Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Carpintería

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

Usos de la cinta aislante

Su resistencia a la humedad, a la corrosión y a los altos voltajes hacen de la cinta aislante una gran aliada en trabajos eléctricos

Imagen: Anthony Teoh

Resistente a las temperaturas extremas, humedad, corrosión y abrasión, la cinta aislante es una gran aliada de las pequeñas reparaciones eléctricas, hasta que se dispone del tiempo o los materiales necesarios para llevar a cabo la reparación definitiva. Este y otro tipo de cintas, como la de carrocero, la vulcanizada o la americana, son muy útiles para reparar objetos y subsanar pequeñas fugas de agua, cubrir agujeros o unir superficies de distintos materiales.

Características y usos de la cinta aislante

La cinta aislante o aisladora es un tipo de cinta adhesiva que se utiliza sobre todo para aislar los empalmes, hilos o cables conductores de electricidad. Puede resistir temperaturas extremas, humedad, corrosión, abrasión y altos voltajes.

Esta cinta está fabricada con un PVC muy flexible y aislante, de poco espesor, y cuenta en una de sus caras con un adhesivo plástico.

A pesar de su uso en el ámbito eléctrico, la práctica habitual de retorcer los hilos conductores y recubrirlos con cinta aislante está prohibida en el Reglamento Electrónico de Baja Tensión (REBT). Estos empalmes deben realizarse con regletas. Para el resto de tareas, como reforzar, aislar y marcar cables, hay que asegurarse de que se utiliza una cinta que cumpla con los estándares internacionales IEC estándar y BS3924.

Cuatro tipos de cintas para bricolaje

En el mercado se pueden encontrar diversos tipos de cintas: aislantes vinílicas, para enmascarar, autosoldables, etc. Cada una de ellas está indicada para distintos usos y utilidades.

  • La cinta vulcanizada, también llamada termoretráctil por su capacidad de encogerse ante al calor, guarda grandes similitudes con la aislante. No en vano, este tipo de cinta es muy útil para impermeabilizar cables deteriorados, empalmes de cables, etc. Incluso los que se encuentran a la intemperie, en lugares húmedos o sumergidos en el agua. Esto es posible porque una vez aplicada, el calor la encoge y forma alrededor del cable una masa gomosa.

  • La cinta americana, o cinta plateada, está formada por tres capas: la superior es de polietileno, la central es una malla de fibras naturales o sintéticas de refuerzo y la inferior dispone del adhesivo. Aunque se corta con facilidad, es fuerte y resiste bien la tracción y la presión. Estas características hacen que sea una buena opción para unir o reparar tubos flexibles, fijar tuberías de forma provisional, cubrir agujeros o reforzar estructuras, ya sean de madera, plástico o metal, etc.

  • La cinta adhesiva, también conocida como celo, se fabrica con caucho sin tratar. Se utiliza sobre todo para uniones temporales de piezas de cartón o papel.

  • La cinta de carrocero o de enmascarar es un tipo de cinta adhesiva de papel, que se desprende con facilidad sin dejar restos de adhesivo ni dañar la superficie sobre la que se ha pegado. Se usa sobre todo en trabajos de pintura para cubrir y proteger las zonas que no se quieren pintar.

Etiquetas:

aislante, cinta


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en