Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Antes del embarazo

Tipos de contenidos: Bebé

Ningún niño sin comida
^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Adoptar un embrión para ser padres

La adopción de embriones congelados es una opción más económica que la fecundación in vitro, cuando existen problemas de fertilidad

Imagen: Nina Matthews

¿Qué hacer cuando se desea ser padre o madre y los problemas de fertilidad lo impiden? En estos casos, la adopción de embriones congelados puede resultar una alternativa a la fecundación in vitro, y además, más económica, aseguran los expertos. En este artículo se explican todos los detalles de este método y dan seis claves para convertirse en padres gracias a la adopción de embriones congelados de los tratamientos de reproducción.

Infertilidad: adoptar embriones congelados para ser padres

Los problemas de fertilidad afectan a entre el 15% y el 25% de las parejas en España. De hecho, según el registro de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), cada año se realizan más de 54.000 ciclos para tratar estos problemas de fertilidad.

Muchas de estas parejas recurren a la fecundación in vitro (FIV), una técnica que consiste en implantar el embrión ya fecundado en el útero. Para incrementar las posibilidades de éxito, en los ciclos de FIV se generan varios embriones (entre cuatro y ocho), y los que no son utilizados se congelan.

Javier Nadal, miembro de la SEF y autor de 'Donación de embriones' (Momento Médico, 2013), estima que en España hay cerca de 263.000 embriones congelados. Tan solo en Cataluña, la única comunidad en la que se registra de forma oficial este dato a través del Sistema de Información sobre Reproducción Asistida de Cataluña, existen unos 85.300 embriones criopreservados.

La adopción de embriones congelados es una alternativa más económica para ser padres que la reproducción asistida in vitro

La Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, establece que, además de emplearse para otro futuro tratamiento (alternativa que se elige en el 37% de los casos), los embriones congelados se pueden donar a investigación (10%), destruirse (6%) o cederse a otras parejas con problemas de fertilidad (8%). ¿Y qué ocurre con el 39% de los embriones restantes? En estos casos, según la ley, en el plazo de cuatro años quedan a disposición de los centros en los que se encuentren crioperservados, que podrán destinarlos, según su criterio, a cualquiera de los fines establecidos.

Al igual que los que se donan, estos embriones huérfanos tienen otra oportunidad para convertirse en bebés. De hecho, el Institut Marqués de Barcelona creó en 2004 el Programa de Adopción de Embriones, una iniciativa pionera a nivel internacional cuya finalidad "es ofrecer los embriones a otras parejas que deseen adoptarlos para lograr un embarazo", explica Marisa López-Teijón, responsable de este programa.

Adoptar un embrión, más barato que la in vitro

La adopción de embriones donados o huérfanos es una opción para personas con problemas de fertilidad, parejas homosexuales o mujeres solas que bien elijen, o bien no tienen posibilidad de tener hijos genéticamente propios.

Además, el coste de todo el proceso ronda los 3.000 euros, mientras que el de un tratamiento tradicional de fecundación in vitro puede oscilar entre 4.000 y 8.000 euros, en función del centro.

Otro de sus atractivos es que el procedimiento es más sencillo. Mientras que la mujer que se somete a una FIV debe pasar por un tratamiento farmacológico de estimulación ovárica y una punción para extraer los ovocitos, la adopción solo requiere de la preparación del útero para recibir a los embriones. El método consiste en aplicar unos parches en la piel y unos comprimidos vaginales. "En unos días, el útero está preparado y se procede a la transferencia", apunta López-Teijón.

Seis claves de la adopción de embriones

1. Los embriones adoptados provienen de las donaciones directas de otras parejas que se han sometido ya a tratamiento o del banco de embriones que queda a disposición de los centros.

2. La SEF estima que la probabilidad de gestación por ciclo con la recepción de embriones donados o adoptado es de entre 20-40%.

3. Tan solo se pueden donar los embriones generados por mujeres sanas, menores de 35 años, que ya han realizado con éxito un tratamiento de reproducción asistida.

4. Se procura transferir los embriones donados o huérfanos con mayor similitud fenotípica posible con la mujer receptora.

5. No existe un límite de tiempo de congelación de los embriones para ser donados. Existen casos de embriones transferidos tras 13 años de permanecer congelados.

6. La adopción de embriones no requiere ningún trámite oficial. En caso de donación, basta el consentimiento de la pareja que dona. Y en el caso de embriones huérfanos, tan solo es necesaria la aceptación por parte de los receptores del procedimiento que se iniciará.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto