Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Despilfarro de escuela de alimentacin
Λ

La begonia, una planta atractiva por sus flores y su follaje

Su aspecto abigarrado convierte a la begonia en una de las plantas preferidas para diseñadores y aficionados a los jardines

Imagen: ewan traveler

La begonia es una de las plantas más extendidas en todo el mundo. Existen 1.500 especies naturales, originarias de zonas tropicales y subtropicales de América, Asia y África, y los híbridos y variedades creados por el hombre alcanzan casi los 10.000. En este artículo se explica cómo la begonia es una planta que sabe adaptarse, su clasificación y los cuidados que necesita.

La begonia, una planta que sabe adaptarse

La begonia se destaca por sus flores, pero también por su follaje: sus hojas son, en general, ovales y carnosas, y algunas especies incluso poseen cierta suculencia en sus tallos y hojas, es decir, capacidad de guardar agua y humedad en esas partes. Más allá de las diferencias entre especies, la gran mayoría mide entre 30 y 40 centímetros de altura. Estas cualidades son las que le dan un carácter abigarrado a su aspecto, lo que las hace deseables para diseñadores de exteriores y aficionados a los jardines en general.

Esta familia de plantas -compuesta por unas 1.500 especies naturales- sabe adaptarse. Originarias de zonas tropicales y subtropicales de América, Asia y África, también se las puede hallar en montañas de hasta 4.000 metros de altitud. La mayoría son terrestres, aunque hay algunas especies epifíticas (es decir, que crecen encima de otras plantas), y perennes, salvo las que viven en zonas muy frías, que entran en período de dormancia (es decir, la fase durante la cual se suspenden el crecimiento y desarrollo de la actividad física) en invierno y "despiertan" en primavera. Además de las especies que se han destacado como "naturales", en los últimos dos siglos se ha experimentado tanto con este género que las estimaciones indican que en la actualidad existen cerca de 10.000 variedades e híbridos.

Clasificación de las begonias

Las especies de begonias se clasifican, según el tipo de raíz, en tres grandes grupos:

  • begonias de raíces fibrosas: la mayoría de las especies que conforman este grupo se cultivan en interior. Son capaces de aguantar el sol directo, pero no toleran las heladas. La especie más extendida de este grupo es la llamada begonia "semperflorens", la cual, como su nombre lo indica, es perenne.

  • begonias rizomatosas: su nombre indica que poseen un tallo subterráneo que crece de manera horizontal y emite tanto raíces como brotes hacia la superficie. Se aprecia mucho a las especies de este grupo por su follaje. La especie más difundida es la begonia "rex".

La begonia tiene flores unisexuales: algunas son masculinas y otras, femeninas

  • begonias tuberosas: son las que tienen tubérculos. Las de este tipo se caracterizan por el tamaño de sus flores, más grandes que las demás. La especie que mejor lo ejemplifica es la begonia "tuberhybrida".

Una curiosidad de la begonia es que, a diferencia de la mayoría de las plantas, sus flores son unisexuales. Es decir, algunas de sus flores son masculinas y otras, femeninas. Nacen todas en la misma inflorescencia, pero las femeninas un poco más tarde que las masculinas. Estas últimas contienen muchos estambres, mientras que las primeras cuentan con un ovario con 2 o 4 estigmas ramificados.

Cuidados para las begonias

La begonia necesita una tierra ligera y rica en humus. Lo más conveniente es una mezcla de turba, cortezas y arena (esta en menor proporción que las dos primeras). Este sustrato es el que le permite a su fina red de raíces extenderse como lo requiera: más hacia los lados, de manera horizontal, que en profundidad.

La temperatura idónea para su desarrollo es entre 18 y 26 ºC. Se debe procurar que la planta esté en un sitio con buena luz pero protegida por una sombra ligera, dado que, si el sol incide de modo directo sobre sus tejidos, lo más probable es que los queme. Conviene también resguardarla de corrientes de aire y propinarle agua con mucha frecuencia, aunque el terreno debe estar bien drenado y no siempre húmedo. La multiplicación se realiza con facilidad a través de esquejes.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto