogar entre hombres y mujeres. Los datos del informe son claros. Las mujeres españolas dedican de media 29 horas semanales a las labores domésticas; los hombres, tan solo 13 horas, es decir, menos de la mitad de tiempo.

Italia, Japón e India son los únicos países del estudio que superan a España en este aspecto. Mientras, otros estados europeos, como Dinamarca, Suecia, Bélgica y Holanda, se sitúan en el lado opuesto y registran una mayor equidad de género cuando se trata de realizar las tareas de casa.

Hombres más participativos, más embarazos

Imagen: cscott2006

Un estudio de la Universidad de Oxford, publicado en la revista científica Journal of Population Economics, va más allá. Estos investigadores, tras realizar más de 13.500 entrevistas en 12 países -entre ellos España, donde participaron 1.781 hombres y mujeres-, concluyen que esta desigualdad en el reparto de tareas domésticas afecta al número de nacimientos y embarazos. "La carga de tareas domésticas que soporta la mujer en España -o en otros países- puede influir en que la tasa de natalidad sea tan baja", señala la economista Almudena Sevilla, conductora de esta investigación.

Los datos apuntan una relación positiva entre la participación del hombre en las labores domésticas y el índice de natalidad. Por una parte, las mujeres que viven en países en los que los hombres se implican más en las tareas del hogar "están más capacitadas para conciliar la maternidad con el trabajo", explica Sevilla. Por otra, en los países en los que los hombres se implican menos, las mujeres están "entre un 20% y un 50% menos dispuestas a formar una pareja" y, por tanto, a tener descendencia.

Igualdad de género y nacimientos

La equidad en el reparto de las tareas del hogar no es el único factor relacionado con la igualdad de género que puede influir en la tasa de natalidad. Los autores del estudio 'El déficit de natalidad en Europa. La singularidad del caso español' afirman que "compartir las tareas de cuidado de los hijos es aún más decisivo en la natalidad que las tareas domésticas".

Asimismo, el uso más igualitario de los permisos de paternidad afecta a los nacimientos posteriores de la pareja, "tal como se ha comprobado en algunos países como Suecia", señalan.

Esta investigación revela además otro interesante dato. La equidad en la pareja es más evidente en las que tienen un hijo, y disminuye en las que tienen dos o más.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto