Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Trabajo

Tipos de contenidos: Economía

Aperitivos para llevar al campo o la playa
Λ

Cuándo se pueden cobrar dos pensiones de jubilación

Es posible percibir varias prestaciones a la vez siempre que pertenezcan a distintos regímenes

  • Autor: Por ELENA V. IZQUIERDO
  • Fecha de publicación: 15 de febrero de 2010

Pensión de viudedad

Cuando una persona pierde a su cónyuge, si el fallecido cobraba más de una pensión de jubilación, tendrá derecho a percibirlas en el porcentaje correspondiente. El beneficiario de la pensión de viudedad puede cobrar a la vez otras rentas de trabajo porque en ningún caso son incompatibles. También puede recibir la pensión de jubilación o la incapacidad permanente a la que tuviera derecho.

Si se cumplen ciertos requisitos, es posible cobrar pensión de viudedad aunque se contraiga de nuevo matrimonio

Si la persona que ha enviudado contrae de nuevo matrimonio o constituye una pareja de hecho, en determinadas situaciones, la prestación por el cónyuge fallecido se mantiene, aunque es necesario cumplir determinados requisitos:

  • El beneficiario ha de ser mayor de 61 años o menor, pero con una pensión de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez reconocida, o una discapacidad acreditada en grado superior al 65%.
  • La prestación de viudedad debe constituir la principal o única fuente de ingresos del pensionista. Esto sucede cuando el importe de la misma representa, como mínimo, el 75% del total de ingresos del beneficiario en cómputo anual.
  • El matrimonio debe tener unos ingresos anuales, de cualquier naturaleza, incluida la pensión de viudedad, que no superen dos veces el importe del salario mínimo interprofesional vigente en cada momento.

Si la pareja reciente fallece y el superviviente tiene derecho a una nueva pensión de viudedad, deberá elegir entre una u otra porque percibir ambas es incompatible.

Pensión de orfandad

Esta prestación es compatible con cualquier renta de trabajo del cónyuge del fallecido o del huérfano, y también con la cobrada por viudedad. No obstante, hay que tener en cuenta determinados aspectos que limitan el cobro de la pensión:

  • Cuando el huérfano realice un trabajo por cuenta ajena o propia y obtenga una renta superior al salario mínimo interprofesional, el derecho a recibir la pensión puede suspenderse. Ahora bien, si el beneficiario es menor de 18 años o tiene reducida su capacidad de trabajo por una incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, la pensión se abonará sin tener en cuenta la cuantía de los ingresos que obtenga derivados de su trabajo. En este caso, el cobro de la pensión y el trabajo serían compatibles.

  • La pensión de orfandad que perciba el beneficiario incapacitado que hubiera contraído matrimonio será incompatible con la pensión de viudedad a la que con posterioridad pudiera tener derecho. En ese caso, debería optar por una u otra.

  • Hasta este año, la Seguridad Social establecía que los huérfanos que tuvieran reducida su capacidad de trabajo por incapacidad permanente absoluta o gran invalidez y percibieran otra pensión de la Seguridad Social, "en razón de la misma incapacidad", deberían optar por una de ellas. Una novedad recogida en los Presupuestos Generales del Estado de 2010 es que las pensiones de orfandad que reciben las personas que padecen una discapacidad severa serán compatibles con las rentas que genere el pensionista por una actividad laboral, como las de jubilación o incapacidad permanente.

    El apartado 3 del artículo 179 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social pasa a tener una nueva redacción y establece que cuando se haya declarado al huérfano incapacitado para el trabajo antes de cumplir 18 años, la pensión de orfandad que percibía "será compatible con la de incapacidad permanente que pudiera causar, después de los 18 años, como consecuencia de unas lesiones distintas a las que dieron lugar a la pensión de orfandad, o en su caso, con la pensión de jubilación que pudiera causar en virtud del trabajo que realice por cuenta propia o ajena".

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto