Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Adopción

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

Adoptar un perro sordo: claves para hacerlo bien

Adoptar un perro sordo y desarrollar con él un lenguaje único para comunicarse mejora la experiencia de la acogida

Imagen: Eva San Martín

Adoptar un perro sordo supone dar una oportunidad a un animal con menos posibilidades que otros de encontrar un hogar. Para que la acogida se convierta en una experiencia gratificante, tener paciencia y cargarse de comprensión son dos claves necesarias. Otros consejos que ayudarán tras la adopción de un perro sordo son: aprender a comunicarse con él, no gritarle, utilizar la correa para salir de paseo y la luz para captar su atención.

Cómo comunicarse con un perro sordo

Para aprender a comunicarse con una mascota sorda, es preciso tener paciencia. El lenguaje especial que se cree con el perro será la base de la relación con él. Esto significa que cuanto mayores dosis de cariño se empleen para crear esta comunicación, más fuerte y cercana será la relación con el can.

Para comunicarse con un perro que no oye, es necesario crear un lenguaje especial

Un perro que no oye no será capaz de aprender comandos a través de las palabras. No obstante, se puede enseñar al can adoptado con ayuda de signos y gestos. Los perros observan con detenimiento a sus dueños y, con el tiempo, aprenden a interpretar ciertas conductas de estos, incluso, sin que seamos conscientes de ello.

En cualquier caso, reforzar con premios, caricias y juegos las conductas positivas de nuestro can sordo adoptado es una de las claves para crear un lenguaje de comunicación único y especial entre el dueño y el perro.

Adoptar un can implica ampliar la familia con un nuevo miembro, que puede estar con ella hasta 20 años. Esto quiere decir que la decisión de acoger una mascota, sorda o no, implica tomar la decisión con calma.

No gritar al perro

Tratar de captar la atención del perro que no oye puede resultar la parte más complicada para alguien que intenta establecer una conexión con su mascota sorda. El hecho de que el perro no oiga, hace imposible usar la voz para comunicarse con él. Mucho menos los gritos: además de crueles, son inútiles.

La relación con un perro que no oye debe basarse en el sentido del tacto: las caricias abundantes y las indicaciones a través de las manos servirán al perro para establecer una comunicación saludable y de calidad con el dueño.

Utilizar la correa para salir con el perro de paseo

Mantener la proximidad con la mascota que no oye es una de las claves para ayudar a que se sienta confiada. La cercanía entre el dueño y el perro sordo es relevante, de forma especial, durante los paseos al aire libre. Esto explica que las necesarias caminatas por el parque o por la montaña deban realizarse siempre con correa.

Recuerde además que, en el caso de un perro sordo, las posibilidades de que se despiste se multiplican. Soltar al can en recintos cerrados, sin riesgo de fuga, es una forma de evitar sustos y accidentes indeseados.

Luz para captar la atención del perro

Algunos adiestradores caninos utilizan la luz como modo de captar la atención de los perros sordos, con el fin de lograr que aprendan algunos comandos de obediencia. Los dispositivos de luces láser pueden ser una herramienta útil para comunicarse con el perro sordo de forma puntual, siempre que se acompañen de gestos amables y las caricias que nuestro perro adoptado se merece.

La luz es una forma de avisar a nuestro amigo, entre otras cosas, de que es la hora de volver a casa. No obstante, conviene usar estos artilugios con cuidado y paciencia, en especial, si el perro adoptado sordo es un animal adulto. Hay que intentar no asustar al perro.

El oído canino: qué hace especial al perro sordo

El oído de un perro sin problemas auditivos en capaz de percibir sonidos de hasta 60.000 hercios, frente a los 20.000 hercios que alcanza el ser humano. Los canes sin limitaciones para oír son capaces de distinguir un mayor rango de sonidos graves que los humanos.

No obstante, el perro adoptado que no oye no tiene esta capacidad. Esto explica que sea necesario crear un lenguaje especial para comunicarse con nuestro amigo.

Consejos para disfrutar con el perro sordo

  • Tener paciencia y cargarse de comprensión son dos claves necesarias al adoptar un perro sordo.

  • Es necesario crear un lenguaje especial para comunicarse con el can que no oye.

  • Captar la atención del perro puede resultar la parte más complicada para alguien que intenta establecer una conexión con su mascota sorda.

  • Cuanto mayores sean las dosis de cariño al comunicarse con la mascota adoptada, más fuerte y cercana será la relación con ella.

  • Trate de enseñar a su mascota adoptada con ayuda de signos y gestos.

  • Reforzar con premios, caricias y juegos las conductas positivas del can es una de las claves para crear un lenguaje de comunicación único y especial entre el dueño y su mascota.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en