Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

Las cuentas corrientes se encarecen, ¿cómo elegir la más adecuada?

El mantenimiento de una cuenta abierta en estos momentos cuesta un 4,4% más que en 2008 pero, con muchos bancos agobiados por la crisis, es un buen momento para negociar

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Fecha de publicación: 19 de enero de 2010
Imagen: carl dwyer

Es típico de enero: suben los precios y, con la crisis, también la banca se ha sumado al incremento de tarifas. A cierre de 2009, de media, las comisiones que cobraban las entidades financieras por sus servicios básicos habían subido un 6,5%. Entre los productos que más se han encarecido, figuran las denominadas cuentas a la vista, el instrumento que más crece en ahorro. En los últimos 12 meses, sólo la comisión de mantenimiento de una cuenta se ha incrementado un 4,4%. Las entidades se escudan en la crisis y en la caída de negocio para justificar este aumento de tarifas. Sin embargo, en este contexto, los bancos están más dispuestos a negociar para no perder clientes. Es momento de comparar ofertas. Si un usuario no está conforme con la subida aplicada, lo primero que debe hacer es negociar el mantenimiento de sus comisiones anteriores o, incluso, pedir la exención de las mismas si es un cliente vinculado.

Comisiones en cuentas

Son uno de los productos bancarios más admirados. Según los últimos datos del Banco de España, a cierre del tercer trimestre de 2009, el 43% del ahorro de las familias españolas, unos 299.209 millones de euros, permanecía depositado en las denominadas cuentas a la vista a pesar de que no ofrecen remuneración. De media, hasta noviembre, las entidades rentabilizaban el ahorro depositado en estos productos a un interés del 0,40%, si bien muchos bancos y cajas apenas optan por el 0,1%. La principal virtud de estas cuentas es que son la puerta de entrada a una entidad financiera, el vehículo que permite mantener una relación con un banco, domiciliar la nómina y los recibos, realizar operaciones básicas como transferencias y disfrutar de una tarjeta de crédito o débito. Además, para poder suscribir otro producto bancario, es habitual que las entidades exijan tener una cuenta a la vista abierta.

Bancos y cajas de ahorros explican que los múltiples servicios a los que permite acceder una cuenta a la vista justifican el cobro de comisiones de mantenimiento de las mismas. A cierre de 2009, cobraban de media 42,14 euros anuales por mantener una cuenta a la vista abierta. Ello supone un 4,4% más que a finales de 2008.

En 2009, ante el agravamiento de la crisis financiera, los bancos volvieron a apostar por elevar las tarifas de sus servicios

Aunque en 2005 y 2006 se inició una fuerte guerra por bajar comisiones para atraer a nuevos clientes (Santander lanzó su servicio Comisiones Cero, BBVA sus Cuentas Claras, Banesto su Tarifa Plana en Comisiones), en 2009, ante el agravamiento de la crisis financiera, los bancos volvieron a apostar por elevar las tarifas de sus servicios. Las comisiones se encuentran ahora en máximos históricos. Desde bancos y cajas afirman que es la reacción lógica a la caída de negocio y que es habitual en épocas de crisis, para tratar de contrarrestar la disminución de márgenes debido a los bajos tipos de interés y al mayor coste que deben pagar por conseguir financiación en los mercados de capitales. Sin embargo, pese a que puede tratarse de un argumento razonable, también es cierto que los bancos necesitan más a sus clientes y están más dispuestos a negociar con tal de no perderlos.

Más caras

El Banco de España exige a todas las entidades registrar en su web y publicar en los tablones de anuncios de sus sucursales las tarifas máximas que pueden aplicar por cada uno de los servicios que prestan. En el capítulo de cuentas a la vista, el incremento ha sido notable en las grandes entidades financieras españolas: Santander establece una tarifa máxima de 46,88 euros anuales por mantener una cuenta a la vista, Bankinter aplica un cobro máximo de 45 euros anuales, Banesto exige 60 euros anuales, Caja Madrid baja hasta 36,06 euros, La Caixa cobra 30 euros y BBVA, 30,05 euros.

Desde las entidades admiten que es el cobro de tarifas máximo que pueden aplicar aunque, en realidad, los buenos clientes pagan comisiones más bajas y, en algunos casos, ni siquiera eso. Sin embargo, son muchos los usuarios que, por no realizar movimientos en las cuentas o por mantener un saldo bajo, tienen que soportarlas. Para todos ellos, es un producto caro ya que, en su mayoría, las comisiones superan con creces los intereses de estas cuentas: por mantener 1.000 euros en una cuenta a la vista tipo, un banco puede dar un interés anual de 1 euro (un 0,1%), mientras que puede cobrar 42 euros anuales por mantenerla abierta.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en