Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Alimentación

Tipos de contenidos: Mascotas

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^
Tu canal de Mascotas

El cuenco de la comida del perro: cómo elegir el material adecuado

Los comederos para perros pueden ser de plástico, de cerámica o fabricados en acero inoxidable, pero no todos los materiales son adecuados

Imagen: Sarah_Ackerman

Los comederos para perros se fabrican con distintos materiales y no todos son igual de saludables para el animal. Los comederos de plástico son sencillos de lavar, pero pueden dar alergia; los comederos de cerámica son porosos y no siempre se limpian con facilidad; los cuencos de acero inoxidable son una opción limpia y resistente a la corrosión. Otras claves para adquirir el comedero adecuado son: acertar con la altura del bol y tener en cuenta la forma de comer del perro.

La primera duda que puede surgir cuando nos disponemos a adquirir un comedero para el perro es decidir entre los distintos tipos de materiales. No es lo mismo optar por un cuenco de plástico, que por uno de cerámica o acero inoxidable. Cada comedero para perros tiene sus particularidades.

Comederos de plástico: sencillos de lavar, pero pueden dar alergia

Los comederos de plástico son sencillos de lavar, pero debe considerarse que ciertos perros, como ocurre con las personas, pueden ser alérgicos a algunos componentes de este material. Esto implica que sea recomendable consultar con el veterinario si se detectan rojeces en el hocico del perro y en otras zonas de la cara.

Otra cuestión clave que se debe tener en cuenta, si se piensa en comprar un cuenco de plástico para el perro, es asegurarse de que el material es de buena calidad. Ciertos comederos de plástico pueden contener sustancias tóxicas. Por ello, es conveniente consultar con el veterinario cuál es el más adecuado en cada caso.

Comederos de cerámica para el can: asegúrese de que se limpian bien

Los cuencos de cerámica no se limpian con facilidad, al ser un componente poroso

Los colores y la diversidad de diseños pueden ser determinantes para que algunos dueños se decanten por un bol de comida fabricado en cerámica. Sin embargo, conviene tener en cuenta algunas precauciones antes de seleccionar un comedero de este material.

La cerámica es un componente poroso que no se limpia con facilidad. No obstante, es posible elegir un comedero con un recubrimiento lacado (vigile que no sea tóxico), que permita eliminar los restos de comida con mayor sencillez. En el mercado hay una gran variedad de cuencos fabricados con cerámica.

Cuencos de acero inoxidable: una opción limpia y resistente a la corrosión

Una opción habitual al elegir un comedero para el perro es optar por un cuenco de acero inoxidable. Este material está compuesto por una mezcla de metales muy resistentes a la corrosión, por lo que, si es de buena calidad, no es frecuente que libere sustancias tóxicas al alimento del perro. Esta alta resistencia explica también que los cuencos de acero inoxidable para el perro se limpien con facilidad.

Elegir un cuenco de acero inoxidable no tiene por qué ser una alternativa aburrida. El mercado del mundo del perro ha multiplicado en los últimos años las posibilidades: los hay recubiertos de un material cerámico y con múltiples dibujos, grabados y colores.

La personalidad del perro también influye para optar por el cuenco correcto

Para seleccionar el comedero, puede ser esencial tener en cuenta la personalidad del animal

No todos los perros son iguales. Por ello, la altura del cuenco es una de las claves para acertar con el comedero. También se debería atender a la personalidad del animal, un aspecto que puede ser esencial para acertar. No comen de la misma forma un perro glotón, que a menudo introduce la cabeza en el interior del cuenco, que un delicado Bichón Maltés.

Al seleccionar un cuenco para un perro comilón, que ingiere el alimento de forma desordenada, es adecuado elegir un recipiente con un borde elevado, que proteja la zona de las habituales salpicaduras de comida que puede provocar el animal. Un comedero que disponga del borde inferior recubierto de goma puede evitar que el mismo se desplace ante las acometidas del perro hambriento.

Consejos

  • Cada comedero tiene sus particularidades. No es lo mismo optar por un cuenco de plástico, que por otro de cerámica o acero inoxidable.

  • Si se decide por un cuenco de plástico para el perro, asegúrese de que el material es de buena calidad. No es extraño que ciertos comederos puedan contener sustancias tóxicas.

  • Elegir un comedero de cerámica para nuestro perro puede resultar una opción atractiva, aunque este es un componente poroso que no se limpia con facilidad. También puede romperse.

  • Una opción habitual al elegir un comedero para el perro es optar por un cuenco de acero inoxidable: es muy resistente a la corrosión.

  • Al seleccionar un comedero para un perro que ingiere el alimento de forma desordenada, es adecuado elegir un recipiente con un borde elevado, que evite las salpicaduras.

Etiquetas:

alimentación, perros


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto