Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Haces compras por la Red?
Λ

Superar el límite de la tarjeta de crédito

La crisis ha elevado las comisiones que cobran las entidades cuando los clientes registran descubiertos

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Última actualización: 29 de agosto de 2011
Imagen: sanja gjenero

Las tarjetas de crédito se han convertido en el peor enemigo de los ahorradores españoles para afrontar la crisis. En muchas ocasiones, y más aún en vacaciones, la comodidad que supone disponer de ellas en cualquier momento para pagar hace olvidar algunos de los preceptos básicos del funcionamiento de estos plásticos: el dinero que se gasta con una tarjeta a crédito es un préstamo que el cliente deberá devolver, tarde o temprano. Y con sus correspondientes intereses. Además, todas las tarjetas tienen unos límites de créditos, otorgados por las entidades en función de determinadas características de solvencia de sus titulares. Si se exceden, habrá que pagar las consecuencias. Es lo que se conoce como sufrir un descubierto con una tarjeta de crédito. Cuando sucede hay que pagar a la entidad, como mínimo, una comisión de 30 euros, a lo que habrá que sumar la cantidad que quedó en números rojos, más un interés medio que ronda el 20%.

Deudas de plástico

Tener una tarjeta de crédito permite afrontar gastos inesperados y todo tipo de compras. En los últimos años, se ha incrementado de modo notable su número. Según datos del Banco de España, las tarjetas en circulación (de débito y crédito) alcanzan 99,6 millones, una media de 2,6 tarjetas por cada ciudadano con más de 16 años. El Barómetro de las Tarjetas de Mastercard del año 2009 establece que la modalidad de pago aplazado, que obliga a abonar intereses al banco y que todavía se utiliza muy poco en nuestro país, registró el mayor aumento. Creció un 4% respecto a 2008 y, ahora, un 16,4% de las tarjetas emitidas son de esta modalidad.

En muchos casos, las propias entidades han promovido tal furor y han regalado tarjetas sólo por abrir una cuenta corriente o, incluso, han obligado a suscribirlas al firmar un préstamo hipotecario. Sin embargo, en tiempos difíciles, estos plásticos se vuelven en contra de los ahorradores que no las utilizan con precaución y con espíritu previsor.

La esencia de estas tarjetas es que su titular puede disponer de una línea de crédito (un préstamo) hasta el límite concedido por el banco, que antes habrá realizado un estudio de su capacidad financiera. En general, los límites oscilan entre 3.000 y 6.000 euros, aunque en ocasiones pueden alcanzar cantidades superiores a 10.000 euros.

Como mínimo, las entidades cobran 30 euros cuando perciben un descubierto en la tarjeta

Cuando un usuario recurre al crédito de su tarjeta, debe saber que al final del plazo elegido (mensual o aplazado) deberá devolver la cantidad prestada. Si se escoge la modalidad de pago aplazado, tendrá también que abonar un interés que hoy en día se sitúa en torno al 20%. Con las tarjetas es fácil que la deuda se acumule, sobre todo si el interés es alto. Una de las bazas de las entidades es que expiden las tarjetas de crédito en la modalidad de pago aplazado, por lo que si el usuario no modifica esta consigna, bien por desconocimiento o por su propio beneficio -opta por financiar sus compras a plazos con la tarjeta-, deberá pagar los citados intereses, lo que puede derivar en situaciones difíciles y en los denominados descubiertos.

Un error que se paga muy caro

Utilizar el crédito de una tarjeta cuando la situación de solvencia familiar es complicada no es adecuado, pero el desastre puede ser peor cuando se sobrepasa el límite concedido por el banco y se gasta más de lo permitido. En este caso, el usuario deberá hacer frente a las consecuencias de sufrir un descubierto con su tarjeta. Las comisiones que aplican las entidades por este concepto son altas. En principio, todas cobran un importe fijo de 30 euros cada vez que el usuario excede el límite de su tarjeta. Es la denominada comisión por sobre-excedido de límite en tarjeta de crédito.

Hay que saber cuáles son las fechas de liquidación de la tarjeta y las de ingreso de nóminas para evitar que se reclamen impagos

La principal causa de un descubierto es la falta de control del gasto. Si un usuario dispone de un límite de 3.000 euros y lo supera, por no haber hecho un cálculo correcto de las compras ya efectuadas, entrará en esta situación.

Además, las entidades cobran otra comisión por reclamación de recibos impagados de tarjetas de crédito. Para compensar los gastos de gestión por solicitar la regularización de la deuda, solicitan una media de 30 euros. También en este caso el principal motivo por el que un usuario entra en mora es la falta de previsión. Hay que tener en cuenta cuáles son las fechas de liquidación de la tarjeta y las fechas de ingreso de nóminas o ingresos mensuales. Si la entidad liquida el crédito y los intereses el día 28 de cada mes, pero el salario no se cobra hasta el 30, el titular recibirá una reclamación de su entidad por los recibos impagados por la línea de crédito de su tarjeta.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Tarjetas más caras »

RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto