Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Pintura y decoración

Tipos de contenidos: Bricolaje

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

Dónde utilizar cenefas como elemento decorativo

Esta técnica puede aplicarse casi sobre cualquier superficie y emplazamiento

Las cenefas son un elemento decorativo muy utilizado para romper con la seriedad y uniformidad que desprende una pared pintada de manera uniforme. Pintar o colocar una cenefa es mucho más sencillo de lo que pueda parecer, si bien su resultado tampoco puede compararse a otras técnicas decorativas tan elegantes y llamativas como el empleo el esponjado o el trapeado.

Estas franjas pueden colocarse sobre cualquier tipo de superficie. Sobre paredes con cenefa la opción más sencilla será colocar un tramo de cinta autoadhesiva. También podemos optar por pintar la cenefa ayudándonos de una plantilla o un tampón, pero, sobre todo si la cenefa es rugoso, el acabado puede no llegar a ser uniforme.

Sobre paredes pintadas lo mejor es emplear también una combinación de pintura que contraste con el color de fondo, aplicando el motivo decorativo a través de una plantilla o un tampón. Hemos de tener en cuenta que ambas pinturas han de ser compatibles entre sí, para conseguir que la segunda se fije sin problemas sobre la pintura de base.

Otra opción consiste en fijar una tabla de madera sobre la pared, pintándola de un color que contraste con ésta para que haga las funciones de cenefa. Si colocamos un trozo de madera que sobresalga nos podrá servir también de repisa o de barra para facilitar los desplazamientos de personas con dificultades.

Sobre superficies alicatadas de igual forma podemos emplear cualquiera de las soluciones anteriormente mencionadas, aunque lo más común sea elegir unos azulejos de un colorido diferente y fijar un tramo de estos a lo largo de toda la estancia húmeda a modo de cenefa. Otra posibilidad es alicatar toda la estancia y pintar algunos azulejos de otro color.

Ubicación más idónea

Respecto a la altura más idónea para ubicar las cenefas, la más utilizada es a un tercio de la altura de la pared, bien comenzando por el techo o por el suelo, para romper la monotonía decorativa que establece el color uniforme.

Otras opciones pasan por escoger una zona cercana al techo o el suelo de la estancia. De esta forma, la cenefa servirá de elemento de transición entre las diferentes superficies de la habitación y su variado colorido, por lo que es recomendable pintar la franja de un color intermedio entre los existentes en las superficies que se vayan a diferenciar.

Si no puede decidirse, también puede optar por las tres mencionadas ubicaciones, tal y como puede apreciarse en la fotografía.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en