Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

^

La subida de las facturas domésticas: controlar el gasto

Las subidas de gas y luz, junto al alza del Euribor, encarecen las facturas domésticas en abril

Imagen: Josean Prado

El mes de abril ha traído nuevas subidas en los precios de servicios básicos. A partir de esta fecha, se han encarecido las facturas domesticas del gas y butano. A ello hay que sumar que el índice de referencia europeo, el Euribor, ha empezado el año con constantes subidas -se ha situado en la cota más alta desde hace algo más de dos años-, y una tasa de inflación posicionada en el 3,6%. Por lo que se refiere a la factura de la luz, los usuarios de la Tarifa de Último Recurso no se verán afectados con nuevas alzas en sus precios, aunque los consumidores de electricidad en el mercado libre sufrirán encarecimientos por encima del 3%.

Suben el gas y la luz

Los bolsillos de los españoles se resienten de nuevo en abril por las subidas de algunos servicios principales, como el gas, el butano y la luz. Una de las tarifas que más penalizará a los hogares será la cuota correspondiente al gas, ya que la TUR 1 (consumo de agua caliente y cocina) subirá un 3,3% -0,57 euros-, mientras que la TUR 2, que incluye también la calefacción, aumentará hasta el 4,3%.

El precio de la bombona de butano se encarece un 6%, de modo que los usuarios que consuman este tipo de energía tendrán que abonar 68 céntimos de media más que hasta ahora. Por lo que respecta al consumo de luz el gobierno ha decidido congelar su recibo en la revisión trimestral de abril, por lo que los usuarios de la Tarifa de Último Recurso -a la que están acogidos cerca de 20 millones de clientes- no se han visto afectados. Sí lo habrán notado los consumidores de electricidad en el mercado libre, con encarecimientos superiores al 3%.

La tarifa que incluye agua caliente, cocina y calefacción aumenta su precio un 4,3%

Consejos para ahorrar

Para intentar que las facturas se mantengan en límites "racionales", se puede seguir una serie de pautas que redunden en el ahorro de gas y luz:

  • Contratar la potencia y tarifa más ajustada a las necesidades reales.
  • Usar la luz artificial solo cuando de verdad se necesite. No dejar luces encendidas en habitaciones en las que no haya nadie.
  • Sustituir las bombillas convencionales por halógenas de bajo voltaje o lámparas fluorescentes compactas. Proporcionan el mismo nivel de iluminación, duran ocho veces más y ahorran hasta un 80% de energía.
  • Comprobar el consumo de los electrodomésticos en su etiqueta energética. Los niveles A y B son los más eficientes.
  • Reducir las fugas de calor, y proteger la casa contra el frío mediante aislamiento con doble acristalamiento y burletes. Se puede ahorrar entre un 20% y un 40% en calefacción.
  • Procurar que la temperatura de la calefacción se mantenga alrededor de 20 grados, el nivel idóneo para una vivienda. Cada grado adicional supone un 5% más de consumo de energía.
  • Ajustar el termostato del frigorífico según la temperatura ambiente. Los alimentos necesitan entre 3 y 5 grados; cada grado que baje de esta temperatura supone aumentar el 5% en gasto eléctrico.

Más euros destinados a la hipoteca

No solo los demandantes de energía han tenido que afrontar nuevas subidas al inicio del nuevo trimestre. También se han visto afectados quienes tengan (o vayan a contratar) un crédito hipotecario. Así se desprende de la nueva subida del Euribor, tipo de interés de referencia en la mayoría de las hipotecas constituidas en España.

Cerró marzo en el 1,9%, un repunte de 0,71 puntos básicos respecto al nivel de hace un año (1,2%), y alcanza la cota más alta desde febrero de 2009, cuando se situó en el 2,1%. Este alza implica que se eleven de nuevo las cuotas anuales por la suscripción de una hipoteca media, que a partir de ahora será entre 500 y 700 euros más cara, en función del producto, plazo de amortización y características de la misma.

Bolsa más cara

El mes de abril también genera otros efectos sobre los bolsillos de los consumidores. Los pequeños y medianos ahorradores ven cómo la inversión en la renta variable española es casi un 9% más cara que hace tres meses. La compra de acciones supone un mayor desembolso económico, aunque son muchas ya las empresas que cotizan por encima de los dígitos al alza con respecto a finales del pasado ejercicio. Con magnitudes más modestas han crecido en este período las acciones que cotizan en los mercados internacionales, ya que el "Dow Jones" tiene una variación anual del 6,90%, mientras que en Europa el índice alemán "Dax" se ha revalorizado el 3,84%, el "CAC-40" de París un 6,57% y el "FTSE-100" londinense un escaso 1,86%.

En la práctica significa que los usuarios bursátiles ahora tienen que aportar mayor capital para adquirir nuevas acciones. Serán entre un 1% y un 7% más caras en función de si la operación se lleva a la práctica en uno u otro mercado. Aun así, no faltan los analistas bursátiles que opinan que a pesar de estas revalorizaciones, se pueden encontrar precios atractivos y con importantes posibilidades de seguir con una tendencia alcista en los mercados durante los próximos meses.

Depósitos más atractivos

Al contrario de lo que sucede en la renta variable, a partir del segundo trimestre lo españoles se encuentran con una mejor remuneración en los depósitos, sobre todo tras la oferta que ha desarrollado el Banco Santander. Brinda a sus clientes un nuevo producto de ahorro estructurado que paga un 4,5% TAE sobre el 90% del capital ingresado -a partir de 50.000 euros- a 12 meses como plazo de permanencia, mientras que el 10% restante permanece hasta tres años en un fondo, y se remunera según la rentabilidad obtenida por las acciones de tres de los principales valores que cotizan en el "Ibex-35" como son Inditex, Telefónica y BBVA. No obstante, esta campaña se dirige en exclusiva a los usuarios de banca personal y privada, aunque puede ser el inicio de una nueva "guerra de depósitos" para captar el dinero de los clientes.

En el inicio del segundo trimestre se observa una mejor remuneración en los depósitos

Hoy, un depósito tradicional a un plazo medio de 12 meses proporciona una rentabilidad que oscila entre el 1,7% y 3,5%, aunque no se descarta que como consecuencia de la oferta que ha lanzado la entidad que preside Emilio Botín, se pueda subir los tipos de interés. Por lo pronto, varias entidades han elevado ya su rentabilidad, como en el caso de "la Caixa" que ofrece uno creciente a tres años, con una remuneración del 3,7% TAE. Otra alternativa la genera la Caja de Ahorros de la Inmaculada que brinda más del 4%, aunque solo para un 70% de capital depositado. Banco Sabadell es otra de las entidades que se han apuntado a esta estrategia comercial y su depósito "Pole Position", a 12 meses, permite la obtención de un 4% de rentabilidad si se referencia a la renta variable española por medio de las acciones de Telefónica.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto