Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Embarazo > Síntomas

Tipos de contenidos: Bebé

Escuela de alimentación
^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Falsos test de embarazo a la venta en Internet

Las falsas pruebas de embarazo proliferan en la Red, desde las diseñadas para gastar una broma hasta test auténticos, pero ya usados, que arrojaron un resultado positivo

Imagen: Bart Everson

Desde hace tiempo están a la venta en Internet dos tipos de falsos test de embarazo: por un lado, productos diseñados de forma específica para realizar bromas; y, por otro, pruebas auténticas pero ya utilizadas por mujeres gestantes, con sus consecuentes peligros. La tendencia comenzó en Estados Unidos, pero ya ha llegado a Europa. A continuación se explica cómo son estos falsos test de embarazo, la forma en que se ofrecen y algunos de sus posibles usos y consecuencias.

Test de embarazo falsos: siempre positivos

Muchas mujeres se enteran de que están embarazadas con test caseros. Estas pruebas tienen una muy alta efectividad (similar a la de un análisis de sangre, si se realiza después de la primera falta de la menstruación), son asequibles y de venta libre en farmacias.

Los precios de los tests de embarazo falsos varían entre los 15 y los 25 euros

Todos estos motivos parecen hacer confluido para impulsar una tendencia que lleva ya un tiempo en Estados Unidos y ha llegado hace poco a Europa a través de Reino Unido: la venta por Internet de test de embarazo falsos con resultado positivo, sin importar si la mujer se encuentra en realidad en estado o no.

Existen dos modelos bien diferenciados de este tipo de productos. Por un lado, se comercializan test de embarazo falsos diseñados de forma específica para realizar una broma. Y por otro, y esto es quizá lo más llamativo y peligroso, se venden pruebas verdaderas pero ya usadas por mujeres que, en efecto, estaban esperando un hijo.

Embarazos y bromas de dudoso gusto

Aunque este negocio es peligroso y de ética dudosa, algunas embarazadas han visto en la venta de test embarazo positivos una forma de ganar dinero

¿Por qué alguien querría comprar estos productos? Existen muchos y muy variados motivos. El más simple es hacer una broma.

En el portal web especializado en esta clase de artilugios, Prank Place (literalmente, lugar de bromas), se comercializa una prueba de embarazo falsa, cuyo envase muestra el dibujo de una mujer besando en la mejilla a un hombre cuya cara expresa desagrado. El texto de información sobre el producto es de gusto cuanto menos dudoso: "¡Señoras, ahora pueden saber si han encontrado al hombre indicado con esta broma hilarante! ¿Se quedará contigo si cree que las cosas se han complicado?". Su precio es de poco más de 7 euros.

Aunque el anuncio pretenda bromear, lo que dice es verdad: el simulacro permitiría conocer la reacción de una persona (mujer u hombre) al enterarse de su próxima paternidad, sea la noticia verdad o no. Y esto podría no ser nada divertido, por no hablar del aspecto moral de hacer algo así.

Pese a estos reparos, existe incluso un portal web que aporta distintas variantes para anunciar un falso embarazo, como una broma. Entre las opciones, se explica cómo adulterar test auténticos o el modo de emplear la orina de una mujer en estado.

¡Cuidado! Test de embarazo positivos a la venta

Imagen: Ⅿeagan

Cuando se trata de la venta de test auténticos que han sido utilizados por mujeres embarazadas, parece más difícil que el fin sea una broma. La venta de estos artículos se difundió a través del sitio Craigslist, donde los usuarios pueden comprar y vender productos de segunda mano. En general, los precios de estas pruebas usadas varían entre 15 y 25 euros.

En dicha web, una mujer de Dallas buscaba un test positivo para, en sus propias palabras, "vengarse de su pareja". Después de cinco años de convivencia y con dos hijos en común, buscaban un nuevo niño, cuando el hombre tuvo una aventura y fue esta quien quedó embarazada.

En otro anuncio del mismo portal web, otra mujer decía buscar un test usado para la realización de un vídeo informativo que tuviera como objetivo la prevención de los embarazos en adolescentes.

Las oferentes, por su parte, parecen ver esta situación como una simple oportunidad de negocio. "Estoy embarazada y ofrezco mi test positivo por 15 euros", escribe en Craigslist una mujer desde Nueva York. El caso es que algunas gestantes parecen ver en este mercado una forma de ganar algo de dinero. Y quizá no poco: según el periódico británico The Guardian, una persona en el Reino Unido vendió 29 tests de embarazo de resultado positivo durante solo un mes.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en